Georvis Ley Cuenca de alta Foto © Ernesto Hidalgo/Twitter

Recibe alta el policía reportado grave tras suceso en estación de Calabazar

Georvis Ley Cuenca, oficial cubano de 30 años que fue una de las víctimas del asalto a la estación policial de Calabazar, en La Habana, ha sido dado de alta luego de que se encontrara en estado de gravedad por las heridas causadas.

En la red social Twitter el cubano Ernesto Hidalgo informó que Cuencas ya se encontraba junto a su familia, "disfrutando del alta médica luego de haber estado reportado de grave a partir de los hechos de Calabazar, Boyeros-La Habana. Le deseamos lo mejor", sostuvo.

También fueron compartidas imágenes del joven oficial junto a sus familiares y amigos.

Georvis Ley Cuenca, chofer de auto patrullero en la propia unidad, fue ingresado en el Hospital Enrique Cabrera de La Habana luego de que el agresor, "un individuo de pésima conducta social y antecedentes penales", los atacara con arma blanca y sustrajera un arma de fuego asignada a uno de ellos.

De Cuenca, oriundo de Sagua de Tánamo, se pensó en un primer momento que había perdido la vida, pero luego la prensa oficial confirmó que estaba vivo.

En el asalto murió el Primer Teniente Yoannis Rodríguez Rivero, de 34 años, quien murió como consecuencia de varias heridas en el cuello. También resultó lesionado el primer suboficial Ariel Rojas Tomás, de 48 años, oficial carpeta en el lugar.

En el centro médico donde fue atendido, Cuenca ha estado recibiendo tratamiento psicológico con la ayuda del psicólogo clínico especialista en Neuropsicología, Raudel Soria Rodríguez.

El Ministerio del Interior (MININT) de Cuba capturó cinco horas después de que se diera a la fuga tras el suceso al agresor identificado como Yusniel Tirado Aldama.

Fuentes anónimas declararon a CiberCuba que el prófugo fue capturado en la casa de su pareja en el Cacahual, en el poblado de Santiago de las Vegas.

Tirado Aldama, residente del municipio habanero de Boyeros, no tenía vínculo laboral y estuvo preso por un delito de atentado. Además, le constan antecedentes por robo con fuerza, lesiones, tenencia de drogas, daño a la propiedad y receptación.

Todo comenzó luego de que tres jóvenes fueran detenidos en la vía pública por no llevar nasobucos y conducidos a la estación de policía de Calabazar, donde le pusieron una multa de 3 000 pesos al presunto asesino.

Fuentes aseguraron que en la madrugada del viernes, el agresor, quien se encontraba con un amigo en el parque de Calabazar bajo los efectos de drogas, se dirigió a la estación policial con el arma blanca.

"Fue para allá y al primero que agredió fue al oficial que estaba de guardia y lo degolló", dijo.

"Luego le quitó la pistola y le disparó al pecho a uno de los agentes que vinieron a auxiliar al oficial que murió en la escena", agregó.

Sobre este suceso el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel aseguró que "no habrá impunidad" con el responsable: "Ministerio del Interior informa sobre incidente en Boyeros y fallecimiento de un oficial de la Policía. Indignación por asesinato del Primer Teniente Yoannis Rodríguez y heridas a 2 policías a manos de delincuente. No habrá impunidad", escribió en su cuenta oficial de Twitter.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985