Grandal, camino de anotar la carrera decisiva. Foto © Chicago White Sox/Twitter.

Grandal, Robert y Soler lideraron el furioso viernes de la Armada

Tres jonrones y cinco multihits presidieron una jornada ligamayorista cubana donde Yandy Díaz volvió a estar a la altura y los pitchers cerradores tuvieron suertes dispares en sus respectivas salidas.

La mayor parte del gasto ofensivo insular tuvo por escenario el desafío entre Medias Blancas y Reales, definido por un cuadrangular en la parte baja del noveno salido del bate de Yasmani Grandal.

El receptor de Chicago cerró de 5-2 con su cuarto bambinazo, una conexión que castigó la recta (93 mph) de Ian Kennedy y dejó el estadio por la zona del right field.

Unas entradas antes, su coequipero Luis Robert (que estuvo de 4-2) le había hecho una gracia similar a un cambio de Danny Duffy, para de esa manera llegar a ocho batazos por encima de las cercas y 19 carreras impulsadas. El novato ya tiene .899 de OPS.

El restante jonronero de ese encuentro, Jorge Soler, lo hizo desde la trinchera opuesta. El Crudo finalizó el viernes de 4-2 con un cuadrangular a costa de la bola rápida (94 mph) de Matt Foster que empató el choque en el séptimo episodio y representó su octavo de este año.

Como si no fuera bastante brillo cubano ya en el juego, Yoan Moncada hizo su aporte a los ChiSox –que llegaron a la cima de su división- con par de indiscutibles en cuatro ocasiones más anotada y remolcada.

El quinto multihits de la Armada se lo agenció José Iglesias, de 5-2 con anotada. El torpedero, que vive una excelente campaña desde el tercer turno ofensivo de los Orioles, había estado fuera de servicio desde el 15 de agosto por problemas en el cuádriceps de su pierna izquierda y regresó por la puerta ancha.

Ahora mismo, Candelita posee el segundo promedio más alto de toda la MLB entre los jugadores que ya consumieron 60 turnos oficiales: DJ LeMahieu anda por .411, y él exhibe .400.

Otro que volvió a destacar fue Yandy Díaz, el cual decidió en el octavo capítulo la cerrada porfía entre Rays y Marlins, que hasta ese momento iba igualada a cero. En el inning de marras, el villaclareño (de 4-1 en general) logró un hit que supuso su décima empujada de este curso.

Así, su average quedó momentáneamente en .295 con OBP de .422, el cuarto más elevado de la Liga Americana.

En cuanto a los taponeros, Raisel Iglesias escaló el box de los Rojos para sofocar la rebelión de los Cachorros en el noveno capítulo, cuando llegaron a ponerse con desventaja de sola una rayita.

El pinero necesitó seis lanzamientos para sacar dos outs y apuntarse su cuarto salvamento de la temporada y, de paso, adecentar su promedio de limpias (ahora es de 5.59).

La cara fea de la moneda le tocó a Aroldis Chapman, que en apenas su segunda salida del año encajó su primer fracaso cuando no pudo preservar la mínima ventaja de Yanquis sobre Mets.

Su faena no pudo ser más breve: le dio base por bolas a Jeff McNeil y luego Amed Rosario le despachó una slider por el jardín izquierdo. Así, en 2020 lleva tres carreras permitidas en un inning de trabajo, para efectividad de 27.00.

Los demás cubanos que salieron al terreno fueron José Dariel Abreu (Medias Blancas), quien ligó un tubey en cuatro chances; José Israel García (Rojos), que salió de 4-1; Lourdes Gurriel Jr. (Azulejos), de 4-0; y Adeiny Hechavarría (Bravos), de 1-0.

Archivado en:

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.