Así se verá la versión impresa del periódico Foto © Granma

En plena crisis los cubanos leerán el Granma en colores

A partir del próximo lunes 15 de junio los residentes de las cinco provincias occidentales, de Camagüey y del municipio especial Isla de la Juventud recibirán los periódicos en cuatro colores, lo cual para los lectores no supondrá ninguna diferencia sustancial debido a que los contenidos seguirán siendo los mismos.

Estos territorios se suman ahora a Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Villa Clara y Cienfuegos, donde desde hace meses circulan las publicaciones nacionales y provinciales en ese formato, tras la puesta en marcha de nuevos equipos para este tipo de impresión en la Unidad Empresarial de Base (UEB) Gráfica de Villa Clara.

Según una información enviada al diario Granma por el Ministerio de Industrias, “ese poligráfico ya está en condiciones de asimilar una carga superior” y tras un proceso inversionista, asumirá también la producción de los periódicos del occidente del país.

El poligráfico de La Habana detendrá su producción para iniciar su proceso de reconversión tecnológica, en medio de una grave crisis económica que se ha agravado tras la paralización del turismo por la pandemia de coronavirus.

Por su parte, la UEB Gráfica Holguín se mantendrá imprimiendo los periódicos de la zona oriental en blanco y negro.

Estos cambios cosméticos no deben influir en la opinión acerca de la prensa oficialista que tiene la población, harta de que sus informaciones estén totalmente alejadas de la realidad y solo respondan a los intereses del régimen.

Mientras el gobierno financia la remodelación de las imprentas estatales, los ciudadanos por medio de Internet buscan estar al tanto de lo que dan a conocer los medios independientes, los únicos que se atreven a denunciar la verdadera situación económica, política y social del país.

Pese al recrudecimiento de la represión por parte de las autoridades a los periodistas independientes, estos se han convertido en un referente para la ciudadanía, que sabe reconocer la veracidad sin la censura ni las dobles intenciones de la prensa oficialista.

La “novedad” de la prensa cubana en color se anunció en 2018, cuando se inició un proceso de modernización en la empresa gráfica de Villa Clara, lo cual provocó que su homóloga habanera tuviera que asumir la producción del centro de la isla.

Ello condujo a una sobrecarga en las viejas y sobreexplotadas maquinarias y finalmente se afectó la distribución de la prensa tanto en las provincias occidentales como en las centrales.

Según reconocieron ese año medios oficialistas, el proceso inversionista trajo un cierto caos en la edición y entrega de los periódicos “a los suscriptores estatales y particulares, y en su comercialización a la población”.

En 2019 se informó que los principales periódicos y otras publicaciones oficialistas reducirían sus ediciones impresas “debido a dificultades con la disponibilidad de papel gaceta en el país”, de acuerdo a una breve nota publicada en el diario Granma.

El propio órgano oficial del partido único en la isla vio reducidas sus ediciones de los miércoles y viernes de 16 a ocho páginas. El Juventud Rebelde dejó de circular los sábados para poder mantener sus 16 páginas del domingo.

También los semanarios Granma Internacional, Trabajadores, Orbe y Opciones también redujeron sus tiradas a la mitad.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985