Decomisan más de 70 libras de tomate y otros productos a un vendedor en Cienfuegos

Los demás productos decomisados se cuentan 60 coles, cien frutabombas y veinte libras de frijoles, entre otros.

Policía cubana organiza una cola en Sancti Spíritus (imagen de referencia). Foto © Escambray

Este artículo es de hace 1 año

La policía cubana confiscó más de 70 libras de tomates y otras cantidades de alimentos a un vendedor en la provincia de Cienfuegos, cuando el país atraviesa una crisis de abastecimiento en los mercados en medio de la incidencia del coronavirus.

Los demás productos decomisados fueron 60 coles, 100 frutabombas, 20 libras de frijoles, 50 de arroz e igual cantidad de cebolla, 90 de boniato, 30 de ají cachucha, 25 de guayaba y más de 90 de pepino; 14 pomos de jugo de limón, un porrón de cinco litros de ron, más de 50 cajas plásticas, 100 jabas de nylon, 2 cuchillos y 2 pesas, una de ellas de las que destina el Ministerio de Salud Pública (Minsap) para pesar a los bebés.

Según el capitán Hirán Varela Ferrón, uno de los responsables del operativo, los alimentos en particular serían enviados al Palacio de la Maternidad de la provincia, luego de desarticular la casa almacén donde se encontraban, ubicada en la avenida 48, entre las calles 25 y 27 de la ciudad.

El espacio pertenece a un cubano que, según el diario 5 de septiembre, había sido multado en varias ocasiones por realizar ventas ilegales y a precios no establecidos por las autoridades administrativas, una “lucha” que viene reflejándose sobremanera en los medios independientes por estos días en que la pandemia del coronavirus eleva sus cifras en el archipiélago, llegando a un total de 1649 contagios y 67 fallecidos este domingo.

Finalmente, el hombre y su ayudante resultaron advertidos oficialmente y multados por una cuantía de 2 mil pesos cada uno, al amparo del Decreto Ley (DL) 357. Asimismo, se les comunicó que, reincidían en hechos semejantes, podían ser acusados por el delito de Actividad Económica Ilícita (AEI).

En abril pasado se informó de un aumento considerable del número de detenciones policiales por actividades ilícitas, sobre todo aquellas catalogadas de acaparamiento y reventa de productos alimenticios y de aseo.

Seis de los ocho municipios de la provincia –Cruces, Lajas, Abreus, Aguada de Pasajeros, Cumanayagua y la propia ciudad de Cienfuegos– procesaron denuncias por los delitos de hurtos, actividad económica ilícita, acaparamiento, receptación y especulación.

“Ello permitió la ocupación de diversas mercancías, entre ellas productos del agro, leche en polvo, espaguetis, cajas de jugos, cerveza y helado, azúcar, cloro, confituras, paquetes de sazón y croquetas, cuadritos de congrí, memorias flash, audífonos, pescado, productos de limpieza, ropa, mangueras, lámparas LED, cámaras de bicicleta y ron, entre otras”, detalló un directivo de la policía.

En el municipio cabecera sobresalió la detección de dos autos con 10 y 16 sacos de harina de trigo, cada uno, mientras que en el municipio de Cumanayagua se intervino una vivienda en la que se encontró “gran cantidad de paquetes de caramelos, latas de puré de tomate, sirope de piña, vinagre, alcohol, ron, néctar de guayaba y mermelada de mango, todos destinados a la comercialización ilícita”.

Por otra parte, en el poblado de O’Bourke, fueron ocupadas 45 envolturas de nylon de la marca de ron Decano, así como tabacos y jabón de lavar; y en los municipios de Lajas y Aguada de Pasajeros se intervinieron dos casas donde fueron requisados 40 litros de aceite comestible, seis guacales de ron y algunas piezas de motos.

Hace unos días, la prensa oficialista también destacó el arresto de tres presuntos ladrones que se hicieron pasar por trabajadores de Salud para sustraer 186 mil pesos a una mujer en la ciudad de Bayamo, Granma, el pasado 2 de abril.

Los perpetradores se presentaron a la casa de la anciana portando una falsa identidad del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), de la cual se valieron para ingresar a la vivienda de María Naranjo, en la comunidad bayamesa de Barrio Azul, a horas de la mañana. Uno de ellos estaba vestido con bata de médico y los otros dos con uniforme de la campaña antivectorial contra el mosquito Aedes Aegypti.

La detención sirvió para que los oficiales del Ministerio del Interior realizaran un acto político con lecturas de mensajes y una bandera del movimiento 26 de Julio en el fondo, un detalle que no escapó a las críticas.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.