Manolín, el Médico de la Salsa Foto © CiberCuba

Manolín: “Alexander Delgado, Abreu, Descemer, ninguno es mejor que yo. Solo que tienen el favor del gobierno y yo no”

Para Manolín “El Médico de la Salsa” lo que ocurre hoy con los artistas cubanos que se aferran al lema de “no hablo de política” es una manera de no perder el favor del gobierno cubano mientras triunfan a nivel internacional.

“Para estos artistas es muy cómodo nadar en las dos aguas y hacer como que no pasa nada. En Miami no se ha prohibido que Haila cante o que cualquier otro de ellos cante. Es derecho del dueño de un negocio o de otro presentarlos en esos sitios o no. Yo sí estoy prohibido en Cuba. Por decreto del gobierno. Y ninguno de ellos alza la voz”.

En entrevista este martes con CiberCuba, Manolín opinó que es probable que haya también una sobrevaloración de ciertos artistas:

“Todas las superestrellas vienen con el pack incluido. Celia Cruz, Ricky Martin, Alejandro Sanz, Joaquin Sabina, Serrat, Robert de Niro. Hayan estudiado o no, saben hablar y tienen criterio político. Y asumen sus posturas. Quizás es quienes no entienden de esto no son estrellas y nosotros nos hemos equivocado con ellos. Les queda grande”.

“El Médico”, que se presenta este viernes 22 en el nightclub “Hoy como Ayer” luego de casi dos años de ausencia de los escenarios miamenses, cree que el actual movimiento anti-intercambio cultural ha sido consecuencia de un abuso que nadie detuvo a tiempo:

“Hemos percibido un abuso. Se han estado pasando de la raya del descaro. El exilio de Miami ha visto cómo el intercambio cultural jamás fue parejo, y ninguno de esos que se benefician tuvo coraje para abogar por los que no pueden cantar en Cuba”.

“Miami está lleno de estrellas, y no lo valoramos”, dijo Manolín. “Desde Amaury Gutiérrez y Albita Rodríguez, hasta Carlos Manuel y este servidor, que soy el recordista de la salsa cubana. En ese canal 41 todas las coristas son estrellas. Cantan como diosas. Entonces viene cualquier anormal de Cuba y ahí es que se presta atención.”

Para el salsero cubano, incluso aquellos que se han aprovechado de su propia música y que no se pronuncian políticamente forman parte de un juego dispar, donde también los empresarios de Miami tienen su parte:

“Viene a Miami un dúo como Yomil y El Dany con un repertorio totalmente de El Médico de la Salsa: “Hay que estar arriba de la bola”, “Me pasé de copas”, “El que esté que tumbe”, “Somos lo que hay”, todos esos coros míos están en lo que hacen ellos. Y les pagan aquí $200 mil dólares y a mí se cuidan de pasarme en la radio. Es inconcebible.

Según Manolín, él tira de toda su inmodestia porque está harto de estrellatos falsos:

“Ninguno es mejor que yo. Alexander Abreu: dilo en público, que me lo dices personalmente a mí. Samuel Formell: dilo en público, que me lo has dicho personalmente a mí. Alexander Delgado, de Gente de Zona: dilo en público, que me lo has dicho en persona, que me enseñaste mis discos en el portaguantes de tu carro y me dijiste que de ahí sacabas toda tu música”.

“Cuando yo estaba de igual a igual con todos esos artistas, sin prohibiciones ni vetos ni favoritismos, ninguno era mejor que yo. En Cuba todo funciona alrededor del gobierno y sus mecanismos. El gobierno les da dinero para hacer sus discos, financia sus giras, promueve sus conciertos. Todo. Por eso tienen que decir “Viva Fidel”.

 

 

 

Archivado en:

Ernesto Morales

Periodista de CiberCuba

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985