Uno de los cubanos que fue increpado en el acto organizado en Suiza Foto © Captura de video

Respuesta al señor que dijo a cubano anticastrista en Suiza que se fuera a Miami

El pasado viernes 11 la Association Suisse-Cuba organizó un evento bajo el tema "La Santé avant le profit" para abordar la "colaboración médica cubana en el mundo", de donde fueron expulsados varios emigrados cubanos que querían manifestar su postura contra la dictadura cubana.

Tras el lamentable episodio dos cubanas han enviado una carta dirigida a un ciudadano suizo que mandó a vivir a Miami a uno de los cubanos que asistió al evento y que intentó hacerse escuchar para manifestar sus críticas al régimen.

A continuación CiberCuba reproduce íntegramente la carta-respuesta enviado a nuestra redacción.

Respuesta al Señor de los cabellos blancos, que en el evento de Yverdon le dijo a un cubano-suizo que se fuera al paraíso de Miami.

Señor de los cabellos blancos, dese una respetada, por los años que ha vivido y por el mundo donde usted ha vivido. Usted debería ya haber aprendido lo que significan las palabras libertad y democracia. ¡Dele gracias a Dios, de que usted nunca ha vivido segregado dentro de su propia tierra por profesar una ideología comunista! Esta confederación le dio a usted la libertad de hacer sus campañas y supongo, nunca por eso estuvo en prisión.

Yo salí de mi tierra buscando un porvenir y libertad, eso lo encontré en la tierra que lo vio nacer a usted, porque aquí sí hay hombres y mujeres que respetan el derecho a la democracia. Si hubiese tenido que ser dirigido por un hombre como usted, señor del cabello blanco, con su ideología, de seguro no hubiese encontrado mi segunda patria en la confederación helvética.

Uno sabe dónde nace, pero no dónde muere y a usted, que tanto ama aquella ideología y sistema, lo invito con toda humildad a que emigre e incluso, le regalo media casita que tengo en La Habana. ¿Qué le parece la idea? Se va con la libreta, a vivir como un cubano, sin chances de otra índole, que no sea el de levantarse a lucharse la vida sin perspectivas claras de futuro. Vaya a su paraíso caribeño el cual, según usted, es tan maravilloso y al cual usted tanto defiende.

¿Quién le ha dado el derecho a usted de invitar a un hermano cubano-suizo a que se exilie en Miami? Seguro que si fuese presidente helvético lo desterraría de la confederación. ¿Quién le dio a usted, señor del cabello blanco, el derecho a fotografiarlo para que se sintiese intimidado de posibles represalias? Aquí no tenemos dictadores y estamos en pleno goce de nuestros derechos constitucionales.

Este evento era un espacio abierto sobre el tema de la salud en Cuba y podía asistir quien desease. ¿O es que había segregación política para el evento?

Ellos escucharon los argumentos y se comportaron adecuadamente. No se les dio la palabra y solo se manifestaron de manera cívica.

Todo dentro de un marco de respeto y en una democracia que permite libertad política, religiosa, etcétera. Sin embargo ustedes, señores y señoras, no aceptaron como es habitual e hicieron uso de la fuerza e intimidación, según los testimonios y varias grabaciones que así lo atestiguan.

Llegaron a ejercicio de fuerza, al punto que uno de estos jóvenes tuvo que quitarse las garras de una persona, el que sí implementó su fuerza de manera violenta echándolos hacia fuera del local, siendo perseguidos por un gran grupo que querían acallar sus voces.

Voces que ya no se pueden apagar, porque se están propagando por todo el mundo, quitando la careta a un sistema que reprime a todo el que no piense igual a ellos.

No permitiremos que se nos reprima por pensar diferente. Con acciones cívicas denunciaremos todo acto de prepotencia. Somos ciudadanos con derechos en estas tierras y se demuestra una vez más en unos días, cuando los confederados votarán por ejercer sus derechos.

No nos callarán, porque en cada uno de nosotros se alzarán las voces de los que sí no pueden hablar. Lucharemos hasta donde nos permita nuestras capacidades, por una Cuba democrática desde la Confederación Helvética.

Alguien dijo que se calentó Europa y yo diría que Suiza sí está caliente y les puedo asegurar, que la mayoría de los cubanos piensan como nosotros, solo que tienen miedo de represalias, y alzan sus voces en la retaguardia, porque aún están controlados por la energía del miedo.

¡Vivan esos valientes cubanos que alzaron sus voces!
¡Viva Jose, Nicky, Eisbel, Orlando y demás!
¡Viva Cuba Libre y Democrática!

Nota: Este es un texto enviado a CiberCuba por sus autoras Maribel García González y Yanet Díaz

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta carta a CiberCuba son de exclusiva responsabilidad de su autor. CiberCuba hace su mejor esfuerzo para verificar la veracidad de la información recibida pero no da garantías sobre la misma

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Playlist de videos en CiberCuba


¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985