La icónica tienda de la Calle Ocho cierra después de 77 años de servicio Foto © Wally Gobetz/Flickr

Cierra La Casa de las Guayaberas de Miami por la crisis del coronavirus

La icónica tienda de la Calle Ocho "La Casa de las Guayaberas" cerrará sus puertas la próxima semana después de 77 años de servicio, según anunció la compañía este viernes en un comunicado.

"Lamentamos profundamente tener que cerrar nuestra tienda debido a la pandemia, el clima de incertidumbre financiera y la falta de apoyo o asesoramiento por parte del gobierno", informó una portavoz de la compañía.

La tienda tiene prevista una venta de cierre desde el lunes 27 de julio hasta el domingo 2 de agosto en su local ubicado en 5840 Southwest 8th Street y también en su sitio web. Todas las mercancías tendrán un 50% de descuento.

Ramon Puig, el dueño de "La Casa de las Guayaberas", montó su primera tienda en Cuba en  1943 y falleció en Miami en 2011, a los 90 años.

Durante décadas, Puig y su marca vistieron a presidentes de Estados Unidos, líderes mundiales, actores famosos y destacados miembros de la comunidad latina.

La popular prenda se ha usado durante varias generaciones sin perder su popularidad (hace apenas unas semanas fue noticia en España cuando el Rey Felipe VI la incorporó a su vestuario, disparando la ventas) y se ha convertido en todo un símbolo para los exiliados cubanos.

Confeccionada casi siempre en hilo o algodón, generalmente de color blanco o tonos claros, es realmente una pieza muy fresca, cómoda y elegante.

Puig tenía sólo 23 años cuando abrió su sastrería en Zaza del Medio, Sancti Spiritus. Sus guayaberas pronto se hicieron populares y el joven sastre empezó a venderlas a domicilio.

En 1963, el gobierno de Fidel Castro le expropió su negocio.

“Nos dijeron: Salgan por esa puerta, nada de lo que está aquí es suyo”, rememoró su viuda, Juana María, en conversación con la periodista Ivette Leyva. “¿Compensación? Ninguna, casi nos dan un culatazo”.

En 1968, Puig aterrizó en Miami en uno de los llamados Vuelos de la Libertad, y como otros muchos cubanos exiliados, tuvo que empezar de cero. Durante ocho meses trabajó en la lavandería del Hotel Fontainbleau de Miami Beach, ganando 95 centavos por hora.

En sus horas libres, empezó a hacer ropa a la medida a sus amigos y exiliados cubanos. En 1971 pudo alquilar un local al lado del célebre restaurante Versailles, en la Calle Ocho, y desde entonces el negocio comenzó a prosperar.

Puig saltó a la fama en 1983, cuando el presidente estadounidense Ronald Reagan vistió una de sus prendas. Otros presidentes como George Bush padre, y el colombiano Alfonso López Michelsen se han hecho guayaberas con Puig, así como los actores Denzel Washington y Robert Duvall.

Para 1995 la Casa de las Guayaberas había crecido tanto que tuvo que mudarse a un local más amplio, con mayor estacionamiento, ubicado en el 5840 SW 8 St, en West Miami.

Tras la muerte de Puig, su único hijo, Luis, se puso al mando del negocio.

"Nos gustaría darle las gracias por su apoyo a nuestros millones de clientes y amigos en todo el mundo. Ha sido una experiencia increíble y no hubiéramos llegado hasta este punto sin ustedes", dijo la empresa en la declaración.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Ernesto Hernández Busto

Periodista y ensayista cubano. Fundador del sitio Penúltimos Días.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985