La Doctora Theresa Greene Foto © Captura de NBC

Doctora en Florida pierde custodia compartida de su hija por situación del coronavirus

Theresa Greene, una doctora en Florida, lamentó que un juez emitiera una orden judicial para suspender el tiempo que ella comparte con su hija, debido a los supuestos peligros que su oficio supone para la menor, en medio del brote de coronavirus.

Por decisión de las autoridades, la pequeña de cuatro años divide su tiempo equitativamente entre la madre y el padre, luego de que ambos concretaran el divorcio. Sin embargo, el padre solicitó y recibió una orden de emergencia que exigía la custodia exclusiva hasta que se aplacara la pandemia.

Greene trabaja como médica en una sala de emergencias. A pesar de dar negativo a los exámenes para el virus esta semana, las autoridades decidieron que lo mejor para la niña era no tener contacto con su madre por el momento.

“Siento que el sistema de tribunales de familia ahora me está estresando casi más que el virus, quiero decir que este es un momento muy estresante para los profesionales de la salud”, dijo la doctora a NBC News.

Aun así, la orden del juez de circuito Bernard Shapiro señala: “Para proteger el interés superior del menor, incluyendo, entre otros, la seguridad y el bienestar del menor, este tribunal suspende temporalmente el tiempo compartido de la exesposa hasta una nueva orden judicial. La suspensión está relacionada únicamente con el brote de COVID-19”.

“Me sorprendió que el juez adoptara esta postura sin hablar con expertos médicos y conocer los hechos y tomarlo tan a la ligera, quitarme a mi hija y no pensar en el efecto sobre ella, su bienestar mental y psicológico”, lamentó Greene.

Asimismo, recordó que las evidencias muestran que la enfermedad generalmente no impacta con su mayor fuerza a los niños pequeños.

“Sé que no estoy sola, los primeros en responder, las enfermeras, tantas personas en esta posición que, debido a que están divorciadas, sus hijos sufren y les dicen que no pueden verlos, y simplemente no es justo”, expuso.

“Sabes que hice un juramento y realmente creo en eso, por eso fui a la medicina, para ayudar a las personas”, añadió Greene, que decidió, en consecuencia, apelar al fallo del juez en una sala del tribunal, sin abandonar su lucha contra la pandemia desde la sala de emergencias.

Por otro lado, la doctora señala que la posición de la Asociación Médica Americana sobre este tema es que los médicos de primera línea durante el coronavirus deberían poder ir a casa con sus familias y sus hijos, siempre que tomen allí las precauciones adecuadas.

En la orden, el juez defiende que no decidió tomar esta acción a la ligera, pero debido al estado de la pandemia en Florida, sintió que tenía que hacer esto para proteger la salud del niño.

El Departamento de Salud de Florida indica que el estado acumula 19 347 casos confirmados de coronavirus, y un total de 452 fallecidos por el brote originado en la ciudad china de Wuhan, que hoy azota a más de 180 naciones en el mundo.

Estados Unidos es el país más afectado, al registrar unos 550 000 contagios y alrededor de 21 700 fallecidos. Las mayores cifras las reporta el estado de Nueva York.

En medio de la situación epidémica, uno de los sectores que más ha sufrido las consecuencias de lidiar con la enfermedad ha sido el de los trabajadores sanitarios, precisamente por el contacto al que se exponen de manera continua, sobre todo en las zonas de más infecciones.

Desde la ciudad de Nueva York, una enfermera, madre de tres hijos, comentó a los medios cómo la situación generada por el virus alteraba la relación con su familia, después de que ella misma diera positivo a los exámenes tras contagiarse con un paciente que atendió.

“No puedo acercármeles, el temor a contagiarlos que siento es demasiado. Me sigo arriesgando yo, pero al menos puedo salvarlos a ellos. Es el sacrificio más grande que he tenido que hacer y la decisión más difícil que he tenido que tomar en mi vida”, sostuvo.

“Esto es un desastre, un crimen contra los trabajadores de los hospitales y la situación empeora todos los días, entonces, en lugar de darnos el apoyo que necesitamos, nos están dejando morir y nos exponen a un nivel donde estamos muriendo y nadie nos da buenas respuestas ni explicaciones”, dijo con anterioridad.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985