Donald Trump Foto © Flickr / The White House

Trump pide al Congreso que apruebe ayuda para cheques de 1200 dólares

El presidente Donald Trump canceló las conversaciones que mantenía con los demócratas sobre la aprobación de un gran paquete de estímulo para inyectar en la economía estadounidense y, en su lugar, la Casa Blanca propuso una nueva ronda de cheques de 1200 dólares.

“Si me envían una factura independiente para cheques de estímulo de 1200 dólares, estos irán a parar INMEDIATAMENTE a manos de nuestro gran pueblo. Estoy listo para firmar ahora mismo. ¿Estás escuchando Nancy?”, tuiteó Trump la noche del martes.

La noticia de la paralización de las negociaciones entre el presidente con el Congreso desplomó el mercado bursátil en las primeras horas de este miércoles. 

El presidente Trump rechazó inicialmente seguir negociando con los demócratas porque, según su asesor económico, Larry Kudlow, están "demasiado cerca de las elecciones".

Por la misma vía el presidente había dado antes por terminadas las rondas de conversaciones con la Cámara de Representantes para aprobar el paquete de estímulos, prometiendo volver a ellas después “de que yo gane [las elecciones]”.

Asimismo, dijo que aprobaría la financiación para industrias específicas en dificultades, como las aerolíneas y las pequeñas empresas, lo que sigue estando por debajo de los objetivos que propusieron los congresistas demócratas.

La cifra inicial propuesta por este grupo fue de 3.4 billones de dólares, que luego rebajaron a 2.2 billones. Por su parte, la Casa Blanca rebajaba aún más la propuesta, hasta los 1.6 billones de dólares. La líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, albergaba esperanzas de que el positivo a coronavirus del presidente hiciese que los republicanos comprendiesen la gravedad y magnitud del problema.

En un mensaje enviado desde la Casa Blanca, Trump, dado de alta del hospital el lunes, llamó a los americanos a no temer al coronavirus y a no dejarse ganar por el pánico por una enfermedad que él ha resistido y que pasará tan pronto se obtenga una vacuna.

Sobre su intención de impulsar una serie de paquetes individuales más pequeños sobre artículos mutuamente acordados, el presidente Trump tuiteó: “La Cámara y el Senado deben aprobar INMEDIATAMENTE 25 mil millones de dólares para el apoyo a la nómina de las aerolíneas y 135 mil millones de dólares para el programa de protección de cheques de pago para pequeñas empresas. Ambos se pagarán en su totalidad con fondos no utilizados de la Cares Act. Tengo este dinero. ¡Lo firmo ahora mismo!”.

Horas antes, Trump había tirado un jarro de agua fría sobre las conversaciones de estímulo en una serie de tuits. “Nancy Pelosi está pidiendo 2.4 billones de dólares para rescatar a Estados demócratas mal administrados y con alto nivel de delincuencia, dinero que de ninguna manera está relacionado con la COVID-19”.

La cifra real aprobada por los demócratas en la Cámara Baja era de 2.2 billones, pero en cualquier caso resultó rechazada por la Casa Blanca. “Hicimos una oferta muy generosa de 1.6 billones de dólares y, como de costumbre, ella (Pelosi) no está negociando de buena fe. Estoy rechazando su solicitud y mirando hacia el futuro de nuestro país”.

“He dado instrucciones a mis representantes para que dejen de negociar hasta después de las elecciones, cuando, inmediatamente después de que gane, aprobaremos un importante proyecto de ley de estímulo que se centrará en los estadounidenses trabajadores y las pequeñas empresas”, indicó el presidente.

Trump cerró la puerta a un acuerdo preelectoral horas después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijera que es necesario un mayor estímulo a la economía, enfatizando en que la recuperación tiene “un largo camino por recorrer” y que mientras mayor fuera el paquete de estímulo más rápido y reforzada saldría la economía.

Pelosi, manifestó en un comunicado que Trump "había mostrado sus verdaderos colores" al anunciar el fin de las negociaciones, diciendo que la decisión "demuestra que el presidente Trump no está dispuesto a derrotar el virus" y que siente "desprecio" por los estadounidenses de a pie.

Por su parte, el candidato demócrata Joe Biden dijo a los electores: “No se equivoque: si está sin trabajo, si su negocio está cerrado, si la escuela de su hijo está cerrada, si está viendo despidos en su comunidad, Donald Trump decidió hoy que nada de eso, nada de eso le importa él”.

Las negociaciones actuales se habían centrado en un paquete que habría proporcionado otra ronda de pagos directos a los estadounidenses, mejorado los beneficios por desempleo y dinero para las escuelas, las pruebas, las pequeñas empresas y las aerolíneas, que han comenzado despidos sustanciales.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985