Carlos Giménez Foto © Twitter / Carlos Giménez

Miami-Dade limita uso de piscinas y venta de alcohol en hoteles para el fin de semana del 4 de julio

El alcalde de Miami-Dade firmó una enmienda que limita el acceso a las piscinas y las ventas de alcohol en los hoteles durante el próximo fin de semana, cuando se celebra el 4 de julio, una medida que intenta frenar el avance de la pandemia de coronavirus.

Carlos Giménez suscribió el pasado miércoles la enmienda a la Orden de Emergencia 25-20, para establecer que los hoteles, moteles y alojamientos comerciales en el condado restrinjan el horario de permanencia en sus piscinas y la comercialización de bebidas durante los días de fiesta.

“He firmado la enmienda 1 a la Orden de Emergencia 25-20, que limita los horarios de las piscinas en los hoteles y alojamientos comerciales entre las 8:00 pm y las 6:00 am, entre el 3 y el 6 de julio en Miami-Dade”, reveló el funcionario en su cuenta de Twitter.

Según la nueva disposición, cuando las piscinas estén abiertas solo podrán acceder a ellas los huéspedes que se alojen en ese momento y la cantidad de bañistas se limitará al 50 por ciento de la capacidad de las áreas que bordean las albercas.

“El reciente aumento de los casos de COVID-19 en todo el condado de Miami-Dade requiere que tomemos estas medidas para atenuar la curva”, comentó Gimenez.

En cuanto a la venta y el consumo de alcohol en las zonas que rodean las piscinas, estarán prohibidos antes de las 11:00 am y después de las 8:00 pm.

“Si bien queremos que todos disfruten del fin de semana del 4 de Julio, es preciso que protejamos la salud pública de nuestra comunidad. No existe acto más patriótico que proteger la vida de todos en nuestro condado”, señaló Giménez.

Esta medida da continuidad a otra adoptada el pasado 27 de junio, que dispuso el cierre de todas las playas del condado durante el fin de semana festivo.

Quienes incumplan la reciente regulación estarán cometiendo un delito menor de segundo grado, el cual puede ser sancionado con una multa de hasta 500 dólares y 180 días en prisión. Además, se cerrará la piscina que viole estos requisitos.

Por otra parte, Giménez firmó el martes pasado una enmienda a la Orden de Emergencia 23-20 y dispuso el cierre de los restaurantes con capacidad para más de ocho comensales, todos los días desde la medianoche hasta las 6:00 am del día siguiente, a partir del 1 de julio y hasta nuevo aviso.

Dichos locales solo podrán abrir sus puertas en esas horas para entregar comidas a domicilio.

“Debemos tomar esta medida para reprimir el reciente aumento del condado de Miami-Dade en los casos de COVID-19”, dijo.

“Demasiadas personas se agolpaban en los restaurantes a altas horas de la noche, convirtiendo estos establecimientos en zonas de reproducción para este virus mortal”, precisó.

“Estamos cerrando los restaurantes y prohibiendo la venta de bebidas alcohólicas a partir de la media noche. Hemos recibido reportes y hemos visto como algunos sitios se han convertido en clubes nocturnos”, concluyó.

La Orden de Emergencia 23-20 ya había sido modificada el pasado 28 de junio, cuando se decretó la prohibición para todos los establecimientos gastronómicos de vender alcohol entre las 12:00 pm y las 6:00 am, así como el cierre de las salas de hookah.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985