Un auto policial fue incendiado durante las protestas en el centro de Miami Foto © Twitter/ CBS 4 Miami

Violentas protestas y actos vandálicos en Miami obligan a imponer toque de queda

Cientos de manifestantes desataron este sábado violentas protestas y actos vandálicos en el centro de Miami, obligando a las autoridades a decretar el toque de queda en todas ciudades y barriadas del condado Miami-Dade.

Los disturbios por la muerte del afroamericano George Floyd tomaron el área del Bayside y otras zonas aledañas al Bayfront Park, en el centro de la ciudad, y causaron desastres en instalaciones comerciales y vías públicas, lo que condicionó un amplio despliegue de fuerzas policiales en el lugar.

Se calcula que entre 800 y mil personas participaron en las manifestaciones, que se iniciaron de manera pacífica alrededor de las 3 p.m., e incluyeron también la protesta de unas 100 personas en la ciudad de Coral Gables.

La preocupación de las autoridades apuntaba también a que las reglas de distanciamiento social, condicionadas por la pandemia del coronavirus, estaban siendo vulneradas y la propagación de la epidemia podría incrementarse en momentos en que el sur de la Florida se encamina a la reapertura económica

La mayor concentración se produjo frente a la Antorcha de la Libertad y comenzaron a gritar el nombre de George Floyd y grítos de "¡Policías asesinos a la cárcel!". Pero lo que era una manifestación pacífica se fue acalorando y la multitud  comenzó a moverse del lugar.

Dos horas después quedó interrumpida la carretera 1-95, provocando desvíos del tráfico y caos general.

La policía usó gas lacrimógeno y puso en acción sus equipos antimotines para tratar de controlar la situación desde el final de la tarde, cuando el núcleo de manifestantes escaló en sus protestas, quemaron autos, lanzaron piedras y botellas contra tiendas y establecimientos comerciales, y rompieron máquinas dispensadoras de bebidas y alimentos.

La multitud se aglomeró en torno al edificio del Departamento de Policía de Miami, en el centro de la ciudad, y dos carros patrulleros fueron incendiados.

Al menos tres vehículos estalaron en llamas y varios resultaron vandalizados, entre ellos varias patrullas de la Policía de Miami.

Las autoridades emitieron una orden de dispersión para alejar a los manifestantes del edificio del Gobierno de Miami-Dade y los invitaron a abandonar el lugar pacíficamente, pero ya la mecha de la explosión estaba encendida.

Ante la tensa situación, el alcalde del condado Miami-Dade. Carlos Giménez, declaró el toque de queda, desde las 10 de la noche del sábado hasta las 6 a.m. del domingo, y paralizó el transporte público, incluyendo el Metrorail, Metromover y el servicio de autobuses. Al menos 25 ciudades en 16 estados del país se vieron en la necesidad de ordenar el toque de queda a causa de las protestas violentas por la muerte de George Floyd.

El toque de queda también se aplicará desde las 8 p.m. del domingo. Asimismo, la suspensión del transporte público se extenderá todas las noches por tiempo indefinido hasta nuevo aviso.

"Apoyo de todo corazón las protestas pacíficas, cien por ciento, pero una vez que entran en la ilegalidad, habrá cero tolerancia”, manifestó Giménez.

Los cuerpos policiales de la ciudades de Miami y Miami Beach y del condado Miami-Dade unieron fuerzas para tratar de aplacar a los manifestantes y establecer el control en el territorio. Autos y dispositivos policiales bloquearon las principales arterias del centro de Miami para impedir la circulación de de personas y el tránsito vehicular por la zona de disturbios.

Fuentes policiales dijeron tener información de inteligencia de que "agitadores externos" viajaron a Miami para impulsar la protesta y provocar el caos.

Hasta las 10 de la noche se habían producido algunos arrestos, según confirmó el jefe de la Policía de Miami, Jorge Colina. Se reportan al menos 12 personas detenidas.

Grupos de manifestantes se mantenían en las calles después de entrar en vigor el toque de queda, aunque la mayoría de ellos se había dispersado.

Para el domingo están previstas protestas en Miami y otras ciudades del estado de Florida como parte de las movilizaciones masivas en Estados Unidos para reclamar justicia por la muerte de George Floyd tras la represión de un policía en Minneapolis.

Las protestas de Miami se sumaron a otras manifestaciones por la muerte de Goerge Floyd en ciudades de Florida como Tallahassee Tampa y Orlando. Los mayores disturbios y saqueos se reportaron en Tampa.

Fue el quinto día consecutivo de protestas que impactaron a 30 ciudades a lo largo de la nación y que han obligado a la intervención de la Guardia Nacional en varios territorios para garantizar el orden e impedir el descontrol social. 

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985