Terminal 3 del Aeropuerto José Martí de La Habana (Archivo) Foto © CiberCuba

Europa aprovecha la reapertura de fronteras para mandar mensaje a Cuba

La Unión Europea (UE) ha aprovechado la reapertura de fronteras para enviar un claro mensaje al gobierno cubano sobre la importancia de suprimir la hegemonía excluyente del partido comunista, avanzar en libertades y derechos humanos, emprender reformas económicas que generen riqueza y permitan ir pagando las deudas con el Club de París y España, explicó a CiberCuba un funcionario europeo, que rehusó ser identificado.

Cuba fue excluida de la lista de países con acceso a la UE en la primera etapa de reapertura de fronteras, tras la pandemia de coronavirus, exclusión que será revisada periódicamente y que también incluye a países como Estados Unidos, Marruecos y Argelia, como indica el Boletín Oficial del Estado de España, este viernes.

"Hemos recibido algunos mensajes de aerolíneas europeas preocupadas por la inclusión de Cuba; y entendemos sus razones, pero las nuestras son de confianza política y relaciones bilaterales", subrayó.

"Tampoco es cierto que nuestra posición obedezca únicamente a criterios de un determinado grupo de países europeos, principalmente del norte, como están afirmando algunos; España, por ejemplo, se negó a recibir médicos cubanos para afrontar el coronavirus; y quienes conocen la Unión Europea saben que los acuerdos del Consejo se toman por consenso y no sin una amplia discusión y negociaciones previas", aclaró.

"Los cubanos saben que no vemos con buenos ojos que la nueva Constitución mantenga el carácter hegemónico y único del partido comunista"; y les hemos recordado que "contraviene el espíritu y la letra de los Pactos de ONU sobre derechos Civiles", que Raúl Castro Ruz firmó en 2008, pero nunca ha ratificado.

"Tampoco nos gustan los decretos leyes 349 y 370; hemos sido discretos y nunca vamos a interferir en asuntos internos, pero nuestro compromiso con Cuba también incluye a los opositores demócratas, activistas independientes y observadores de Derechos Humanos", precisó.

 "Una parte de la oposición cubana nos critica porque nos tilda de blandos frente a La Habana, pero otra respeta y entiende nuestro equilibrio, pero también nos pide que maticemos nuestras acciones hacia La Habana con la exigencia de avances democráticos reales", apuntó el diplomático.

El funcionario evitó precisar si Bruselas o Naciones Unidas emitirán próximamente sendas declaraciones sobre el contenido represivo del decreto ley 370, conocido como Ley Azote, y del que opositores han pedido a la Asamblea Nacional y el Consejo de Estado, entre otras instancias, su derogación por "inconstitucional", respaldada con la firma de más de tres mil 600 cubanos.

"Tampoco se trata de una postura exclusiva nuestra, Naciones Unidas también ha mostrado su rechazo a esas prácticas represivas; y asi lo ha transmitido al gobierno cubano, incluido nuestro pesar compartido por su excesiva presencia en Venezuela, que dificulta un acuerdo de mínimos entre todas las partes, para una salida negociada", añadió.

El desencuentro entre La Habana y Bruselas ha venido escalando sin mayor trascendencia pública porque la UE pensó que la política hostil de Trump hacia La Habana, abriría una senda de colaboración, pero el gobierno cubano dejó claro desde el inició que "prefería a Canadá como interlocutor antes que a nosotros porque fue la via que usó para comunicar a Estados Unidos que apostaría hasta el final por Nicolás Maduro", recordó el funcionario europeo.

El gobierno español evitó la llegada de sendas brigadas médicas cubanas a Valencia (este) y Cataluña (noreste), tras varios intentos de sus gobiernos autonómicos, basándose en un informe del ejecutivo italiano que calificó los servicios médicos cubanos de "nefastos", como revelaron medios de comunicación españoles, tras las insistentes presiones de ambas regiones y de los tradicionales aliados de la dictadura cubana en España.

El periódico La Vanguardia, informó el 3 de abril que: fuentes del Gobierno aseguran que no se contempla por ahora la participación de médicos procedentes de Cuba ni de China, aunque sí se está valorando añadir al sistema sanitario español a aquel personal médico extranjero que resida en España.

Sobre los primeros, desde la Moncloa señalan que el gobierno italiano ha compartido con España la experiencia del personal venido directamente de Cuba y de China, y que la calificaron de 'nefasta'".

"En negar la llegada de sanitarios cubanos a España no hubo discrepancia alguna con Podemos, que se ha sentido ninguneado por La Habana, desde su época de asesoría en Venezuela", aseguró una fuente próxima al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que reiteró los principales escollos para mejorar las relaciones bilaterales son la represión contra opositores y activistas independientes y la deuda en torno a dos mil millones de euros.

Canadá, en cambio, mantiene un perfil bajo en sus relaciones con La Habana, debido a los ataques sónicos sufridos por sus diplomáticos en La Habana y por el apoyo del tardocastrismo a Nicolás Maduro, como ha hecho saber Ottawa a la embajadora Josefina Vidal, que se ha volcado en visitas a regiones canadienses, como parte de la estrategia de su gobierno en la mayoría de países, incluidos aliados tácticos como Argentina y México

Archivado en:

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.