Jesús Sánchez Romero Foto © Facebook / Jesús Sánchez Romero

Dos allanamientos en menos de una semana a opositor cubano miembro de UNPACU

El opositor Jesús Sánchez Romero, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y promotor de la iniciativa Cuba Decide, tuvo que enfrentar dos allanamientos a su vivienda en menos de una semana y resultó detenido en el segundo por las autoridades del régimen.

Sánchez, ex preso político, se encuentra en la segunda unidad policial de Santiago de Cuba, donde reside, nombrada El Palacete. Según José Daniel Ferrer, líder de la UNPACU, el allanamiento se produjo de forma violenta y el activista resultó golpeado, explica un reporte de CubaNet.

El pasado 19 de mayo, Sánchez fue detenido en plena vía pública mientras esperaba en una larga fila para comprar productos de aseo personal. En ese momento, fue conducido hacia la Primera Unidad Policial, al tiempo que le allanaban su vivienda, justo cuando al UNPACU realizaba varias actividades pacíficas en homenaje a la caída en combate de José Martí.

Durante el primer allanamiento, sin orden de registro alguna, la policía le confiscó al activista 30 paquetes de detergente en polvo de 125 gramos cada uno y 50 mascarillas, productos que habían sido adquiridos por la UNPACU para distribuir entre vecinos y activistas, como parte del proyecto comunitario que mantiene la organización en la Isla.

Sánchez, en la primera detención, había sido advertido de que podía resultar acusado por actos de acaparamiento, pero en la segunda ocasión le comunicaron que ahora era posible que enfrentara cargos por el delito de receptación.

Según Ferrer, a Sánchez se le ofreció pagar una fianza de 1000 pesos a cambio de responder al proceso en libertad, pero, hasta el momento, el activista se niega a pagar esa suma de dinero, por considerar su detención una arbitrariedad.

De 42 años de edad, el opositor padece de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, lo cual incluso podría generar complicaciones en caso de infección por coronavirus.

Ferrer denunció el aumento de la política represiva contra su grupo en medio de la crisis sanitaria que atraviesa la isla. Para el líder de la UNPACU, el hambre, la miseria y la represión que está atravesando el pueblo de Cuba, podría desencadenar pronto en un estallido social, y por tal motivo, el régimen arremete con mayor ímpetu contra los opositores.

A finales de abril pasado, activistas independientes cubanos y representantes de organizaciones opositoras en la isla, unieron sus voces para hacer pública una declaración en la que denunciaban la creciente represión del gobierno, alertan sobre la propaganda gubernamental ante el Covid-19 y piden la liberación de los presos políticos y los encausados por “peligrosidad predelictiva”.

“Alertamos sobre el peligro para la vida y la seguridad de nuestro pueblo por el desabastecimiento y la ausencia de condiciones sanitarias de los lugares públicos, incluidos los hospitales y centros de internamiento, debido a la inacción, la corrupción y la negligencia de quienes detentan el poder en Cuba”, dijeron en un comunicado.

“La represión aumenta cada hora", denuncia el documento. "Muchos activistas, pero también ciudadanos no organizados, han sido detenidos, amenazados, despojados de sus celulares e incluso agredidos físicamente y llevados a prisión por las autoridades por tomar una foto o hacer una publicación en redes sociales. La dictadura emplea el artículo 68 del Decreto-Ley 370, que considera una infracción difundir, a través de las redes públicas, información contraria al "interés social, la moral, las buenas costumbres y la integridad de las personas"”, alertaron.

Apenas unos días después, un tribunal de Santa Clara condenó en juicio sumario a dos activistas del Foro Antitotalitario Unido (FANTU) por el presunto delito de “desacato” a las autoridades, tras una discusión verbal entre los acusados y un oficial de la Seguridad del Estado que presuntamente los provocó.

El 24 de abril, a las 10:00 a.m., Juan Galbán Hernández y Yampiel Bernal Ampudia fueron sentenciados a 12 y 10 meses de privación de libertad, respectivamente, por el supuesto delito y ahora cumplen condena en la prisión provincial La Pendiente, en la ciudad de Santa Clara.

Más recientemente, el opositor cubano Juan Antonio Madrazo Luna denunció que en la mañana del domingo 17 de mayo fue arrestado por tirar fotos de una cola en la tienda La Infancia, ubicada en 23 y 6, en el Vedado, La Habana.

Mientras atraviesa una etapa en que la economía cubana va cuesta abajo, el régimen no para de destinar recursos a sus aparatos represivos. Por demás, Cuba es considerado el país con menos libertad de expresión de América Latina, de acuerdo con la organización Reporteros sin Fronteras (RSF).

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.