El bebé Nick Foto © Facebook / Patty Torres

Hospital en Texas podría desconectar a bebé de 10 meses pese a reclamos de la familia

El bebé Nick podría ser desconectado de un respirador artificial en un hospital de Texas, después de vencerse el plazo que un tribunal dio para mantenerlo en ese estado, por petición de los padres y sus abogados.

Nick fue declarado con muerte cerebral por médicos del hospital de niños de Texas, pero la familia, atada a su fe, pide que el menor continúe conectado a un respirador artificial. La fecha para que el pequeño sea desconectado ha sido cambiada tres veces por un tribunal de apelaciones del condado Harris.

“El código de salud de Texas dice que, si una persona ya es considerada muerta, el hospital no tiene obligación de mantenerla conectada a un ventilador y la pueden desconectar. En este caso la familia ha explorado otros hospitales para que acepten el cuerpo del niño y ningún hospital lo ha hecho”, explicó la abogada Silvia Mintz.

La defensa de la familia interpuso una moción para detener el proceso el lunes a las 6:00 pm, como lo había ordenado la juez Donna Roth, de una corte civil del condado Harris.

Por su lado, la magistrada escuchó los testimonios de las dos partes y determinó que el bebé Nick tendría que ser desconectado el lunes 5 de octubre, a las 12 del mediodía, más tarde extendió el plazo hasta las 6:00 pm y finalmente la corte de apelaciones indicó que el miércoles a las 5:00 pm, detalla un reporte de Univision.

Mintz agrega que, en algunos casos, los jueces pueden emitir un paro temporal bajo determinadas condiciones, una de ellas sería si se estuviera ofreciendo al paciente apoyo para vivir y se hace un análisis legal antes de ser desconectado.

“Ese análisis legal no aplica aquí porque el niño no está recibiendo apoyo para vivir debido a que el cerebro está ya declarado muerto, simplemente los órganos están funcionando por la ayuda del respirador artificial”, expuso Mintz.

“Cuando tú tienes una evaluación de muerte cerebral en la cual estás seguro que el paciente tiene una muerte cerebral basado en los estudios que se les pueden hacer, en ese momento la persona está muerta y no hay vuelta atrás, desafortunadamente”, dijo el doctor Joseph Varón del Centro Médico United Memorial.

El especialista enfatizó que, si se trata de una muerte cerebral completa, el paciente se declara fallecido. No obstante, la familia del bebé Nick espera un milagro y ha pedido a la comunidad unirse en oración para que suceda.

“El hospital no quiere darle tiempo, entonces que me permitan llevarme a mi bebé a casa y que Dios decida, no el hombre. Si Dios le dio vida en mi vientre ningún hombre en la tierra tiene el poder de quitársela, solo Dios. Como madre les pido que sigan orando por mi bebé”, dijo la madre del pequeño, Ana Patricia Torres, en Facebook.

“Para que puedas llevarte a alguien a tu casa necesitas un respirador, alguien que sepa manejarlo, un succionador, son muchas cosas. El niño tiene un tubo que llega a la tráquea, ¿quién se lo va a cambiar? No es tan fácil decir, me lo voy a llevar a la casa y santo remedio”, señaló el doctor Varón.

“Un hospital no dejaría que un paciente se vaya a su casa, la familia se lo tendría que llevar en contra de la voluntad médica, tendría que firmar una serie de papeles”, añadió.

Desde el 24 de septiembre, Nick ha estado conectado al respirador artificial en el Texas Children's Hospital de Houston. El bebé, que entonces tenía 10 meses, sufrió un accidente en la tina del baño que le provocó la muerte cerebral.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985