Entrevista al cubano Enzo Perez | Foto © Facebook / Enzo "New Religion" Perez
Entrevista al cubano Enzo Perez | Foto © Facebook / Enzo "New Religion" Perez

El luchador cubano Enzo Perez sueña con ser el nuevo campeón mundial de la MMA (ENTREVISTA)


Estados Unidos

Publicado el Miércoles, 18 Septiembre, 2019 - 15:09 (GMT-5)


Ante mí un muchacho guapísimo, espigado, mestizo, ojos preciosos y, para completar sus cualidades, una bonita voz.

Encantada de la vida me senté a conversar en el Florida Café de las Vegas Boulevard con Enzo Pérez, un cubano decidido a todo por convertir su carrera de luchador de artes marciales mixtas en un éxito rotundo.

“Yo llevo la pelea en la sangre. Nací en el municipio capitalino de Centro Habana, en Cayo Hueso, en 1996, y a los cinco años ya estaba peleando, vi un combate en un DVD y en ese momento supe que era lo mío. Practiqué boxeo en el gimnasio de Neptuno y Belascoaín y a los seis me rompieron la nariz en el ring, y mi mamá, que se hallaba viviendo en Portugal, prohibió que continuara la práctica del deporte de los puños.

No ad for you

“Entonces matriculé karate y taekwondo y logré mi boleto para la EIDE del Cotorro en el 2006 como karateca; pero ahí me llegó otro boleto, pero de avión, para irme con mi mamá al país lusitano”.

¿Qué recuerdas de tus andares por los colchones cubanos?

“No puedo olvidar al profe Falcón. ¡Cómo aproveché cada una de sus enseñanzas! Él es una persona muy reconocida dentro de la Federación Internacional de Karate. Era un mano dura, sus entrenamientos eran rigurosos. Yo empecé con él con cinco añitos y no pasa un día que no lo recuerde.

“Tomé parte en una exhibición de kata por equipo en el Centro Nacional de Entrenamiento Cerro Pelado con apenas seis años; ya tú sabes, la atracción fui yo. Tan pequeñito y ya competía. Fue mi primer gran evento, así lo catalogo yo”.

Y ya en Portugal, ¿qué tiempo estuviste, seguiste practicando?

“Estuve dos años, pero allí todo es fútbol. Al levantarte, al acostarte: ¡fútbol! Y por supuesto, jugué fútbol, era delantero del equipo Leça da Palmeira que es el nombre del barrio donde yo vivía.

“Te cuento que ese conjunto creció y creció y ya poseen un estadio propio; pero nada, lo mío eran los deportes de combate, y así llegó el bendito 2008 y pude llegar a los Estados Unidos, no sin antes hacer una larga travesía mi mamá y yo”.

¿?

“ Sí, nosotros salimos de Lisboa hasta París, de ahí al DF azteca, de donde transitamos hasta Tijuana y en la frontera solicitamos el asilo político. Hasta un vuelo se nos fue en ese periplo pero conseguimos nuestro propósito. Mi madre, Yaquelín Reusoli, ha sido mi inspiración. Hoy día es chef de cocina en el Trumph's hotel de Las Vegas.

Y específicamente, ¿qué haces en la actualidad?

“Yo practico artes marciales mixtas por sus siglas en inglés: MMA- Mix Marcial's Arts”.

Muchos de los cubanos, al menos los que vivimos en la Isla, desconocemos este deporte. ¿Puedes decirme cómo se rige?

“Existen diferentes ligas: UFC (Campeonato de Lucha Ultimatum), Bellator y M-1 Global. Esta última es la más poderosa y pertenece a Rusia. En ella debuté profesionalmente y con ella sigo compitiendo”.

Según mis indagaciones la M-1 Global abarca a toda Rusia y se extiende a Europa, pero no a América. ¿Tú fuiste a competir allá y si no, cómo te descubren?

“Es cierto, ellos se extienden por todo el Viejo Continente, pero recientemente se trazaron una estrategia de búsqueda de talentos mediante un show mediático, que según estadísticas fidedignas fue visto por más de un millón de televidentes en Rusia y Estados Unidos.

“Eso se efectuó en el Quechan Casino Resort Yuma de Arizona, un casino de indios nativos estadounidenses. Yo tuve la oportunidad de debutar profesionalmente en ese show frente al campeón de Arizona, Nick Alwag”.

¿Cuál fue el resultado?

“Nocaut técnico en el primer round, le di más de 70 codazos en la cara. Con decirte que le dieron más de 50 puntos. Aquello fue una masacre pero el hombre no se daba por vencido”.

Miro el varonil y atractivo rostro que tengo ante mí y me conmueve lo que dice. No estoy habituada a ese tipo de peleas sangrientas, aunque las haya visto en muchas oportunidades. Con anterioridad había conversado con otro joven cubano, boxeador, Roly Romero, quien me manifestó que salía al ring a, ¡literalmente hablando! matar al contrario. Que no siente ningún remordimiento de hacerlo.

¿Tú compartes ese sentimiento?

“En este deporte hay diferentes tipos de atletas. Existen los competidores, que sólo salen al octágono a competir, y los peleadores: entre ésos estoy yo, que nací para pelear. Mira mi infancia, mi adolescencia: boxeo, karate, taekwondo, aún cuando jugaba el fútbol, yo luchaba.

“Por tanto te respondo tu pregunta. Yo no puedo tener misericordia con nadie, lo mío es ganar, por ko, por sumisión, por lo que sea. Y sí, yo salgo a matar. Es mi familia o la de él, mi sueño o el de él;, mi dinero o el de él. Aquí se pelea por dinero, y vives por el dinero que ganes. ¡Simple!”

Si Roly Romero me puso a pensar, este simpático Enzo Pérez me hace poner los pies en el suelo pues por mucho que no esté de acuerdo, tiene razón. Es un luchador profesional de artes marciales y ése es su trabajo, como el del médico salvar una vida o el maestro enseñar. ¿Que no lo entiendo, que no lo comparta? Claro que no, pero ellos tienen su razón.

Enzo, ¿de qué va este deporte?, porque yo lo veo y mientras más lo veo, menos entiendo.

“Jajaja. Está bueno eso. Mira, una pelea normal consta de tres asaltos de cinco minutos. Si es por el título cinco rounds de cinco minutos. En mi deporte confluyen varias disciplinas. En el amateurismo, yo he competido en MUAY THAI, boxeo tailandés. En esa especialidad se utilizan patadas, golpes, rodillazos y codazos. Nada en el suelo. Así lo tumbes, si no se para, no lo puedes rematar en el piso. Ahí gané tres de cuatro combates.

“En el caso de las artes marciales mixtas, éstas se desarrollan dentro de una jaula de ocho lados, octágono, y se compite en catorce divisiones, incluyendo las femeninas. La mía es hasta 135 libras (61 kilos)

“En la MMA se puede hacer de todo: boxeo, jiu-jitsu, zumo, judo, lucha. Todo menos mordidas, cabezazos o golpes bajos”.

Y en otras disciplinas de combate, ¿cuál es tu average?

“En lucha libre, entre 103 a 132 libras, realicé unas 400 peleas y salí victorioso en 350 de ellas, jiu-jitsu soy el campeón nacional de Estados Unidos. Estuve un año peleando sin parar con saldo de nueve medallas de oro en doce salidas. Además como estadounidense soy sub titular del Campeonato Europeo que se efectuó en Roma”.

¿Y en MMA cómo llegas a profesional?

“Fue algo impresionante pues sólo competí en artes marciales mixtas en el amateurismo en dos ocasiones, un triunfo y un revés, y aunque exigen al menos cinco combates, a mí me excusaron pues tuvieron en cuenta mis participaciones en los otros deportes de combate”.

¿Dónde entrenas ahora con vistas a tu futuro en este deporte?

“Entreno en el gimnasio más famoso de Las Vegas y uno de los más importantes del planeta: Xtreme Couture, radicado en Sunset Road. Me entrenan Michael Ceijas, quien era luchador en Cuba, Luis Arregoitia (campeón nacional cubano en judo) y Ryan Couture, peleador profesional en la organización Bellator.

”Siempre he tenido buenos preparadores pues el campeón olímpico de boxeo en Barcelona 92 Joel Casamayor, e Ismael Salas, entrenador de boxeo, también me han llevado a donde estoy”.

¿Cómo se desarrolla un día en tu preparación?

“Entre las 9 de la mañana y las 12:,30 del mediodía practico, después del calentamiento, lucha, judo y jiu-jitsu (pelea amarrada); a las 3,30 y hasta las 5 pm, sparring entre nosotros mismos sin tener en cuenta el peso. Se sube y se baja, yo combato en 61 kilos y ahora mismo estoy en 67. Hay que pesarse diariamente. No vayas a pensar que cuando vas a la pelea pesas lo que marcaste en el pesado obligatorio. Todos suben al otro día. Es así en todos los deportes de combate.

“Continúo con el entrenamiento del día: entre las 10 y las 12 de la noche hago pesas, corro, nado y acondicionamiento físico en otro gimnasio específico para esas funciones”.

En estos momentos entrenas, mientras esperas una pelea. En este período no competitivo, ¿cómo te mantienes?

“Los sponsors, tengo mánagers que me dirigen, se interesan por mi preparación, el estado en que me encuentro y son los que marcan las peleas. Mi último combate fue el que ya te dije, el 4 de abril, frente a Nick Alwag. Antes de que concluya el año debo entrar al octágono dos veces más para acumular las tres victorias necesarias para discutir el título mundial en Rusia. Y pon ahí, que ese cetro es mío, que nunca se les olvide”.

En toda nuestra entrevista, Enzo ha estado junto a una bella joven. Y así salta mi última pregunta. Te veo muy bien acompañado, ¿es tu novia?

El rostro del luchador se llena de luz.

“Jajaja. Te presento a Ani Marrero, 23 años, a quien conocí mediante Instagram, a los dos días nos conocimos y a la semana comenzamos a vivir juntos. Nada, Cupido nos flechó, amor a primera vista. Ya vamos para dos años juntos y en nuestros planes está constituir una familia aunque los niños vendrán más adelante, cuando nazcan los hijos del nuevo campeón mundial de la MMA en los 61 kilos, el cubano Enzo Pérez”

Ojalá la rudeza, por utilizar una palabra suave, de este deporte no arruine un rostro tan hermoso, de niño bueno. La mayor de las glorias para el chico de Cayo Hueso y que sus palabras se hagan realidad y CiberCuba haya entrevistado al primer cubano titular mundial de MMA, artes marciales mixtas.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram



Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos

Comentarios

Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos

Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.