Iliana Hernández / Policía cubano | Foto © Facebook / Iliana Hernández
Iliana Hernández / Policía cubano | Foto © Facebook / Iliana Hernández

Iliana Hernández dice que la policía buscaba pintura roja en el registro de su vivienda


Publicado el Jueves, 16 Enero, 2020 - 08:46 (GMT-4)


La reportera de CiberCuba, Iliana Hernández, aseguró que los agentes de la Seguridad del Estado y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) que registraron su casa estaban buscando pintura roja.

Según explicó la activista en su perfil de Facebook, una vecina le contó que el día del registro un policía confirmó que estaban buscando este tipo de pintura para vincularla con el movimiento opositor Clandestinos.

"Pasa una vecina por mi casa a contarme que le preguntó a un policía el día del registro qué buscaban y éste le dijo que pintura roja", explicó Hernández.

No ad for you

La reportera detalló en el vídeo que transmitió en directo, a través de CiberCuba, que la policía política allanó su vivienda con una orden de registro "con la que supuestamente buscaban artículos de dudosa procedencia".

"De mi casa se llevaron mi ordenador personal, dos de mi madre, dos antenas de televisión, que las trajo mi tío cuando estuvo en EEUU de visita. También se llevaron una memoria flash de 16 GB que me regaló Omara Ruiz Urquiola, un trípode que me regaló una amiga mía, un disco duro externo roto que no funciona y mi Iphone 7 Plus", enumeró.

También se llevaron unos documentos de la activista en los que figuran todas las denuncias que ha interpuesto ante la Fiscalía por las prácticas arbitrarias de la policía.

"Me dieron tres opciones para 2020: dejar de hacer contrarrevolución, abandonar Cuba o ir presa. Yo hace tiempo que dejé de hacer contrarrevolución, porque eso es no hacer nada. Contrarrevolución es permitir que ellos sigan impunes y haciendo todos los abusos que cometen contra el pueblo cubano en general", afirmó.

"Yo hago revolución porque las personas que queremos cambios en nuestro país, somos revolucionarios. Somos los que queremos cambiar y la revolución es cambio. Dejemos de hacer contrarrevolución y salgamos a luchar por los derechos porque ya son 61 años de dictadura", añadió.

"Hay que empezar a hacer revolución, somos cubanos, no esclavos. Esto es una isla, no una finca. Nos tienen como si fuéramos objetos", denunció.

"Bruno Rodríguez es un mentiroso"

Iliana también defendió su derecho a grabar a un funcionario público como un recurso para defenderse de las arbitrariedades. "Tengo el derecho a grabar cuando están allanando mi casa y me están reprimiendo", aseguró.

"Las arbitrariedades que cometen conmigo es por ser opositora al Partido Comunista de Cuba", indicó.

La activista también criticó al canciller cubano Bruno Rodríguez, del que dijo que miente ante los organismos internacionales sobre lo que pasa en la Isla. "Es un mentiroso, dijo en la ONU que en Cuba no se molesta a los opositores y yo lo soy", recordó.

"Si esto no fuera una dictadura, yo no sufriría una persecución política y hoy mismo no tendría Luis Manuel Otero Alcántara vigilancia para que no pueda salir de su casa, porque en las próximas horas el Movimiento San Isidro tiene un viaje a Argentina. No va a viajar porque está regulado, pero sí que irá al aeropuerto", lamentó.

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.