Camellos en Australia Foto © Pixnio

Matan a tiros desde helicópteros a miles de camellos sedientos en Australia

Miles de camellos salvajes han sido sacrificados en Australia para evitar que, sedientos por los incendios que asolan a ese país, lleguen hasta las comunidades aborígenes. 

En una operación que ha durado varios días, hombres armados desde helicópteros dispararon a los animales en la árida región de Anangu Pitjantjatjara Yankunytjatjara (APY), una zona del sur del país donde residen unos 2.300 aborígenes.

En medio de una ola de calor sin precedentes, los aborígenes del Estado de Australia del Sur advirtieron de la existencia de grandes rebaños de camellos que se acercaban a localidades rurales en busca de agua y comida.

A pesar de una medida que algunas organizaciones animalistas y medios de prensa han calificado de polémica, las autoridades de APY han dicho que los animales ponían en peligro la poca comida y agua disponibles en la zona.

La medida quiere proteger "los valiosos suministros de agua para las comunidades", indicó Richard King, gerente general de APY en un comunicado difundido, y aseguró que la prioridad "son las vidas de las personas, incluyendo niños y ancianos, así como la flora y la fauna autóctonas".

"Entendemos la preocupación de los defensores de los animales, pero existe una desinformación significativa sobre la realidad de la vida de los animales salvajes que no son nativos de esta zona, en uno de los lugares más áridos y remotos del planeta", indicó King. "Como custodios de la tierra, tenemos que lidiar con una plaga introducida", concluyó.

King explicó que los camellos suelen quedarse atrapados en los pozos, donde mueren, y acaban por contaminar el agua.

"Nos hemos quedado atrapados en condiciones apestosas e incómodas, sintiéndonos mal, porque los camellos están entrando y derribando cercas, entrando por las casas y tratando de llegar al agua a través de acondicionadores de aire", indicó por su Marita Baker, miembro de la junta directiva de APY, en declaraciones a The Australian.

Fue a comienzos de enero, que los líderes indígenas dieron el visto bueno para la matanza masiva de miles de camellos. Una petición abierta en Change.org, que ya cuenta con más de 118 mil firmas, intentó detener la operación.

Los camellos fueron introducidos en Australia por primera vez a mediados del siglo XIX para participar en la exploración del interior del país y posteriormente se importaron miles de ejemplares desde la India.

Según el último Informe del Estado del Medio Ambiente de Australia (ASER), de 2008, se estimó que un millón de camellos vivían en las tierras áridas centrales de Australia Occidental, el Territorio del Norte, Australia del Sur y Queensland.

Entre 2009 y 2013 consiguieron eliminar 160 mil camellos usando técnicas de eliminación terrestre y aérea. Sin embargo, se estima que la población ronda ahora los 1.2 millones

Australia vivió en 2019 su año más caluroso desde que existen registros, con una sequía extrema y una ola de incendios que ha devastado el sureste del país, y que todavía no se da por terminado.

Desde septiembre, Australia está viviendo una gravísima oleada de incendios, que han acabado ya con la vida de 28 personas en el país. Los incendios han arrasado más de 10 millones de hectáreas.

Las evacuaciones continúan en el sudeste del país, donde los bomberos cargan cajas con kilos de tubérculos en un helicóptero para lanzarlos desde lo alto a los animales salvajes supervivientes a la ola de incendios que ha azotado el país. Se calcula que ya han muerto mil millones de animales.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, admitió que se han podido cometer errores en la gestión de los incendios forestales que arrasan el país.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985