Buque Bella Foto © Department of Justice

EE.UU. decomisa cuatro cargamentos de combustible iraní con destino a Venezuela

WASHINGTON, 14 ago (Reuters) - Estados Unidos dijo el viernes que había confiscado cuatro cargamentos de combustible iraníes con destino a Venezuela, interrumpiendo una línea de suministro clave tanto para Teherán como para Caracas a medida que desafiaban las sanciones impuestas por Washington.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, señaló que Irán no debería enviar cargamentos a Venezuela. Agregó que los envíos incautados ahora se dirigían a Houston, Texas, un importante centro de comercialización de crudo de Estados Unidos, y sugirió que era posible que ya hubieran llegado.

"Van a Houston. Y están allí", afirmó Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca. "Los estamos trasladando y los moveremos a Houston".

El Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo que ejecutó una orden de incautación emitida por un tribunal local y destacó que con la ayuda de socios extranjeros la propiedad confiscada, un total de aproximadamente 1,116 millones de barriles de petróleo, ahora está bajo custodia estadounidense.

El Departamento de Estado estadounidense atribuyó a su enviado especial saliente para Irán como el responsable de la operación de incautación.

"Nuestra diplomacia, dirigida por el Representante Especial para Irán, Brian Hook, pudo detener estos envíos y ayudar a los Departamentos de Justicia y Seguridad Nacional a ejecutar una orden de incautación de Estados Unidos", informó en un comunicado.

Ni el Departamento de Justicia, ni el Departamento de Estado estadounidense ofrecieron detalles de cuándo, dónde o cómo ocurrió la incautación. Este último tampoco reveló qué medidas tomó Hook, cuya renuncia se anunció a principios de esta semana, para asegurar la confiscación.

En julio de 2019, Hook había enviado correos electrónicos al capitán de un tanquero de bandera británica, el cual fue brevemente confiscado por Irán en el Golfo, que decían que la administración de Trump estaba ofreciendo varios millones de dólares para llevar uno de los buques que confiscarían a Estados Unidos.

Washington ha impuesto sanciones a ambos países en un intento de detener las exportaciones de petróleo y privarlos de su principal fuente de ingresos, presionar la salida del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y cambiar la actuación del gobierno de Irán. También ha amenazado con sancionar a los armadores y embarcaciones involucrados en la comercialización del crudo entre Teherán y Caracas.

Las tensiones entre Irán y Estados Unidos aumentaron el año pasado, luego de una cadena de incidentes relacionados con el transporte marítimo en y cerca del Golfo Pérsico.

Los fiscales estadounidenses presentaron una demanda en julio para incautar el cargamento de gasolina en los cuatro tanqueros, y posteriormente un juez emitió una orden de decomiso. Fuentes legales dijeron previamente a Reuters que los cargamentos no podían ser incautados hasta que estuvieran en aguas territoriales de Estados Unidos.

Los propietarios de las cuatro embarcaciones acordaron que se transfiera el combustible para enviarlo a Estados Unidos, dijo el jueves una fuente del gobierno estadounidense. La orden solo cubría los cargamentos, no los buques.

Los cuatro tanqueros que transportaban el combustible son Bella, Bering, Pandi y Luna, con bandera de Liberia, los cuales son propiedad, gestionados y controlados por las empresas griegas Vienna LTD y Palermo SA. Vienna y Palermo no respondieron a las solicitudes de comentarios.

El Departamento de Justicia dijo que, luego de la incautación, la armada de Irán abordó a la fuerza un barco no relacionado en un aparente intento de recuperar el combustible, y agregó que el Comando Central del Ejército estadounidense publicó el jueves un video.

Hook dejará oficialmente su cargo en las próximas semanas, aseguró una fuente familiarizada con el asunto y, después de su salida, el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, asumirá el caso de Irán.

(Reporte de Humeyra Pamuk, Mark Hosenball y David Brunnstrom; reporte adicional de Alexandra Alper, Marianna Párraga en Ciudad de México y Jonathan Saul en Londres. Traducido por Deisy Buitrago. Editado en español por Javier Leira y Manuel Farías)

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985