Algunas de la piezas incautadas Foto © Collage YouTube/screenshot

Policía decomisa miles de piezas de autos Lada y Moskvitch a cuentapropistas en Cuba

Las autoridades de Villa Clara decomisaron miles de piezas y accesorios para Ladas y Moskvitch a dos cuentapropistas que tenían licencia de productores-vendedores de accesorios de gomas, licencia que no contempla la venta de partes de vehículos automotores.

Un reporte del Sistema Informativo de la Televisión Cubana precisa que las dos personas encauzadas -que en esta ocasión no fueron entrevistadas ni sus nombres precisados en el reporte- tenían alquilada la vivienda por 400 pesos mensuales, y la casa operaba como almacén de la mercancía para ser vendida en el mercado negro.

La agente del MININT entrevistada explicó que incautaron hasta 218 modelos diferentes de piezas de los vehículos citados, que en conjunto sumaban "varios millares", y precisó que algunas de las piezas confiscadas son importadas del extranjero y que otras se venden en Cuba.

Muchas de las piezas que se comercializan en Cuba para autos de la era soviética son importadas por cubanos desde Rusia, pues como el país euroasiático no exige visas a los ciudadanos de la isla, se ha convertido en los últimos años en una de las rutas comerciales en ascenso para la adquisición de mercancías, que luego son revendidas en el país.

Según la información, mantienen abierta una investigación para averiguar el origen de la mercancía incautada. Este es otro de los ya habituales del operativos de la policía cubana como parte de la estrategia de control que han ejercido durante a crisis por el coronavirus en el país.

Mayor control policial en tiempos de coronavirus

El Gobierno cubano ha reforzado el control policial en los últimos meses con el fin de combatir delitos relacionados con el robo y la malversación de insumos de todo tipo.

En este sentido, la prensa cubana se viene haciendo eco con frecuencia de arrestos y decomiso de mercancías, siempre con un carácter ejemplarizante, que ha sido cuestionado por no respetar la identidad de los infractores en algunos casos.

A comienzos de junio, un operativo policial en Pinar del Río acabó con el decomiso de piezas y accesorios de motos a un cuentapropista cubano. En ese caso el trabajador por cuenta propia figuraba en la categoría de “productor-vendedor de accesorios de goma” y era eso lo que realmente vendía, pero las autoridades consideraron que el volumen de mercancía encontrada excedía lo permisible.

Según explicó entonces la periodista oficialista que informó del caso, el Artículo 228 del Código Penal cubano -en su apartado número 3- recoge que el cuentapropista que, a pesar de tener la licencia correspondiente a los artículos que comercializa, “incumpla lo establecido en los reglamentos a fin de obtener mayores ganancias, incurre en el delito de actividad económica ilícita”, y tal sería el supuesto aplicado al trabajador pinareño en ese caso.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985