Cubanos caminando por La Habana | Foto © CiberCuba

En Cuba “solo los fieles al sistema pueden optar por un cargo político”


Publicado el Jueves, 10 Octubre, 2019 - 09:56 (GMT-4)


Este jueves se conocerá quiénes ocuparán en Cuba los puestos de presidente y vicepresidente de la República, y al alto mando de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) y demás miembros del Consejo de Estado, tal como establece la recientemente aprobada Constitución.

No obstante, en las calles hay dos posturas que llaman la atención de manera particular. De un lado, los que siguen esperando que el presidente del país pueda ser elegido a través del voto directo. Del otro, los que, como Chicho, vendedor de frutas y vegetales en un mercado campesino de La Habana, muestran una profunda apatía política.

“Yo no sé ni quién o a quiénes elegirán, pero tampoco me interesa. Cuando ese tipo de decisiones influya positivamente en mi bolsillo o la situación sea distinta a lo que llevamos 60 años viendo, me pongo para eso, china. Me da dolor de cabeza nada más que pensar en esas cosas”, me asegura, recostado al mostrador.

No ad for you

Al referirse a las elecciones dispuestas por la Carta Magna proclamada en abril pasado, la estudiante de Derecho, Gabriela, destaca que “es insólito que no conozcamos a los candidatos para los diferentes cargos y que poco menos de 600 personas voten en representación de once millones de cubanos. Es obvio que nada cambiará.

“Si ratifican a Miguel Díaz-Canel, que es lo que todo el mundo espera, será el presidente hasta el 2023 porque está en el cargo desde el 2018 y le corresponden cinco años.

“La mayor incógnita está en quién será el primer ministro, que es un cargo nuevo y que muchos jefes deben estar deseando. Ahora el presidente del país tendrá menos responsabilidades porque se encargará del Estado, no del Gobierno, pero tiene tres meses para designar al primer ministro y que la Asamblea lo apruebe.

“En papeles todo se ve muy bonito y la ANPP debe mandar más que el propio presidente, pero en la práctica eso es puro cuento. Es algo macabro que otros voten por nosotros. Lo verdaderamente democrático sería que hubiera elecciones generales, que escogiéramos directamente al Consejo de Estado, que tendrá la misma dirección que el Parlamento, y al presidente del país”, apunta la joven de 22 años.

Es algo macabro que otros voten por nosotros. Lo verdaderamente democrático sería que hubiera elecciones generales

De igual forma, la informática Sara, de 35 años, explica que “la nueva Constitución se hizo para afianzar al Partido Comunista en el poder. Dicen que el Parlamento está compuesto por diputados que nosotros elegimos para que a su vez elija a quienes nos dirigirán, pero ese sistema es poco confiable. ¿Cómo respetar el poder que supuestamente ejerce la Asamblea si está compuesta por las mismas personas que ella deba controlar?

“Además, ya es una costumbre que se vote por todo unánimemente. ¿En qué país del mundo se ha visto semejante consenso? Es que nadie disiente porque todo está predeterminado. Que la votación es secreta es una pantalla. Lo que veremos será una película cuyo guion fue escrito hace rato”, afirma.

Ya es una costumbre que se vote por todo unánimemente. ¿En qué país del mundo se ha visto semejante consenso? Es que nadie disiente porque todo está predeterminado

En palabras del diseñador gráfico William, “las modificaciones en la estructura del gobierno no cambian la concepción de un partido único, omnipresente y omnipotente.

“¿Por qué son los diputados quienes secretamente proponen a los candidatos y no el pueblo? ¿Por qué la consulta es con los diputados y no con el pueblo?

“Es el Partido quien de verdad selecciona a los dirigentes de este país porque, como mismo ha reconocido Díaz-Canel, la prioridad está en lo político-ideológico. De ahí que solo los fieles al sistema pueden optar por un cargo político.

“El Parlamento cubano funciona como mismo lo hace el gobierno: es arcaico y adolece de dinamismo. Necesitamos que nos lidere gente capaz, despojada de dogmatismos, que critique duramente los problemas de la sociedad actual. Los miembros de la ANPP hoy se quedan en la superficie, no se cuestionan lo que los rodea, sino que lo aprueban 100%”, indica el profesional de 51 años.

Según deja claro Carlos Manuel en Cubadebate, “una biografía meritoria no es garantía de que un diputado sepa hacer su trabajo y sea realmente la voz del pueblo”.

Asimismo, se pregunta “qué tiene que ver ser un buen artista, deportista o campesino con saber y tener opiniones acertadas de economía, política o derecho constitucional que es lo que necesita un diputado.

“No me basta con que sea una persona humilde, honesta y trabajadora. Su posición personal sobre asuntos específicos de nuestra sociedad es determinante y debo saberla antes de votar”, acota el lúcido forista.

Necesitamos tu ayuda:

Como ha sucedido en todas las esferas de la vida económica, los ingresos derivados de publicidad en Internet se han reducido considerablemente por la crisis del coronavirus. En CiberCuba estamos solicitando tu ayuda para mantener una cobertura noticiosa independiente sobre el acontecer cubano en momentos en que la información inmediata, transparente y abarcadora es una necesidad de primer orden para orientarnos y tomar las decisiones más acertadas para el bienestar y protección de nuestras familias y seres queridos. Por eso, cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para la continuidad y el futuro de nuestro diario. Gracias.

Enviar ayuda

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.