Cola para comprar combustible en La Habana Foto © CiberCuba

Medidas del Gobierno cubano en la crisis de combustible afectan a choferes cuentapropistas

Este artículo es de hace 1 año

Los choferes del sector privado en Cuba también se han visto seriamente afectados por las medidas del Gobierno cubano que regulan la venta de combustible en las gasolineras del país ante la actual crisis energética.

Varios “boteros” o taxistas pivados de la capital denunciaron a Radio Martí que ellos solo están autorizados a comprar 30 litros por vez, lo que “no alcanza para nada”, cuando logran encontrar una gasolinera que esté abastecida o dando servicio a la población.

Uno de los cuentapropistas aseguró que los servicentros Cupet del municipio Playa en La Habana ya han reducido la cantidad de combustible que pueden echar los boteros.

Además, confirmó que las colas en esta área pueden alcanzar los 2 kilómetros y durar hasta 5 horas.

El activista y taxista privado cubano Oscar Casanella también comentó que a veces puede tomarle un día completo encontrar una gasolinera abierta al público.

Contó que el viernes pasado esperó más de 3 horas en el Cupet de G y 25, en el Vedado, para cargar un poco de combustible.

Durante la última semana las colas en Cuba para comprar combustible se extienden hasta la madrugada.

A la vez, la crisis del transporte se agrava y las paradas están rodeadas de inspectores que exigen a los carros estatales recoger pasajeros.

Hace apenas unos días circuló un video donde una trabajadora de Cupet le dice a los clientes de una gasolinera que solo vende combustible a “diplomáticos, al Ministerio del Transporte y a Salud Pública”.

Se han reportado casos de personas que han tenido que esperar hasta 12 horas para abastecerse del escaso producto.

El gobernante Díaz-Canel informó mediante el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, Granma, que el país no retornaría a una “situación normal” en breve plazo, debido a la crisis energética que se enfrenta.

El régimen de La Habana continúa culpando a Estados Unidos de su crisis a raíz de las sanciones que ha impuesto la Casa Blanca a los buques petroleros venezolanos.

Sin embargo, el Gobierno no reconoce su responsabilidad por convertir a Cuba en un país parásito del petróleo venezolano, lo que ha quedado demostrado en esta última “coyuntura”, como ha llamado Díaz-Canel a la actual crisis.

 

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba