Una de las afectadas muestra dónde duerme Foto © Captura de imagen en youtube

Madres que viven con sus hijos en un local abandonado denuncian mentiras del gobierno

Varias madres cubanas que llevan más de cuatro meses viviendo con sus hijos pequeños en un gimnasio abandonado en la Habana Vieja, denunciaron el desinterés que han mostrado las autoridades con su situación.

“Estamos con niños aquí adentro, donde no tenemos las condiciones, tenemos que cargar el agua. Hemos ido al gobierno de la Habana Vieja y hemos pedido pipas de agua y las han negado”, dijo una de las afectadas, Yaquelin Raudel Gómez, a la agencia Cubanet.

Yeima de los Santos Vázquez explicó que los peritos y el jefe de sector habían confirmado las condiciones en que estaban sus viviendas.

“Nosotras estamos como al principio, no sabemos que vamos a hacer, nos tienen aquí tiradas, sin ayuda. Pero somos ciudadanas cubanas y apelamos a que nos den esto, porque Eusebio Leal hizo dejación de esto”, precisó.

“Me siento decepcionada, porque Díaz-Canel está diciendo cosas y el gobierno está haciendo otra”, dijo con tristeza.

Por su parte, Dayana Despaine Vento, confirmó que en el lugar no hay agua ni gas, y que nadie las ha ayudado en nada. Ella está pidiendo que a todos los habitantes los legalicen, y que después les faciliten materiales para construir allí mismo.

“Yo le he planteado a mis compañeras en varias ocasiones que si el gobierno de este país en algún momento nos desaloja, vayamos directamente a la Plaza de la Revolución, con los niños, los matules, las camas, con todo, para ver si el gobierno coge vergüenza”, retó.

Ante la crisis de viviendas en Cuba son cada vez más frecuentes los episodios de ocupación de locales estatales vacíos, y en la capital abundan los casos en los municipios de Habana Vieja y Centro Habana.

Recientemente una madre llamada Lucía Rivas informó en las redes sociales que vive desde hace cuatro meses en un almacén en ruinas en el barrio de Jesús María, en La Habana Vieja, junto a su hijo de dos años. En este tiempo, solo ha recibido la visita del vicepresidente del gobierno municipal, quien le habría dicho que saliera por su propia voluntad “para no tener que usar la fuerza”.

También en el mismo municipio, otras cinco mujeres ocuparon un local estatal en desuso para vivir con sus hijos a comienzos de septiembre pasado; dos meses después, las autoridades seguían sin atender su caso, pese a la entrega de cartas en diversas instancias.

“Somos la voz de muchas madres en este país que están en la misma situación que nosotras”, declaró entonces a Cubanet una de la mujeres afectadas.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985