Estanterías vacías en el mercado TRD ubicado en 26 y 15, en el Vedado Foto © Facebook/Jorge Gómez de Mello

Cubano denuncia falta de "productos básicos" en mercado en CUC

El crítico de arte cubano, Jorge Gómez de Mello, ha documentado en imágenes el desabastecimiento que por estos días aqueja a una de las tiendas en que se pueden comprar “productos básicos” en CUC o en pesos cubanos, mercados devenidos en el Patito Feo frente a las flamantes tiendas en MLC.

“Este post es especialmente para los que creen con fe ciega en el modelo de planificación centralizada que rige la vida de nuestro país desde hace más de medio siglo”, adelantó Gómez de Mello en Facebook.

A continuación relató que entró a un mercado TRD, ubicado en 26 y 15, en el Vedado, “dispuesto a comprar algunos de los 47 ‘productos básicos’ que la Ministra de comercio interior aseguró que se venderían en este tipo de comercios”, pero con escasos resultados.

“Aquí están todos los que encontré, son muy básicos, demasiado para mi gusto de hombre sin fe”, concluyó, y acompañó su irónica publicación con dos fotos en las que se ven estanterías completamente vacías.

“Una mentira tras otra”, “Sin comentarios”, "La mentira tiene piernas cortas", "La mesa retonta aguanta de todo", "¿A cuánto estaba el montacargas?”, fueron algunas de las reacciones a la publicación, que pone el dedo en la herida abierta tras la apertura de las polémicas tiendas en MLC.

"Mientras los gestores de la economía tengan sus freezers repletos, la economía puede esperar. Mención especial para el exilio que ha sostenido a la familia cubana en estos meses. Hoy todas esas largas colas se hacen en un enorme por ciento con el dinero que envían los que pueden trabajar por dinero y no por un futuro luminoso", se puede leer en uno de los comentarios más concienzudos al post.

El pasado 14 de julio, cuando todavía no estaban abiertos los nuevos establecimientos en moneda libremente convertible, Jorge Gómez de Mello también publicó en Facebook imágenes que mostraban un creciente desabastecimiento, en ese caso en el mercadito Oro Negro, en 2 y 5ta B, en Miramar, donde la mayoría de los estantes también estaban vacíos.

"Imágenes del descalabro. Hoy en el mercadito Oro Negro de 2 y 5ta B, Miramar. Sólo agua mineral y estas botellitas de Angostura al inexplicable precio de 316.25 pesos cubanos o 12.65 cuc", publicó entonces. 

Los ansiados "productos básicos"

El gobierno cubano dio a conocer el pasado 20 de julio una relación de los productos que la población podría adquirir en las tiendas que venden en pesos convertibles (CUC), luego de la creación de nuevos mercados en divisas con alimentos y artículos de primera necesidad, devenidos en competidores de lujo en lo que respecta al surtido.

Según lo establecido, la red tradicional de mercados en CUC y en moneda nacional (CUP) debe vender productos como leche en polvo y evaporada, quesos, yogurt, picadillo de res, hamburguesas y picadillo de pavo.

También pollo, salchichas, embutidos, manzanas, aceite vegetal, puré de tomate, otras conservas de tomate, conservas cárnicas y de pescado, pastas alimenticias, granos, harina de trigo, café, azúcar y sal.

Entre los productos de aseo vendidos en CUC, deben figurar el detergente, jabón de lavar y tocador, papel sanitario, desodorante, crema dental, almohadilla sanitaria, culeros desechables, toallitas húmedas, champú, frazada de piso y cepillos dentales.

En el apartado de los artículos de ferretería están en el listado pinturas, cemento gris y blanco, muebles sanitarios y lavamanos, puertas plegables y de interiores, tubos fluorescentes rectos y bombillos ahorradores, entre otros, de acuerdo con una lista referida en Cubadebate. Sin embargo, la realidad parece distar de tan amplio listado.

La directora general de Tiendas Caribe, Ana María Ortega Tamayo, dio a conocer en días atrás que de los más de 4.800 puntos de ventas existentes en el país, solo 72 comenzarían a implementar sus servicios en MLC y en las restantes se podría acceder a los citados artículos "básicos".

La apertura de las tiendas en moneda libremente convertible ha estado teñida de polémica por varios motivos: solo una parte de la población cubana tiene acceso a dólares estadounidenses y otras monedas extranjeras necesarias para obtener una tarjeta bancaria en MLC (sin obviar que gran parte de ese dinero proviene de remesas procedentes de Miami, el "coco" del gobierno cubano).

Otra clave de la polémica ha sido el sorprendente abastecimiento de las tiendas en MLC, cuyo envidiable surtido se impuso como por arte de magia tras meses de escasez generalizada. Ortega Tamayo se justificó diciendo que los productos llegaron a la isla solo 72 horas antes de la apertura de los establecimientos. 

Ante el desolado panorama de la red de mercados en CUP y CUP -referida en los últimos días de forma creciente en las redes sociales- muchos cubanos hacen votos para que pronto arribe "El Contenedor" de los productos básicos destinados a esos comercios, y animar así el triste panorama de las monedas caídas en desgracia en la isla.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985