Albergue para migrantes Senda de Vida, en Reynosa Foto © Twitter

Restricciones de ingreso a albergue de Reynosa por el coronavirus podrían afectar a migrantes cubanos

"Senda de vida", el albergue para migrantes más grande de la zona fronteriza de Reynosa, ha recrudecido sus medidas de seguridad para evitar el contagio del coronavirus entre aquellas personas que se encuentran en sus instalaciones a la espera de cruzar hacia Estados Unidos. 

Las medidas implican tanto a quienes ya fueron admitidos por la institución benéfica -que da albergue especialmente a africanos y cubanos- como a aquellos que deseen ingresar o brindar servicios dentro de las instalaciones, por lo que muchos migrantes de la Isla caribeña que no encuentran lugar para quedarse podrían verse afectados.

Hemos decidido el aislamiento del personal que habita en el albergue y la restricción en el acceso al personal ajeno a la instalación, incluidos nuevos solicitantes y donadores, indicó un guardia de seguridad al medio local El Mañana.

Actualmente en el refugio hay 250 migrantes que esperan poder presentar su solicitud de asilo para ingresar en EE.UU., país que ha suspendido todo tipo de trámites por la pandemia y ya contabiliza más de 40 000 muertes debido al patógeno de pulmón.

La mayoría de los asistidos en "Senda de vida" son personas provenientes de África y Cuba, quienes deberán hacer acopio de paciencia y esperar a que pase la crisis sanitaria. 

"No puede pasar nadie que no esté registrado en los libros de atención, cerramos filas desde mediados de marzo, y solo están saliendo aquellos que tengan motivos muy justificados, como buscar alimentos o medicinas", subrayó la fuente. 

"Tienen que quedarse aquí hasta que todo pase, ahorita no tenemos contagios, tampoco riesgos, los migrantes son muy vulnerables por lo que ahorita no aceptamos a nadie".

En el alberque quedó incluso restringido el acceso de las cuadrillas que ofertaban servicios de peluquería y barbería, o de aquellos que llevaban despensa, talleres recreativos y actividades culturales.

Muchos migrantes cubanos se han visto afectados económica y psicológicamente por la crisis sanitaria generada por el coronavirus en las fronteras mexicanas. 

La suspensión de las cortes que atienden las solicitudes de asilo político en la frontera México-Estados Unidos ha causado una severa depresión en decenas de cubanos varados en Ciudad Juárez.

El pastor Juan Fierro, director del refugio de esa localidad "El Buen Samaritano", afirmó que los migrantes albergados allí están experimentando depresión, tristeza y sentimientos de desesperanza.

“Se ven tristes, muy desesperados y muchos de ellos en una severa depresión, porque no solamente creen que sus casos se pierdan con la suspensión de las citas, sino que el encierro y no tener forma de hacerse de sus propios recursos, los deprime”, explicó.

En otras fronteras la situación no es muy diferente. Este domingo se informó que al menos un cubano dio positivo al COVID-19 en una estación migratoria en el Darién (zona limítrofe Panamá-Colombia), donde hay casi 2 000 migrantes varados desde que se decretó el cierre de fronteras por la pandemia, 38 de los cuales proceden de la isla caribeña. 

La directora de Migración de Panamá, Samira Gozaime, confirmó al diario local Día a día que en el área hay 17 migrantes con coronavirus, por lo que 15 fueron aislados en el campamento y se encuentran estables.

Los otros dos casos son un cubano y un haitiano que fueron trasladados a hoteles que funcionan como hospitales en la capital panameña para un seguimiento más exhaustivo, pues presentaban más síntomas, detalló la funcionaria.

Hace unos días también varios migrantes cubanos y de países centroamericanos se amotinaron en la frontera sur de México, específicamente en la estación Siglo XXI, en Chiapas, para exigir que los devolvieran desde México a sus países de origen por temor al contagio.

Los migrantes permanecen en ese centro debido a la contingencia sanitaria provocada por el coronavirus que, desde hace una semana, no permite trasladarlos a otros países o localidades, y permanecen recluidos hace más de 4 días.

Personal de la estación, que pertenece al Instituto Nacional de Migración, comentó que un primer incidente se produjo en horas de la tarde del lunes, y en él se vieron involucrados cubanos, salvadoreños, africanos y haitianos.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985