Algunos de los sobres con semillas recibidos en nueve estados norteamericanos Foto © Collage Facebook/Washington State Department of Agriculture

Estadounidenses reciben misteriosos paquetes de semillas procedentes de China

Una cantidad indeterminada de paquetes de semillas no solicitados -procedentes presuntamente de China y muchos de ellos etiquetados como joyería- han aparecido en los buzones de algunos residentes en nueve estados norteamericanos.

El hecho ha creado alarma entre los funcionarios de agricultura, que advierten que las semillas desconocidas podrían ser perjudiciales para el medio ambiente e introducir enfermedades perjudiciales para el hábitat local.

Autoridades de estados como Louisiana, Virginia, Kansas, Ohio, Washington, Kentucky y Wyoming han abierto alertas luego de que varios residentes reportaran haber recibido en los últimos días los misteriosos sobres; que además de los citados estados también han aparecido en algunas zonas de Utah, Arizona e incluso Reino Unido, según informes locales.

Las fotos de los paquetes muestran que fueron entregados a través de China Post -una compañía de envíos china de propiedad estatal- y en muchos de los sobres figuran caracteres chinos y etiquetas que describen el contenido como "collares" o "anillos".

No está claro quién está enviando exactamente los paquetes y si las semillas son realmente dañinas. En todo caso, el Departamento de Agricultura solicitó que cualquiera que haya recibido el misterioso sobre por correo debe comunicarse con la Oficina de Servicios de la Industria Vegetal.

Los funcionarios instaron a la población a informar a los funcionarios locales para recibir instrucciones concretas sobre cómo manipular las semillas.

“Yo quiero reiterarles: no planten las semillas”, dijo Ryan Quarles, comisionado de Agricultura de Kentucky en un comunicado de prensa difundido el 27 de julio, en el que enfatizó a la población los posibles riesgos asociados con las semillas, que podrían ser invasivas y pueden introducir enfermedades, según advirtió.

"Nosotros no sabemos lo que son y no podemos arriesgarnos a ningún daño a la producción agrícola en Estados Unidos. Nosotros tenemos el suministro de alimentos más seguro y abundante del mundo y debemos mantenerlo así”, añadió.

El Departamento de Agricultura del estado de Washington describió el acto como “tráfico agrícola”, y pidió a las personas que recibieron las semillas que conserven el embalaje, que podría “ser necesario como prueba”, hasta que reciban nuevas instrucciones.

El Departamento de Policía de Whitehouse, en Ohio, dijo que sospechan que las semillas forman parte de una estafa de Brushing, estafa de cepillado, en la que un vendedor online envía productos baratos sin previo aviso, permitiéndoles así presentar revisiones en nombre de los destinatarios para aumentar las clasificaciones de los productos.

Si eso sucede, dijo la policía, los residentes deben contactarlos y evitar abrir los paquetes, y “uno de nuestros oficiales con gusto les quitará el paquete de las manos”.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) dijo a The Epoch Times que su Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS) trabaja en estrecha colaboración con los departamentos de Aduanas y Protección de Fronteras y con el Departamento de Agricultura del estado para “prevenir la entrada ilegal de semillas prohibidas y proteger la agricultura de Estados Unidos de plagas invasoras y malas hierbas nocivas”.

Un portavoz del Departamento de Agricultura de EE.UU. también pidió que quien reciba algún paquete no solicitado guarde las semillas y los envases, incluida la etiqueta de envío”, y resaltó la importancia de no plantar semillas desconocidas.

Lori Culley, que vive en Tooele, Utah, publicó el incidente en Facebook después de recibir semillas marcadas como pendientes. Ella dijo que alrededor de 40 personas, en su mayoría de su ciudad, le respondieron y dijeron que habían tenido la misma experiencia.

“Espero que no sea nada demasiado grave”, dijo a Fox 13, y aconsejó a los que reciban semillas que no han sido encargadas que no las toquen ni las tiren a la basura. “No podemos no ser demasiado cautelosos. Tenemos que hacerlo. Ya hay demasiadas locuras en nuestro mundo, y muchas de ellas vienen de China”, añadió.

Las plantas y semillas que se envían a Estados Unidos desde otros países están reguladas por el Programa de Protección Fitosanitaria y Cuarentena, administrado por el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Deben ir acompañadas de un certificado fitosanitario que garantice que el producto esté libre de plagas y enfermedades.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985