El reguetonero cubano Jorge Junior Foto © Facebook / Jorge Junior

El INDER lamenta que Jorge Junior pidiera para su padre un ataúd "destinado al servicio internacional"

El Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) respondió al reguetonero cubano Jorge Junior, quien criticó que las autoridades cubanas se desentendieron del velorio de su padre, el fallecido exboxeador Jorge Hernández Padrón.

El INDER aseguró, a través de un comunicado publicado en la web de Jit, que las quejas del artista se deben a su "deseo de contar con un ataúd de superior calidad".

"Lamentamos que una aspiración familiar, relacionada con el deseo de contar con un ataúd de superior calidad, ofertado en pesos convertibles y destinado esencialmente al servicio internacional, empañe el adiós a un hombre que jamás reclamó por cuestiones materiales", rezó la nota.

El reguetonero cubano pagó 850 cuc por la caja de su padre

El director de Los 4 señaló que desde el organismo deportivo le explicaron que no tenían "recursos ni dinero para costear el velorio", por lo que tuvo que pagar 850 cuc por la caja de su padre.

"¿Cómo el INDER u otra institución me va a decir que no tienen recursos ni dinero para costear el velorio de una gloria de este país que les dio muchos triunfos y mucho dinero? ¿Cómo el INDER me va a hacer pagar 850 CUC por la caja de mi padre para poder darle un entierro digno y como se merece? ¿Qué sería de ese velorio si yo no fuera el director de Los 4, si no pudiera pagar esa caja? A nadie le importó, nadie se acordó de ese atleta que tanto le dio a este país", lamentó el artista.

El Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación defendió que "se ejecutaron las acciones establecidas para estos casos" nada más conocerse la noticia del fallecimiento del exboxeador. En este sentido en el comunicado recalcaron que Hernández Padrón "recibió atención médica especializada en el Hospital CIMEQ" hasta que una serie de complicaciones causaron su deceso el pasado 12 de diciembre.

"Nuestro compromiso de honrarlo a su altura fue cumplido a cabalidad (...). Recibió los honores que la Patria entrega, solamente, a quienes jamás la mancharon ni traicionaron a su pueblo", explicaron.

En febrero de 2018, Jorge Junior ya mostró su disgusto porque le quitaron a su padre los 300 CUC que cobraba como "Gloria Deportiva".

Jorge Hernández fue campeón del Mundial de la Habana (1974) y se impuso en los Juegos Olímpicos de Montreal (1976) en la categoría minimoscas (48 kilos), momentos en que llegó a acaparar todos los títulos posibles a nivel mundial y regional.

Tras retirarse en 1980, regresó en 1991 como entrenador y permaneció hasta su jubilación (2016) en la Finca del Wajay, sede de la emblemática Escuela Nacional de Boxeo.

A continuación reproducimos de forma íntegra el comunicado del INDER:

Con profundo pesar hemos apreciado en las últimas horas los comentarios aparecidos en la red social Facebook vinculados a las honras fúnebres y el sepelio dado en días pasados a Jorge Hernández Padrón, campeón olímpico y mundial del boxeo revolucionario cubano.

Al respecto, el consejo de dirección del Inder desea ofrecer a nuestro pueblo algunas consideraciones.

Jorgito, como cariñosamente le llamaban sus amigos, compañeros y admiradores, recibió atención médica especializada en el Hospital CIMEQ, hasta que una serie de complicaciones causaron su deceso el 12 de diciembre último.

Durante ese proceso recibió la visita de directivos del Inder y del Instituto de Medicina del Deporte, y nos mantuvimos al tanto de los partes y las decisiones tomadas por sus familiares.

Al conocerse la triste noticia se ejecutaron las acciones establecidas para estos casos, con la notificación inmediata al presidente del Inder y al resto de los directivos de las instituciones vinculadas a la gloria del deporte fallecida.

En pocas horas se dio la noticia a través de los medios de comunicación cubanos y el titular del Inder emitió las correspondientes condolencias (en primera instancia) a través de su cuenta en la red social Twitter.

En la funeraria de San Agustín, en La Lisa, se personaron la directora de deportes y el presidente de la comisión de atención a atletas del municipio.

En el tiempo adecuado fueron colocadas las coronas a nombre del consejo de dirección del Inder, el Comité Olímpico Cubano, la Federación Cubana de Boxeo y la Comisión Nacional de Atención a Atletas (CNAA).

Además se situaron las ofrendas enviadas por la Dirección Provincial de Deportes en La Habana y su comisión de atención a atletas.

Tal y como se merecía, Jorgito fue sepultado en el Panteón del Deporte de la Necrópolis de Colón, y la despedida de duelo fue realizada por Tomás Herrera Martínez, presidente de la CNAA.

Acompañaron a sus familiares en ese doloroso momento el presidente y varios vicepresidentes del Inder; el titular del Comité Olímpico Cubano y parte de su ejecutivo; otros dirigentes y varias glorias del deporte cubano, además de amigos y compañeros.

La ceremonia estuvo cargada de sentimientos, de entrega y amor, para honrar la ejemplar trayectoria deportiva, política y personal de Hernández Padrón, impregnada siempre de humildad, sencillez y patriotismo.

Nuestro equipo élite de boxeo había partido hacia Camagüey con motivo del Torneo Nacional Playa Girón, escenario en que aconteció también un emotivo homenaje que halló repercusión en la prensa nacional.

El Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, transmitió a través de su cuenta en Twitter el pesar de Cuba por la pérdida de tan significativa figura del deporte.

Jorgito fue despedido con la admiración y respeto que merecía, y del modo digno en que hasta hoy lo hace el movimiento deportivo cubano.

Lamentamos que una aspiración familiar, relacionada con el deseo de contar con un ataúd de superior calidad, ofertado en pesos convertibles y destinado esencialmente al servicio internacional, empañe el adiós a un hombre que jamás reclamó por cuestiones materiales.

Nuestro compromiso de honrarlo a su altura fue cumplido a cabalidad. La Revolución le dio la posibilidad de hacerse campeón y de ostentar todos los títulos de la Asociación Internacional de Boxeo (Aiba). Él actuó siempre en consonancia con esos méritos.

Por esa razón recibió los honores que la Patria entrega, solamente, a quienes jamás la mancharon ni traicionaron a su pueblo.

Jorgito cumplió la obra de su vida y nuestra institución con él. En lo adelante seguiremos honrándole cada vez que en cualquier rincón de esta Isla suene el gong.

Archivado en:

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.