Un momento de la protesta en Brickell Foto © Samantha J. Gross/Twitter

Manifestantes contra el racismo provocan cierre de centro comercial en Brickell

Un grupo de manifestantes contra el racismo invadió este sábado algunos locales de ocio del área de Brickell y obligó a cerrar el concurrido centro comercial Brickell City Centre.

La manifestación provocó que muchos de los clientes que estaban consumiendo en terrazas de restaurantes y bares de la zona se vieran obligados a entrar en los locales.

"Abandonen los bares y salgan a las calles" o "Mientras ustedes están cenando, los negros mueren", fueron algunas de las consignas coreadas por los manifestantes.

La protesta se desplazó luego hasta el Brickell City Centre, que finalmente decidió cerrar sus puertas temiendo saqueos o destrucción de la propiedad.

Los manifestantes se reunieron en el centro de Miami para denunciar al gran jurado de Kentucky que no responsabilizó a ningún agente policial por la muerte a tiros de Breonna Taylor, una enfermera de Louisville de 26 años, asesinada por la policía en una redada fallida el pasado marzo.

La marcha, organizada por organizadores independientes y el grupo de activistas antirracismo The Sound Miami, fue una de las muchas manifestaciones que tuvieron lugar en todo Estados Unidos para protestar por la decisión judicial.

Un policía fue despedido y, a principios de este mes, la ciudad de Louisville prometió reformas y pagó a la familia de Taylor $ 12 millones para resolver una demanda por homicidio culposo presentada por la madre de Taylor contra la ciudad.

A principios de esta semana, un gran jurado acusó formalmente a un ex agente de policía de Louisville por "poner en peligro sin sentido" sus acciones durante la redada. No se anunciaron cargos contra los otros dos oficiales que hicieron disparos, y nadie fue acusado por la muerte de Taylor.

La marcha, de alrededor de 100 personas, avanzó del downtown hacia Brickell, seguida por patrullas de la policía.

Después de casi dos horas de marcha, empezó a llover y los manifestantes se separaron.

No hubo enfrentamientos directos con la policía, aunque los coches patrulla siguieron de cerca el camino de los manifestantes.

“No hay buenos policías en un sistema racista”, seguían gritando los manifestantes. "No hay malos manifestantes en una revolución".

La protesta planeada fue la primera en Miami desde que el gobernador Ron DeSantis anunció esta semana una propuesta legislativa de amplio alcance destinada a crear penas más severas para los manifestantes.

La propuesta, denominada "Ley de protección contra la violencia, el desorden, el saqueo y la aplicación de la ley", crearía un nuevo delito grave por daños a la propiedad o lesiones durante una protesta de siete o más personas, protegería a los conductores que "huyen de una turba por seguridad" de la responsabilidad por lesiones o muertes que puedan causar y promulgará un mínimo obligatorio de seis meses de sentencia para cualquier persona condenada por golpear a un agente del orden durante una reunión ilegal.

La propuesta también prohibiría que cualquier persona acusada de delitos relacionados con dichas reuniones sea puesta en libertad bajo fianza antes de su primera comparecencia ante un juez.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985