Nancy Alfaya Foto © Facebook/ Nancy Alfaya

Activista cubana tras ser liberada: Me dijeron que si no colaboraba con la Seguridad del Estado sería enfrentada

Esta noticia es de hace 7 meses

Nancy Alfaya Hernández, una de las principales promotoras de la campaña UnidasporNuestrosDerechos, fue detenida y amenazada este lunes en La Habana. Tras ser puesta en libertad contó en sus redes sociales detalles sobre lo sucedido durante su “desaparición forzosa”, hasta que fue liberada a las 7 de la tarde.

Alfaya ha explicado que fue detenida en la calle por dos oficiales de la Policía y por “el Mayor Alejandro”, cuando ella salía de su casa con su esposo, el exprisionero de conciencia, Jorge Olivera.

Los agentes le negaron información a Olivera de hacia dónde la llevaban y la trasladaron a la estación policial de Cuba y Chacón, en la Habana Vieja, donde estuvo cuatro horas sometida a un fuerte interrogatorio por el Mayor Alejandro.

La activista por los derechos humanos ha denunciado que recibió “amenazas” para que deje su activismo en defensa de los derechos de la mujer, y le dijeron que “que todo eso puede cambiar” a su favor si colabora con la Seguridad del Estado, que su vida puede ser “diferente” si toma esa decisión, pero que de lo contrario será “enfrentada y reprimida”.

“Mi  respuesta fue que soy una mujer con libertad de conciencia de pensamiento y de acción y mis principios y mis ideas no son negociables. Soy una mujer cristiana, pacífica que amo lo que hago, estoy comprometida con Dios y con esta lucha pacífica y justa que apela al respeto de los derechos de las mujeres y al cese de la violencia política", aseguró la activista.

"Esta represión y ensañamiento contra mi persona confirma la violencia política en contra de las mujeres activistas que hemos decidido defender nuestros derechos”, concluye Alfaya, quien cita como ejemplo la represión contra las Damas de Blanco, a las que se encuentran en prisión, y a las que cada día son acusadas, secuestradas y reguladas para que abandonen su lucha.

Alfaya ha subrayado que aunque las autoridades se oponen a sus esfuerzos para luchar por el empoderamiento femenino en la Isla, no lo conseguirán.

El 20 de septiembre, Nancy Alfaya y Marthadela Tamayo, también miembro de la Red de Mujeres por la Igualdad (RMI) en Cuba, fueron víctimas de un operativo represivo por parte de la Seguridad del Estado, cuando les impidieron realizar una actividad que tenían programada.

Alfaya y Tamayo, coordinadora y organizadora, respectivamente, de la entidad perteneciente al Comité Ciudadano por la Integración Racial (CIR), habían realizado un llamado masivo a mujeres cubanas para asistir a la Mesa de Género prevista para ese día. El fallecido encuentro formaba parte de la campaña “Unidas por Nuestros Derechos” y también estaba programado el lanzamiento de una Guía de Género, desarrollada por Tamayo durante meses de estudio en Washington, Estados Unidos. 

“Unidas por Nuestros Derechos” es una campaña encabezada por la Alianza Cubana por la Inclusión (ACI) y la Red Femenina de Cuba, cuyo objetivo es “erradicar la violencia política en contra de las mujeres” y hacer pública la reciente ola de detenciones, amenazas y restricciones.

A su vez, las organizadoras tienen como meta exigir a la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) tres acciones básicas para disminuir la violencia en contra de todas las féminas de la Isla: la actualización de los datos sobre feminicidios, la preparación de funcionarios para atender denuncias de violencia, y la tipificación de la violencia de género en Cuba, como delito, en el Código Penal o a través de una ley específica. 

Esta noticia es de hace 7 meses
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985