Dana Boente, abogado del FBI Foto © Screenshot

Renuncia el principal abogado del FBI tras supuestas presiones de Trump

El principal abogado del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), Dana Boente, ha presentado su renuncia en medio de supuestas presiones del presidente norteamericano Donald Trump y sus aliados republicanos para que la oficina elimine a los funcionarios asociados con la investigación de Rusia, informaron medios norteamericanos.

Su renuncia se hará efectiva a partir del 30 de junio, dijo un vocero del FBI este sábado.

Boente, asesor general del FBI, lleva 38 años de carrera en diversos puestos relacionados con el Departamento de Justicia. Fue nombrado abogado general en 2018 después de servir como Fiscal Federal en Alexandria, Virginia, y de un breve período como fiscal general interino.

Fue en ese período, a principios de 2017, cuando Boente intervino después de que Trump despidió a la entonces fiscal general interina Sally Yates por oponerse a la orden ejecutiva de Trump sobre inmigración y refugiados, que prohibía la entrada al país de viajeros de países musulmanes.

Boente saltó a la fama cuando Trump despidió a Yates y luego lo nombró fiscal general interino.

Mientras Trump llenaba el Departamento de Justicia con sus propios nombramientos, Boente se quedó en la Administración para servir en otros roles de actuación antes de mudarse al FBI a principios de 2018.

Boente también firmó una de las autorizaciones para volver a vigilar a Carter Page, asociado de la campaña de Trump, aprobada por el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera.

Un informe del inspector general el año pasado encontró numerosos casos de inexactitudes e información retenida en las solicitudes del FBI firmadas por Boente y Rod Rosenstein, quienes se convirtieron en vicefiscales generales. El Departamento de Justicia retiró luego esas órdenes.

El inspector general no encontró evidencia de delito por parte de Boente y Rosenstein, pero igualmente los críticos conservadores argumentan que el director del FBI, Christopher Wray, no ha hecho lo suficiente para limpiar ese departamento.

Boente es el funcionario de más alto nivel que queda en el FBI asociado con la investigación sobre Rusia, un problema que el presidente y su campaña política han resucitado este año.

El breve papel de Boente en el llamado "Russiagate" (una investigación de 2016 del FBI sobre si la campaña de Trump se había coordinado con Rusia para influir en las elecciones) se ha convertido en un foco de críticas de algunos de los partidarios del presidente en Fox News y otros medios conservadores. Como fiscal general interino, Boente supervisó brevemente esa investigación. Más tarde fue entrevistado por el abogado especial Robert S. Mueller III y entregó notas como parte de la investigación de Mueller sobre si Trump había tratado de obstruir la justicia.

NBC News fue quien informó por primera vez sobre la posible renuncia de Boente y dijo que Wray había solicitado su su salida por órdenes de altos funcionarios de Justicia. Otras fuente, como el diario The Washington Post, aseguran que a Boente se le ofreció otro puesto en el Departamento de Justicia, pero declinó y prefirió presentar su renuncia.

"Pocas personas han servido tan bien en tantos roles críticos de alto nivel en el Departamento", dijo Wray en un comunicado. "A lo largo de su larga y distinguida carrera como servidor público, Dana ha demostrado una determinación desinteresada para garantizar que siempre se haga justicia en nombre de nuestros ciudadanos".

"Todos deberíamos estar agradecidos por su dedicación al Departamento de Justicia, el FBI y el Pueblo estadounidense... Si bien será difícil reemplazar a Dana, estoy comprometido a garantizar que el próximo asesor general tenga experiencia, sea objetivo y esté preparado para dirigir a los hombres y mujeres que componen esta parte vital de la misión del FBI", agrega.

El abogado especial Robert Mueller, en su propia investigación de dos años de 2016, encontró amplia evidencia de los intentos de Rusia de interferir y ayudar a la campaña de Trump.

En las últimas semanas, el presidente y sus aliados han renovado las críticas a la investigación de Mueller y Barr ordenó que el departamento retirase los cargos contra Michael Flynn, el primer asesor de seguridad nacional de Trump, que se declaró culpable de mentirle al FBI. Flynn está tratando de retirar su declaración de culpabilidad, una solicitud aún pendiente ante un juez.

Archivado en:

Ernesto Hernández Busto

Periodista y ensayista cubano. Fundador del sitio Penúltimos Días.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985