Médicos rusos niegan el traslado del opositor Alexei Navalny a hospital en Alemania

Los partidarios del opositor han denunciado que en el hospital hay más policías que médicos, y que no se les permite el acceso al enfermo.

Una imagen del opositor en febrero de este año Foto © Twitter

Este artículo es de hace 1 año

El opositor ruso Alexei Navalny, en coma tras ser presuntamente envenenado, no puede ser transportado al hospital alemán que se ofreció a tratarlo pues los médicos rusos que lo atienden alegan que su estado no es estable y no es posible meterlo en un avión.

Navalny, de 44 años, fue internado el jueves en el hospital de urgencias n°1 de Omsk luego de manifestar síntomas de envenenamiento en el vuelo que lo trasladaba a Moscú desde la ciudad de Tomsk (Siberia). Su avión debió aterrizar de emergencia ante la gravedad del cuadro, y el opositor ingresó al hospital en estado de coma.

Kira Yarmysh, portavoz del líder opositor, asegura que éste fue envenenado con una sustancia que posiblemente le añadieron al té que tomó en el aeropuerto de Tomsk, pues fue lo único que Navalny ingirió ayer por la mañana.

En un primer momento, los médicos que lo atendieron se mostraron dispuestos a aceptar su traslado a Alemania en un avión medicalizado, que ya se encuentra en el aeropuerto de Omsk. Sin embargo, horas después cambiaron radicalmente de posición.

“La noche la pasó bien (...), su estado a las 8 de la mañana experimentó cierta mejoría. Pero hasta ahora no podemos conseguir estabilizar claramente su situación”, dijo este viernes Alexandr Mujarovski, director del Hospital de Urgencias Nº 1 de la ciudad siberiana de Omsk, en una rueda de prensa, citado por la agencia Interfax. “Si el estado del paciente fuera estable, mis especialistas y la junta que reunimos hoy no se hubieran opuesto (al traslado)... No se puede decir que estamos poniendo obstáculos”, aclaró.

Para agregar más suspicacias, Anatoli Kalinishenko, subdirector del hospital, agregó luego que “hasta ahora no se ha identificado ningún veneno en la sangre ni en la orina” de Navalny. “No creemos que haya sido víctima de un envenenamiento”, afirmó, advirtiendo que no podía, por ley, hacer público su diagnóstico, pero que sí lo había comunicado a su familia. Se da la circunstancia de que Kalinishenko es funcionario local del mismo partido de Vladimir Putin, archienemigo de Navalny.

Desde el entorno del opositor, las noticias son inquietantes.

“Yulia Navalny (su esposa) no fue informada del diagnóstico de Alexei, a pesar de las declaraciones de los médicos. Lo que se les dijo es un conjunto de síntomas que pueden ser interpretados de diferentes maneras. Los médicos aún no pueden establecer la causa de la condición de Alexei”, escribió Yarmysh en su cuenta de Twitter.

"La prohibición de transportar a Navalny es un atentado contra su vida, la están llevando a cabo en este momento los médicos y las autoridades mentirosas que lo han autorizado", añadió.

También Anastasía Vasílieva, la doctora que atiende habitualmente a Navalny, ha rechazado la decisión del hospital. “Es ilegal mantener a Alexei en un hospital que no cuenta con los tratamientos, condiciones y equipos necesarios. No nos enseñan los informes”, escribió también en Twitter.

Otro colaborador del líder opositor, Ivan Zhdanov, dijo a los periodistas que un oficial de policía presente en el hospital acababa de avisarles de que se había hallado un veneno mortal en el cuerpo de Navalny, que era peligroso no solo para él sino también para quienes lo rodeaban. El nombre de la sustancia no se ha especificado porque es "un secreto de la investigación", dijo Zhdanov, director de la Fundación Anticorrupción de Navalny. "Todos a su alrededor necesitan trajes especiales. Por eso se niegan a que se puedan llevar a Alexei", aseguró.

Zhdanov también tuiteó una foto del hospital donde puede verse a dos personas con apariencia de agentes secretos custodiando la habitación del opositor.

Horas antes la agregada de prensa del opositor había denunciado que en el hospital de Omsk había más policías que médicos y que sus compañeros no tenían acceso a él. Cuando Yulia, su esposa, llegó desde Moscú junto con su médico personal, se les prohibió la entrada, con dos pretextos sucesivos: que "el paciente [en coma profundo] no había dado su consentimiento para la visita" y luego que no era posible establecer el vínculo que unía a la pareja [el  certificado de matrimonio]. Finalmente se le permitió una breve visita.

Según la última versión oficial recientemente difundida por RT, el opositor sufre un "trastorno metabólico" debido a "una fuerte caída del azúcar en sangre en el avión, lo que le causó la pérdida del conocimiento".

Según el director del hospital, Mujarovski, los médicos han determinado también la naturaleza del componente químico que se habría encontrado en la piel y la ropa de Navalny, precisando que se trata de "un componente químico de un vaso de plástico".

"Se tomaron muestras de la superficie de la piel, de la ropa y de las uñas. Esta es una sustancia química industrial común que se usa en vasos de plástico", indicó el médico.

Alexéi Navalni, de 44 años, es uno de los principales opositores de Putin en Rusia. Su trayectoria incluye varias candidaturas a la alcaldía de Moscú. Además, fue gobernador de Kirov de 2006 a 2008 y escribe regularmente en medios de prensa independiente rusos. Ha sido frecuentemente acosado por las autoridades, encarcelado e impedido de participar en las elecciones con diversos pretextos.

En 2017, fue atacado por varios hombres que le arrojaron antiséptico a la cara, dañándole un ojo.

El año pasado, Navalny fue trasladado de urgencia a un hospital desde la prisión, donde estaba cumpliendo una condena tras un arresto administrativo. Sus partidarios hablaron de envenenamiento, pero los médicos dijeron que había sufrido un ataque alérgico severo y lo volvieron a enviar a prisión al día siguiente.

La Fundación de Navalny para la Lucha contra la Corrupción ha estado exponiendo la corrupción entre los funcionarios del gobierno de Putin, incluidos algunos al más alto nivel.

Fundada en 2011, la organización reveló casos que involucran al fiscal general Yuri Chaika y al ex primer ministro Dmitri Medvédev en turbios manejos económicos. El mes pasado, sin embargo, la Fundación tuvo que cerrar después de una demanda económicamente devastadora de Yevgeny Prigozhin, un empresario con estrechos vínculos con el Kremlin.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Ernesto Hernández Busto

Periodista y ensayista cubano. Fundador del sitio Penúltimos Días.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba