Avenida de los Prsidentes, también concida como calle G, en La Habana Foto © CiberCuba

Arquitecto cubano sobre la calle G: Las transformaciones fueron ejecutadas sin ninguna de las consultas reglamentarias

La pavimentación de más de 100 metros de césped de la céntrica Avenida de los Presidentes, también concida como calle G, en La Habana, "constituye una violación urbana y patrimonial injustificada", explicó en su perfil de Facebook el arquitecto cubano Universo García Lorenzo.

"Las transformaciones fueron ejecutadas sin ninguna de las consultas reglamentarias, sin la aprobación de la Comisión de Monumentos, sin la aprobación de la Dirección Provincial de Planificación Física, y por tanto sin Licencia de Obra, constituyéndose de hecho en una Violación Urbana y en una acción en contra del Patrimonio", aclara.

El municipio capitalino Vedado posee la condición de Zona de Protección que confiere el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura. Basado en ello, García Lorenzo explica que dichos cambios, sin previa consulta, estarían violando la Ley No.1 de Protección del Patrimonio Cultural y la Ley Nro. 2 de los Monumentos Nacionales y Locales.

"Esta condición obliga a que cualquier proyecto en la zona de El Vedado sea presentado a revisión y aprobación de la Comisión Provincial (o Nacional) de Monumentos, órgano de consulta del Consejo Nacional de Patrimonio", comenta. Dicho documento debe tener, además, la correspondiente revisión y aprobación por la Dirección Provincial de Planificación Física para otorgar la Licencia de Obra. 

El césped de un tramo de la céntrica avenida fue cubierto con adoquines

Esta semana varios cubanos denunciaron en redes soaciales que el parque en la G, a la altura de la calle 3ra, en el Vedado habanero, habían sustituido el césped y cortado los árboles y en sustitución habían colocado adoquines de concreto.

La noticia generó una oleada de críticas, dado que esta es una de las calles más populares y transitadas de La Habana. En la belleza arquitectónica que le caracteriza juega un papel fundamental el verde de la vegetación.

"Es anacrónica y chapucera… es desagradable a la vista, incoherente y sin respeto a una zona histórica y patrimonial de El Vedado", comentó Alejandro Palmarola, funcionario del Jardín Botánico Nacional.

La medida se tomó, presuntamente, por el daño que sufría la vegetación de la zona debido a la penetración del mar en temporada ciclónica.

Las entidades proyectistas cuentan con especialistas en áreas verdes

García Lorenzo explica en su post que "las entidades proyectistas cuentan con especialistas en áreas verdes y paisajismo, en urbanismo, en drenaje y pavimentación, en gestión de riesgos, etc, que coordinan estrategias y propuestas para mejorar la sostenibilidad de los verdes urbanos ante los fenómenos climatológicos".

El especialista nombra una serie de entidades a las que el Gobierno provincial pudo recurrir antes de tomar la decisión. Entre ellas la Facultad de Arquitectura en la CUJAE, el Jardín Botánico Nacional, el Comité de Paisajismo de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba UNAICC y la Fundación Antonio Núñez Jiménez para la naturaleza y el Hombre.

"Existen en Cuba hoy mismo especies arbóreas, de cobertura y de césped capaces de resistir y regenerarse en estas condiciones adversas. Hay artesanos y empresas aptas para reproducir los bancos originales dañados. El mobiliario urbano es un componente significativo de la identidad del paseo. ¿Qué justifica su sustitución por otro tipo de bancos?", cuestiona.

El valor del Patrimonio es de igual significado tanto en 2 kilómetros de extensión como en estos 100 metros mutilados.... Nadie tiene derecho a destruirlo, nada justifica la improvisación, es nuestro disfrute, nuestra historia y nuestro patrimonio cultural", concluye.

El muro de la Playita de 70

Los habaneros se quejaron recientemente por un muro que las autoridades construyeron a la altura de 1ra y 70 en Miramar en el actual Paseo Marítimo de la capital, un proyecto que el Gobierno creó el año pasado para espectáculos y otros eventos en el área.

El paseo tiene varios negocios, estatales y privados, parque de diversiones para niños y adultos, puestos de artesanos y una plaza para conciertos. 

La construcción de un muro en el área generó la indignación de muchos cubanos, no solo porque privatizaba el espacio sino porque rompía con la arquitectura y las vistas.

Tras las críticas el muro fue derribado y el Consejo de Defensa Provincial explicó posteriormente que este se había construido por una mala interpretación de Planificación Física acerca del dictamen hecho por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.