Gasolinera en Cuba Foto © CiberCuba

Masivos robos de combustible desangran economía cubana, según investigación oficial

Esta noticia es de hace 8 meses

La corrupción y los actos delictivos relacionados con el robo de combustible proliferan en Cuba en años recientes y desangran la economía del país, reconoce una investigación de la prensa oficial.

Un extenso artículo del sitio Cubadebate reunió datos y entrevistas a personas vinculadas a las investigaciones realizadas para tomar sus impresiones, sobre un tema que en reiteradas oportunidades ha reconocido el Gobierno de la isla, como uno de los mayores problemas que enfrenta.

Según cifras oficiales, al cierre de junio la Fiscalía General de la República contabilizaba 339 procesos penales. En ellos se ocuparon más de 117 mil litros de combustible de diferentes tipos con una afectación que superó los 400 mil pesos cubanos.

El artículo alude a algunos casos delictivos, como el ocurrido en 2017 en Santa Fe, Guanabacoa, donde casi 2,5 millones de litros de diésel fueron desviados de los grupos electrógenos a los que estaban destinados. El caso llevó a la cárcel a 17 acusados, que revendían el producto robado a choferes de autos particulares a un precio de 5 pesos cubanos (CUP).

Con esa cantidad de combustible se habrían podido electrificar más de 50 mil viviendas, según los cálculos conservadores de la Unión Eléctrica de Cuba.

Holguín, La Habana y Villa Clara son las provincias cubanas con mayor incidencia en el tema de robo de combustible. En estos tres territorios se agrupa el 36 por ciento del total de casos identificados, señala Cubadebate.

También tienen identificadas las entidades estatales que mayor probabilidades tienen de ser objeto de delitos. Entre ellas, los ministerios del Transporte y su sistema empresarial, la Construcción, Agricultura, Energía y Minas y el Grupo AZCUBA.

Para este artículo de Cubadebate se entrevistó a Reinaldo Cruz Rivera, vicefiscal general de la República de Cuba, quien comentó cuales son las principales deficiencias que hoy permiten el robo de combustible, así como la corrupción administrativa que permite el desvío del mismo.

El descontrol con los equipos de transporte y las tarjetas de combustible, la superficialidad, la rutina, el formalismo y la falta de exigencia son algunas de las principales razones a que aluden para explicar que se desvíe toda esa cantidad de combustible en muchos lugares.

Otros datos significativos están relacionados con las comprobaciones que lleva a cabo la Contraloría General de la República. Entre diciembre de 2018 y junio del presente año calificó de deficiente o malo el indicador “combustible” en 203 entidades, y a 188 se les aplicó una reducción del 50 por ciento del combustible asignado por un período de 3 meses como medida disciplinaria.

Para el vicefiscal general de la República “el control del combustible sigue siendo un slogan; no es real, no se evalúa en los consejos de dirección, no se adoptan las medidas, ni se analizan las causas por las que se dan los fenómenos, es la realidad”, concluye.

Esta noticia es de hace 8 meses
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985