Diez razones para celebrar el talento de Senel Paz, Premio Nacional de Cine

Conocido internacionalmente por el guion de “Fresa y chocolate”, existen otros hitos en un laboreo incesante y exitoso

Senel Paz Foto © www.sgae.es

Este artículo es de hace 1 año

Cuando se celebre el 61 cumpleaños del ICAIC, en marzo, también se hará efectiva la entrega de los Premios Nacionales de Cine 2020, al guionista Senel Paz y al productor de animados Francisco (Paco) Prats, por su larga y sostenida carrera en el ámbito cinematográfico cubano.

Por ahora queremos celebrar la exitosa y larga carrera de Senel Paz, que algunos identifican solamente como el guionista de Fresa y chocolate aunque existen muchos otros hitos en su carrera, de la que aquí mencionamos algunos:

1. Aunque se dio a conocer internacionalmente con el cuento El bosque, el lobo y el hombre nuevo, que fue llevado al cine como Fresa y chocolate (1993), Senel Paz es uno de los escritores cubanos que mejor supo llevar al cine sus motivos literarios recreados en obras de teatro, cuentos y novelas, traducidos a una decena de idiomas y publicados en varios países.

2. Conocido y respetado en Cuba desde antes, cuando escribió los libros de cuentos El niño aquel (1980) y Los muchachos se divierten (1989) y No le digas que la quieres (2004) y la novela El rey en el jardín (1983), su literatura, e incluso los guiones posteriores, suelen inspirarse en episodios autobiográficos sobre un joven criado en el campo que luego se enfrenta a la gran ciudad. Ese matiz autorreferencial resultó bastante novedoso, para un guionista en el cine cubano de los años ochenta y noventa.

3. Antes de asumir al guión de Fresa y chocolate, en el cual el personaje de David parece ser su alter ego, un protagonista muy similar, también llamado David, protagonizó Una novia para David (1986) de Orlando Rojas. El muchacho también luchaba por imponer sus criterios y elecciones en un medio viciado por los imperativos del colectivismo.

4. El guión de Senel Paz para Fresa y chocolate lograba comunicar un inmenso contenido simbólico, sociológico y cultural, a una historia sencilla, transparente, fluida y con un excelente diseño caracterológico, entre dos personajes contrapuestos por la ideología, el conocimiento y las inclinaciones sexuales.

5. Senel Paz fue el guionista preferido de varias realizadores extranjeros en coproducciones como Malena es un nombre de tango (1995, Gerardo Herrero) y Santera (1995, Solveig Hoogesteijn). Dentro de tales coproducciones estaban también dos filmes para Manuel Gutiérrez Aragón relacionados con Cuba: Cosas que dejé en La Habana y Una Rosa de Francia. El primero de ellos, ofrecía una visión bastante novedosa sobre la emigración cubana.

6.Además de aportar su conocimiento sobre Cuba y lo cubano a numerosas coproducciones, Senel Paz nunca dejó de colaborar con los realizadores cubanos. Así, escribió para Gerardo Chijona: Un paraíso bajo las estrellas (1999) y antes, Adorables mentiras (1991), una de las películas con mejores diálogos del cine cubano.

7.Senel se atrevió a verificar también una operación muy poco frecuente en el cine cubano. El personaje de Nancy, de Adorables mentiras, reaparece en Fresa y chocolate también interpretado por Mirta Ibarra. La trasposición se debía, sobre todo, a que Nancy fue creada por el guionista, y podía llevarla de una película a otra, con la complicidad de la actriz, por supuesto, y de los realizadores de ambos proyectos.

8. En el año 2000, Senel volvió a colaborar con Juan Carlos Tabío. Se trataba de Lista de espera, de modo que nadie debió sorprenderse demasiado con la presencia de Jorge Perugorría y Vladimir Cruz, protagonistas de Fresa y chocolate. Agradablemente fue recibida por el público la cita del almuerzo lezamiano, presente también en la película previa.

9. Además de su notable labor como escritor de literatura y de guiones, Senel se dedicó también a la enseñanza del guión en la Escuela Internacional de Cine y TV, de San Antonio de los Baños, de cuya cátedra de guión fue fundador, y hoy por hoy continúa trabajando como asesor, profesor evaluador, y maestro emérito.

10. Entre los innumerables guiones que Senel asesoró se cuenta el de Más vampiros en La Habana (2003), de Juan Padrón, en una época cuando ya era considerado uno de los más destacados maestros en la enseñanza de guión en el ámbito latinoamericano. Con el Premio Nacional de Cine 2020 solo se ha confirmado algo que todos los amantes del cine cubano sabíamos desde hace años.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba