Motos eléctricas circulando en La Habana Foto © CiberCuba

Bomberos de Cuba proponen medidas para evitar los crecientes incendios en motos eléctricas

La Jefatura del Cuerpo de Bomberos de Cuba ha sugerido algunas medidas para disminuir la elevada cifra de incendios en motos eléctricas con baterías de gel o litio.

Proponen en primer lugar que se deje enfriar la batería a temperatura ambiente, antes de comenzar su carga o de emprender un recorrido después de haberla cargado, y mantener los dispositivos originales de seguridad instalados en el equipo.

También sugieren que no se hagan adaptaciones a la moto que contradigan las prescripciones del fabricante, así como evitar el uso de baterías caseras o artesanales de litio. Indican, igualmente, no poner a cargar la moto sin la debida atención, y que no se sobrepase el tiempo establecido en las instrucciones.

Por último, recomiendan que no se cargue la moto en el interior de locales y habitaciones sin supervisión y "no incurrir en ilegalidades asociadas a la fabricación de baterías de litio y a reparaciones eléctricas realizadas por personas sin los permisos necesarios".

En 2019 se registraron 208 incidentes en motos eléctricas en la Isla, de los cuales 164 recibieron la calificación de "principio de incendio", y otros 44 de "incendio de pequeñas proporciones", según informó el Ministerio del Interior.

En la mayoría de los casos los incidentes tuvieron lugar principalmente en horario nocturno, tras haber sido dejado el cargador de la batería conectado a la corriente.

La mayoría de los incendios tuvo lugar en el interior de garajes, viviendas, edificios, y en menor medida en la calle. Se reportó el fallecimiento de tres personas como consecuencia de quemaduras o inhalación de humo, mientras otras 14 sufrieron heridas.

Entre las causas más comunes de los incendios o explosiones estuvo el empleo de cargadores no idóneos para baterías que contienen litio, y el no dejar enfriarlas a temperatura ambiente antes de comenzar su carga o emprender un recorrido.

También estuvo entre las causas la "eliminación de los dispositivos originales de seguridad eléctrica, el uso de adaptaciones impropias y el empleo de baterías de litio fabricadas por personas que no disponen de certificación o autorización necesaria".

Las autoridades estiman que las afectaciones materiales sobrepasaron el millón de pesos, por los daños tanto en la moto como en vehículos cercanos o en los inmuebles.

Las cifras de los incendios indican que como promedio ocurren 17 mensuales en motos eléctricas, o sea, uno cada dos días, de acuerdo con la misma fuente.

Las provincias más afectadas fueron La Habana, con 74; Villa Clara y Matanzas, 19; Artemisa, 16; Cienfuegos 13 y Camagüey, 10.

En septiembre de 2019, un incendio que en principio se pensaba fue por una balita de gas en Centro Habana, resultó ser por la batería de una moto eléctrica.

El Gobierno de Cuba comenzó a vender motos eléctricas en las nuevas tiendas en divisas extranjeras, y estas tienen apenas seis meses de garantía. A finales de noviembre comenzó la inscripción obligatoria de ese tipo vehículos

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985