Cola para comprar pollo en Mayarí, Holguín Foto © Asamblea Municipal del Poder Popular de Mayarí

Denuncian escasez crítica de alimentos en el oriente de Cuba

Residentes en las provincias orientales de Cuba denunciaron la terrible escasez de alimentos y artículos de aseo que han vivido en los últimos meses.

Esta región, que históricamente ha sido la más pobre y atrasada del país, está sufriendo ahora el mayor abandono por parte del Gobierno.

Aunque el desabastecimiento de productos de primera necesidad se sufre en toda la Isla, los habitantes de la zona oriental lo padecen en un grado extremo.

Según denunciaron opositores a Martí Noticias, la falta de comida ha llegado a un punto límite.

En Bayamo, Granma, el comunicador Roberto Rodríguez Cardona, explicó que la modalidad implantada de vender los productos de la libreta en las tiendas recaudadoras de divisas no está dando resultados, porque no alcanzan para todos los núcleos familiares.

“Hace más de medio mes que no se distribuye pollo. No hay nada, es bastante caótica la situación que estamos viviendo en estos momentos”, dijo.

En Manzanillo, en la misma provincia, el doctor Santiago Márquez Frías relató que tuvo que pasar ocho horas en una cola para poder comprar el pollo de la cuota.

“La situación aquí con el desabastecimiento llega a grados extremos. No hay pollo, no hay aceite, no aparecen las viandas… vivimos en una agonía constante”, subrayó.

En Holguín la situación es similar. El activista William Tamayo, miembro de la Alianza Democrática Oriental, informó que en Banes no hay nada ni en los mercados agropecuarios estatales ni en las tiendas en divisas.

“No hay arroz, no hay frijoles, no hay azúcar, no hay café (…). Acopio está colapsado, no venden viandas ni frutas, nada que ofertar”, describió.

También en Baracoa, municipio de Guantánamo de difícil acceso, las autoridades han puesto puntos de control donde los inspectores multan a los campesinos que vienen de Maisí a venderles viandas, les decomisan las mercancías.

Desde que comenzó la pandemia de coronavirus en el país han sido numerosas las denuncias de las largas colas para adquirir alimentos básicos en tiendas y mercados de las provincias orientales. En agosto, el influencer Yander Serra compartió en su perfil de Facebook imágenes que mostraban aglomeraciones frente a los comercios, en medio de rebrotes de coronavirus.

No es el carnaval Manzanillo 2020, es la cola para el aceite”, fue el mensaje que acompañó una fotografía de una cola en la ciudad.

Lo mismo sucedió en Baracoa, donde sus residentes han tenido que pasar hasta siete horas de cola para comprar un solo pomo de aceite de soya.

Así confesó a CiberCuba un joven que un día se levantó a las 2:30 a.m. porque alguien le avisó que venderían aceite en la tienda panamericana Cubacú. Pese a que llegó al local de madrugada, no fue el primero en la cola: había ya más de 20 personas. Pero cuando tras abrir la tienda a las 9:30 a.m., cuando repartieron los turnos cogió el número 44.

Pudo colar a su abuelo porque aunque los pomos de aceite son de cinco litros, la escasez obliga a las familias a comprar más de lo que necesitan en ese momento. Ese día se vendieron todos los que había en la tienda.

“Las colas son peores si entra pollo o pasta de dientes”, aseguró el joven.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985