Bodega derrumbada Foto © Cortesía

Derrumbe en Santos Suárez deja a un bodeguero sin casa

La vivienda de un bodeguero en el municipio Diez de Octubre, en La Habana, colapsó luego del aguacero (no tan fuerte) del pasado jueves, confirmaron a CiberCuba varios testigos del hecho.

El derrumbe ocurrió en la calle Libertad, entre Goicuría y Mayía Rodríguez, en el reparto Santo Suárez. Según relataron los vecinos de la zona, la mitad del inmueble se cayó tras las lluvias. El resto de la propiedad quedó en pie, pero se encuentra en muy mal estado. A pesar de ello el bodeguero de la zona, a quien todos conocen como el Guille, continúa viviendo allí.

Un lector de CiberCuba que vive cerca fue testigo del suceso y relató cómo varios jóvenes se salvaron de morir aplastados por solo unos minutos. En ese portal había antes una bodega que se derrumbó hace varios años por su avanzado deterioro. En el espacio que quedó libre la gente acostumbra a resguardarse de la lluvia y ese día, casualmente, unos muchachos que se dedican a vender pan por las calles estuvieron esperando a que escampara.

“Eso está en esas condiciones hace rato. Por supuesto, ese deterioro está así desde 1959, que a eso jamás en la vida se le ha echado ni una gota de pintura. Pero bueno, eso se ha venido desplomando poco a poco, y el hombre sigue viviendo ahí mismo, bajo esas condiciones”, explicó la fuente.

El día del suceso los adolescentes estaban allí con sus carretillas de pan. “En ese momento se cae una piedra y casi le da uno de los muchachos. Ellos se asustaron y se fueron”, detalló.

Al poco rato cayó otro pedazo e inmediatamente ocurrió el desplome total. El Guille, quien vive en la parte de atrás de lo que quedó dde la antigua bodega, salió corriendo para la calle asustado.

“Ahí llamaron a los bomberos, vinieron y estuvieron ahí unos 30 minutos parados pensando a lo mejor si se desplomaba más, porque no hicieron nada, ni siquiera entraron a la casa”, cuestionó el testigo.

De acuerdo a la fuente de CiberCuba, minutos después volvieron a pasar por allí los vendedores de pan y uno de ellos exclamó: “Ay, Dios mío, nací, caballero, yo estaba parado ahí hace media hora”.

Lo más triste es que pese al peligro inminente de un nuevo derrumbe, el bodeguero continúa durmiendo allí, porque al parecer no tiene otro lugar donde vivir.

La Habana se cae a pedazos, ninguno de sus municipios escapa del deterioro material. Esta semana un grupo de vecinos de un edificio multifamiliar en la Habana Vieja demandaron ayuda de las autoridades ante el riesgo de derrumbe total de la construcción.

Se trata de un inmueble ubicado en la calle Acosta 62, entre San Ignacio e Inquisidor, en la Habana Vieja. Sus habitantes llevan años reclamando medios para reparar la edificación o que se les dé la opción de reubicarse en otras casas.

“La última vez que vinieron del Gobierno municipal de Habana Vieja el inspector certificó que no procedía el peligro de derrumbe ni 'albergamiento'. Eso es un descaro, cuando vienen nos dicen que sí, que todo se va a resolver, pero no hacen nada. Ya se derrumbaron dos apartamentos que están cerrados. Mira este cuartico, es de un anciano que está durmiendo en los portales de la calle Monte, cerca de Cuatro Caminos”, señaló Lázaro Rafael Fernández Gálvez al diario independiente CubaNet.

Esto sucedió a dos cuadras de Cuba y Acosta, donde la semana pasada el derrumbe de un edificio provocó la muerte de una señora de 69 años, que quedó aplastada por los escombros.

La fallecida fue identificada como Rosa Martía Sortis Cuella. Durante más de seis horas miembros del Comando 1 del Cuerpo de Rescate y Salvamento y de la Cruz Roja trataron de rescatar a la mujer, que finalmente falleció.

El inmueble estaba en muy malas condiciones y las últimas lluvias pusieron el punto final a su endeble estructura, que colapsó con varios de sus residentes dentro. No les dio tiempo a escapar.

Fe de errores: Una versión inicial de este artículo decía que se había derrumbado la bodega. Sucede que la población de la zona continúa refiriéndose a ese local como “la bodega”, tal como se escucha en el audio enviado a la redacción de CiberCuba por el testigo del incidente. En realidad la bodega se derrumbó hace varios años aunque el bodeguero siguió viviendo en lo que quedaba del establecimiento.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985