Álvaro Uribe, expresidente de Colombia Foto © Flickr / Centro Democrático

Expresidente Uribe rechaza presencia de médicos cubanos en Colombia: "Así empezó la toma de Venezuela"

El expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, se manifestó en contra de la presencia de médicos cubanos en ese país para atender a los pacientes enfermos de COVID-19 y aseguró que "así empezó la toma de Venezuela".

Para justificar su posición, el exmandatario colombiano agregó que el personal médico de Medellín es "de excelencia"  y que Cuba explota a los médicos como una “trata de blancas".

Su mensaje se publicó en Twitter este domingo, luego que el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, solicitara al embajador cubano en ese país el envío de una brigada médica con capacidad para atender 600 UCI.

El expresidente colombiano se sumó así a la lista de políticos que criticó la petición y aseguró que durante estos cuatro meses de la pandemia "se debería haber avanzado en entrenar al talento humano en manejo de UCIS".

Otra de las figuras de la política que se negó a la importación de servicios médicos procedentes de la Isla fue la senadora María Fernanda Cabal. “El alcalde Daniel Quintero ofrece trabajo y seguridad a médicos cubanos para atender el pico de la pandemia en Medellín, desechando los médicos locales, que además tienen mejor preparación. ¡Inaudito! Así se gasta la plata de los contribuyentes”, escribió en Twitter.

La presencia de médicos cubanos en diferentes países, a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus, ha reavivado los debates en torno a la explotación que sufren los galenos de la Isla a cambio de salarios ínfimos en comparación con el dinero real que pagarían las naciones que contratan el servicio.

Organizaciones no gubernamentales como el Observatorio Cubano de Derechos Humanos, con sede en Madrid, y representantes de países como Estados Unidos o de la Unión Europea han acusado al Gobierno cubano de usar a sus médicos para obtener ingresos ante el cierre de fronteras y la eventual crisis económica asociada a la enfermedad.

"Los médicos cubanos enviados a responder a la pandemia de COVID-19 ofrecen valiosos servicios a numerosas comunidades, pero a costa de sus libertades más básicas. Los gobiernos interesados en recibir la asistencia de médicos cubanos deben exigirle al gobierno de Cuba que reforme su orwelliano sistema, que regula con quiénes los médicos pueden vivir, hablar o incluso mantener una relación sentimental", dijo José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW.

Aunque no es común que se divulguen los beneficios financieros que se obtienen en este tipo de contratación, algunos medios de prensa extranjeros han filtrado los datos. En México, por ejemplo, se supo que el Gobierno le pagaría a su homólogo cubano más de seis millones de dólares, mientras que en Sudáfrica la cifra se eleva a más de 14 millones.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985