¿Qué pasó en la "fiesta de Florencia"? Prensa local aclara transmisión del coronavirus en Ciego de Ávila

El periódico "Invasor" se permite recordar que cuando tuvo lugar la criticada celebración, el propio gobierno restaba importancia a la COVID-19.

Estación del poblado de Florencia, en Ciego de Ávila Foto © ACN

Este artículo es de hace 1 año

El periódico oficialista Invasor, de Ciego de Ávila, aclaró lo ocurrido realmente en la llamada "fiesta de Florencia", luego que el presidente cubano Miguel Díaz-Canel la calificara de "irrespondabilidad mayúscula" en una de las reuniones de seguimiento del gobierno a la epidemia del coronavirus.

 La "fiesta" -se trató en realidad de una comida familiar- fue mencionada por varios medios como la principal causa del alza de casos en la provincia. El portal oficialista Cubadebate aseguró que las 11 personas contagiadas en Ciego de Ávila (hoy ya son 13 en toda la provincia) partían del "caso cero" detectado en ese poblado, una joven de 18 años que fue confirmada como positiva el día 2 de abril.

La muchacha había tenido contacto con un viajero procedente de Estados Unidos. Ella misma habría transmitido el virus a sus familiares de la comunidad Limpios Grandes: seis de los casos confirmados residen allí, incluidos niños con los que la jovencita tenía estrechos vínculos.

Otros cinco confirmados son de la cabecera de Florencia, presuntamente contagiados en una fiesta familiar a la que también asistió la joven o "caso cero".

A partir de que la muchacha dio positivo, todos sus contactos directos estaban bajo vigilancia, aislados en el centro de Ceballos 8, y se mantenían asintomáticos. No obstante, se les tomó muestra y algunos fueron confirmados y otros resultaron negativos.

Desde el 6 de abril, cuando se publicó la noticia de que los casos positivos se habían contagiado en una fiesta y hasta el mandatario cubano insistiera en que era un acto de irresponsabilidad mayúscula, "la opinión pública ha sentenciado severamente al municipio y sus habitantes", asegura Invasor.

Pero el martes 7 de abril el periódico local precisó que de los 11 confirmados, seis no habían estado en la dichosa fiesta y luego otras versiones dijeron que no se había tratado de un “fetecún”, precisa el rotativo.

Yenni Carvajal Jiménez, presidente del Consejo de Defensa Municipal (CDM), ha confirmado ahora a los medios que se trató de una comida familiar, motivada por la presencia de una pareja de emigrados que solo estuvieron unas horas en el Consejo Popular Florencia. La paciente cero, la joven de 18 años confirmada el 2 de abril, estuvo en esa reunión y luego en Limpios Grandes, donde vive su familia.

"Esta fiesta o comida familiar (a la que asistieron unas 14 personas) tuvo lugar el 20 de marzo, el mismo día que el Presidente de la República compareció en la Mesa Redonda y dijo que “la principal afectación en la actualidad en Cuba, con respecto a enfermedades o epidemias, no es la COVID-19, sino otras dolencias respiratorias, que tienen una mayor presencia en la población”, según reseña Granma. De hecho, cuando se acabó la fiesta todavía no había empezado el programa radiotelevisivo", precisa la nota de Invasor.

En ese momento Cuba tenía 25 casos confirmados y 716 sospechosos. El primer caso positivo de Ciego de Ávila se reportaría tres días después, en el poblado de Ceballos.

Fue en esa Mesa Redonda donde Díaz-Canel exhortó a la aplicación de prácticas de distanciamiento social, dice el periódico, antes de asegurar que no se justifica "la avalancha de reacciones desmedidas, irrespetuosas e hirientes que han recibido en redes sociales". El día de la “fiesta”, lamentablemente, en Ciego de Ávila no se tenía la percepción de riesgo que hoy nos obliga a usar nasobucos, oler a cloro, estar alertas y pedir radicalidad en las medidas, señaló Carvajal.

Lamentablemente, otros dos eventos de trasmisión han complicado la situación de la provincia. En Turiguanó y Venezuela se ha determinado como parte de las encuestas epidemiológicas que hubo “fiestas”, o mejor dicho, reuniones familiares que multiplicaron exponencialmente el contagio. "Lamentablemente, hay quienes no se han enterado de la gravedad del momento y siguen haciendo reuniones con música alta y una alegría peligrosa. Anoche había una en las inmediaciones de la calle Isabel, en la capital provincial", asegura la nota del periódico local.

Ante la inminencia de una posible cuarentena, en Florencia se han reforzado todas las medidas ya adoptadas y se han dispuesto otras, a fin de controlar el evento epidemiológico.

Como el poblado no tiene emisora de radio o telecentro municipal, las autoridades han montado altoparlantes y radiobases para compartir información oportuna e insistir en que las personas se mantengan en sus casas.

Asimismo, para minimizar las aglomeraciones en las colas, se dispuso la venta de productos de primera necesidad de manera organizada, mediante turnos por cada núcleo de consumidores, y se suspendió la comercialización de bebidas alcohólicas en unidades gastronómicas.

Explica Carvajal Jiménez que a 57 ancianos que viven solos se les ha hecho llegar módulos de alimentos y se visitan por los grupos de pesquisaje, sobre todo en el Consejo Popular de Florencia y la comunidad Limpios Grandes (principales focos).

“La Dirección de Comunales tiene el encargo de redoblar esfuerzos en la recogida de desechos sólidos y la limpieza de los barrios, en función de la sostenibilidad higiénica y ambiental”, precisa el presidente del CDM. “Además, hoy se está acopiando todos los productos agropecuarios disponibles y trasladando hacia los consejos populares, en función de que las personas no tengan que ir demasiado lejos para adquirirlos.

Siguiendo la instrucción nacional de limitar la presencia de personas en las calles y centros de trabajo, en Florencia se revisa una por una las entidades estatales para determinar quién debe mantenerse y quién regresar a su casa con las garantías previstas.

Sobre el abasto del agua, tema muy sensible para este municipio, se calcula milimétricamente los recursos de que disponen (agua, combustible, transporte), de manera que, ante un escenario de aislamiento obligatorio, haya precisión y respaldo para llevar el agua a toda la población vulnerable, estimada en unas 3 000 personas.

Las últimas cifras oficiales divulgadas por el Ministerio de Salud Pública cubano muestran un total de 564 infectados confirmados y 15 fallecidos por el coronavirus. En la isla hay ya 1867 pacientes ingresados y los casos sospechosos llegan a 1217.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba