Sucursal de Western Union en La Habana. Foto © Cibercuba

Western Union considera entregar en dólares las remesas enviadas a Cuba

La compañía Western Union está considerando entregar en dólares estadounidenses (USD) las remesas enviadas a personas en Cuba, lo que permitiría a la vez realizar depósitos directos en las tarjetas magnéticas habilitadas para las nuevas tiendas en divisas del país.

La decisión de Western Union marcaría un viraje en las entregas de remesas en efectivo a los residentes de la isla, las cuales se realizan actualmente en pesos convertibles (CUC).

"Efectivamente, a Western Union se le ha ofrecido esa posibilidad, y estamos evaluando aún la viabilidad de proveer remesas en USD desde una perspectiva regulatoria y operativa" , dijo a CiberCuba Margaret D. Fogarty, portavoz de la corporación para el área de las Américas.

La propuesta para entregar remesas en dólares y transferirlas a las tarjetas magnéticas provino del Banco Central de Cuba (BCC). La funcionaria agregó que mientras se toma una decisión, los negocios y servicios de Western Union con Cuba continuarán operando como siempre.

Forgaty declinó fijar una fecha para la posible implementación de la medida en estudio. "Si surge algún cambio, nos comunicaremos directamente con los clientes e interesados afectados", indicó.

La alternativa de cambiar el pago de remesas de CUC a dólares surgió a propuesta del gobierno cubano, luego del anuncio de la apertura de 77 tiendas de artículos electrodomésticos, motos y piezas de autos a lo largo del territorio nacional, el pasado octubre. La medida gubernamental tiene como propósito urgente la recaudación de moneda dura, tratando de mitigar los efectos del recrudecimiento de sanciones comerciales y financieras por parte de la administración de Donald Trump.

Western Union dijo que la decisión depende de realizar los ajustes tecnológicos necesarios.

El funcionamiento de las tiendas recaudadoras ha comenzado a devaluar el CUC en el panorama económico cubano, agravado por la existencia de una dualidad monetaria. Aunque el CUC se mantiene en uso, numerosos negocios y servicios privados prefieren el pago en dólares o pesos cubanos ante el incierto futuro del CUC.

En octubre, la compañía líder global en servicios de pagos y remesas, anunció que estaba en proceso de actualizar sus sistemas operativos para cumplir con las restricciones implementadas por el gobierno de Trump sobre remesas y envíos de dinero a la isla. Desde el pasado 9 de octubre, el Departamento del Tesoro limitó a $1,000 dólares trimestrales el envío de remesas familiares y eliminó las categorizadas como donaciones a ciudadanos cubanos desde Estados Unidos.

Pero a finales de ese mes, el gobierno cubano lanzó la iniciativa de las tiendas en divisas extranjeras, lo que motivó múltiples interrogantes en la población sobre la permanencia del CUC en el mercado interno.

La respuesta de las autoridades cubanas se encaminó entonces a flexibilizar la entrada y circulación de dólares en el país. A comienzos de enero, el BCC dio a conocer una resolución que permite a las cuentas de los ciudadanos cubanos recibir depósitos en efectivo en dólares estadounidenses con el gravamen del 10%. La medida entró en vigor el pasado 18 de enero.

Las tarifas impuestas por Western Union oscilan entre el 9 y el 15 por ciento dependiendo del tiempo de entrega y el método de pago utilizado para la transacción, mientras que el gobierno cubano recibe aproximadamente el 20 porciento del recargo pagado por los clientes.

Si finalmente Western Union implementa la entrega en dólares de las remesas en Cuba, se viabilizarían numerosos envíos de dinero que actualmente se han congelado por decisión de los usuarios, como las transacciones de caudal hereditario desde Estados Unidos.

"Mucha gente ha paralizado los envíos de dinero de las cuentas bloqueadas [de herencias] porque no quieren recibirlo en CUC, y no hay otro modo de enviarlo legalmente que no sea a través de Western Union", dijo José I. Valdés, abogado de asuntos testamentarios en Miami y representante de decenas de clientes en la isla.

Desde 2003, el Departamento del Tesoro autorizó que los caudales hereditarios otorgados en Estados Unidos a residentes en Cuba pueden ser enviados a través de Western Union desde cuentas congeladas en bancos estadounidenses. Actualmente, pueden enviarse hasta $10,000 dólares diarios a beneficiarios cubanos en la isla, pues las restricciones en el monto de las remesas, impuestas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) el pasado año, no aplican para los envíos de caudales hereditarios.

Western Union, con sede en Denver, Colorado, y ganancias anuales calculadas en $6,000 millones de dólares, proporciona servicios de transferencia de dinero a Cuba a través de más de 420 sucursales radicadas en 168 municipios del país. Aunque la compañía no reporta datos sobre el valor de sus transacciones, es el mayor operador de los $3,500 millones  en efectivo que anualmente llegan en remesas a destinatarios en la isla.

Western Union  tiene un acuerdo con FINCIMEX, sociedad privada y subsidiaria de la corporación CIMEX, para sus operaciones en Cuba. La compañía fue autorizada por el Departamento del Tesoro en 1999 para establecer sucursales en territorio cubano, y a partir de 2016 puede tramitar envíos de dinero desde cualquier lugar del mundo hacia la isla, mediante el uso de su plataforma de pagos transfronteriza.

Archivado en:

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985