Representante cubano y Ariel Ruiz Urquiola en la ONU. Foto © Captura de pantalla

Delegaciones de Cuba y Venezuela sabotean palabras de Ariel Ruiz Urquiola en la ONU

Las delegaciones del Gobierno de Cuba y Venezuela sabotearon este viernes la intervención del activista Ariel Ruiz Urquiola en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza. 

Aunque en principio estaba previsto que Urquiola hablara solo 90 segundos, las constantes interrupciones del diplomático cubano Jairo Rodríguez, e incluso de Venezuela, China, Eritrea y Corea del Norte, no permitieron al también científico exponer su caso y el de su hermana ante ese organismo de la ONU. Como resultado de las intromisiones, el momento se extendió más de 13 minutos

Urquiola comenzó hablando de los convenios médicos del gobierno de Cuba, que ya han sido denunciados en la ONU por los abusos a los derechos humanos de los galenos, pero un representante de la isla en Ginebra alegó que Urquiola no pertenece a la ONG Ingenieros del Mundo, no podía seguir su alocución y pidió al vicepresidente revisar su acreditación. 

El vicepresidente de la comisión respondió que la acreditación fue hecha de manera correcta y devolvió la palabra a Urquiola, quien continuó denunciando que "los médicos cubanos son enviados con condiciones de trabajo desventajosas, violando el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. El impacto de esta explotación sobre el sistema de salud pública de Cuba.."

Por segunda vez fue interrumpido por la delegación cubana en Ginebra, quien en esta ocasión alegó que Urquiola se refirió "a cuestiones ajenas al tema del Consejo de Derechos Humanos... estamos en el diálogo sobre la trata de personas" y tildó de "inaceptable" lo expuesto por el activista. "Resulta improcedente que se intente manipular el trabajo de este órgano para cuestiones ajenas al mismo basadas en acusaciones sin fundamentos", agregó.

El Gobierno de Cuba niega que los convenios médicos sean catalogados como trata de personas, pese a que especialistas de la salud que se quedaron en otros países denunciaron que es "un sistema de esclavitud moderna", así como hay pruebas documentales de que las autoridades de la isla se quedan con hasta el 70 por ciento de lo ganado por cada uno de los galenos exportados.

Un diplomático de Venezuela se sumó a la petición de Cuba contra Urquiola y dijo que está fuera del orden del día y utiliza la sesión "para proferir indebidos señalamientos contra un Estado miembro", ante lo cual reiteró la revisión de las palabras del científico y en caso de no ajustarse quitarle la misma. También se sumó el representante de China y Eritrea a las delegaciones que no querían dejar hablar al activista.

Solo Australia salió en dos ocasiones en defensa del derecho de la sociedad civil de Cuba y de Urquiola a expresarse libremente en la ONU y solicitó a la Comisión que le permitieran continuar.

El vicepresidente volvió a solicitar a Ariel ajustarse al tema de trata de personas, en particular de mujeres y niños. El científico siguió con su intervención: "los dineros recaudados no benefician la salud, ni los tratamientos oncológicos de primera línea, así como las pruebas diagnósticas de alta resolución, como ha ocurrido con la paciente 322597, mi hermana, a la que han dejado de asistir con la inmunoterapia, ya sea por falta..." 

Justo cuando denunciaba los problemas de su hermana Omara Ruiz Urquiola, quien padece cáncer y en una ocasión se le negó el tratamiento, fue interrumpido una tercera ocasión por la delegación de Cuba.

El diplomático de la isla señaló que "resulta cada más evidente el intento de manipular este espacio para cuestiones ajenas". Esta vez, Corea del Norte apoyó a Cuba. 

"Ya sea por falta de medicamentos –prosiguió Urquiola– como uso de placebo en lugar del principio activo como método de tortura para doblegarla hasta la expulsión como profesora de la Universidad de La Habana", pudo decir antes de otra interrupción de Cuba.

Australia pidió por segunda ocasión que dejaran terminar de hablar a Urquiola porque su declaración era relevante para la comisión. El vicepresidente acotó que la primera parte de la intervención era relevante, pero no la segunda.  

"(Estos son tácticas) para reprimir al ciudadano cubano de a pie, también bajo régimen de una moderna esclavización y resumir en la inoculación del VIH al que disiente de la cuartilla en el aula universitaria...", dijo Urquiola antes de ser callado por Cuba. El activista tiene pruebas científicas de que la dictadura cubana le inoculó el VIH

Entonces solo le quedaban cinco segundos y el científico pudo denunciar brevemente su caso: "como en el caso del paciente 2321, mi persona, en el Hospital provincial de Pinar del Río el 25 de junio de 2018. Pregunto a las Naciones Unidas..." Fue cortado por el vicepresidente y continuaron con Eritrea que se puso de nuevo a favor del representante cubano y contra Urquiola.

Como se puede ver en el video, la intervención de Ariel Ruiz Urquiola, quien estuvo en huelga de hambre para ser escuchado en la ONU, no pudo ser totalmente oída por las constantes intervenciones de los diplomáticos de Cuba, Venezuela, China, Eritrea y Corea del Norte. 

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, presidió la sesión por videoconferencia, porque viajó a Chile este jueves tras la muerte de su madre.

Archivado en:

Alberto Arego

Periodista e inmigrante, cubano y español. Máster en Periodismo por la Escuela de Periodismo UAM-El País y graduado en la Universidad de Sevilla. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Internacional de Andalucía.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985