Stephen Miller, asesor principal del presidente Donald Trump Foto © Wikimedia Commons

Asesor de Trump revela agresiva agenda de inmigración para un posible segundo mandato

El asesor principal del presidente Donald Trump, Stephen Miller, anunció medidas enérgicas contra la migración ilegal y nuevos obstáculos para los aspirantes a inmigrantes legales en Estados Unidos, de ganar las elecciones el próximo 3 de noviembre.

Durante una entrevista telefónica de 30 minutos el jueves con la cadena NBC News, el funcionario reveló detalles de la agenda migratoria que implementará la actual administración para un segundo mandato, la cual tendrá cuatro prioridades: Limitar las subvenciones de asilo, castigar y prohibir las "ciudades santuario", expandir la llamada prohibición de viajar con controles más estrictos para los solicitantes de visa y poner nuevos límites a las visas de trabajo.

De acuerdo con el funcionario, estas medidas permitirán "elevar y mejorar el estándar de entrada" a Estados Unidos.

Miller ha impulsado controvertidas políticas migratorias de la administración Trump que los críticos describen crueles, racistas y antiéticas a los valores estadounidenses como nación de inmigrantes; pero él insiste en que su prioridad es proteger la seguridad y los salarios de los estadounidenses.

Por ello, dijo, no se comprometería a levantar la congelación de las nuevas tarjetas de residencia y visas que expiran a fin de año.

Sobre la controvertida política de "tolerancia cero" que llevó a la separación de las familias y por la cual el mandatario fue muy criticado estos cuatro años, Miller declaró que la administración está "100 por ciento comprometida con una política de unidad familiar".

Sin embargo, mencionó que la política en ese sentido estaría encaminada a mantener a las familias unidas en detención migratoria mientras esperan su juicio ante un juez de migración. 

Miller también apoyó la disminución de las concesiones de asilo en los últimos cuatro años. Al respecto, señaló que la administración de Trump en un segundo mandato buscaría expandir los acuerdos de "reparto de la carga" con Honduras, Guatemala y El Salvador, países que podrían cortar los caminos hacia Estados Unidos para los solicitantes de asilo, muchos de ellos cubanos, que cruzan Centroamérica rumbo a la frontera sur con México.

En la entrevista también recordó que la Casa Blanca ha retenido algunas subvenciones a las ciudades santuario, lo cual se recrudecería en un segundo gobierno, a través de dos nuevos proyectos. 

El primero incluye una legislación que castigue a las jurisdicciones que se niegan a entregar a ICE para su deportación a personas arrestadas que se encuentren ilegales en Estados Unidos; y la segunda iniciativa impulsaría una ley para obligar a las autoridades a entregar a esos migrantes a los federales.

Otra prioridad sería "construir y expandir el marco que hemos creado con la prohibición de viajar, en términos de elevar el estándar para la detección y la verificación de antecedentes para la admisión a los Estados Unidos", afirmó el consejero a NBC News.

De acuerdo con el asesor, eso incluye métodos de detección mejorados y más intercambio de información entre agencias para examinar a los solicitantes que buscan admisión en el país a través de un nuevo proceso de entrevistas. 

Afirmó que en un segundo mandato también finalizaría los esfuerzos para reducir el uso de programas de trabajadores invitados (visas H-1B9) y eliminaría el sistema de lotería utilizado cuando las solicitudes exceden la cuota anual. 

Trump buscaría un "sistema de entrada basado en puntos" para las concesiones de visas estadounidenses. Este facilitaría admitir solo a aquellos que "pueden contribuir más a la creación de empleo y oportunidades económicas", al tiempo que previene el "desplazamiento de trabajadores estadounidenses", subrayó.

Tras dar estas declaraciones Miller, enfatizó que estaba hablando de las prioridades del segundo mandato de la administración Trump solo en su calidad de asesor de campaña.

El equipo del rival demócrata a las elecciones, Joe Biden, reaccionó a las declaraciones del asesor del presidente, y calificó la agenda de Miller como un programa xenófobo para dividir a las comunidades.

La directora de medios latinos de Biden, Jennifer Molina, expresó al respecto que la candidatura demócrata va a "ganar esta elección para que personas como Stephen Miller no tengan la oportunidad de escribir más políticas xenófobas que deshonren nuestros valores estadounidenses".

El propio Biden opinó este viernes a través de un comunicado en el que dijo que la agenda esbozada por Miller representa "cuatro años más de retórica y división de odio" y políticas que demuestran "crueldad y exclusión" en lugar de esperanza.

"Esta agenda está diseñada para hacer una sola cosa: dividir nuestras comunidades con retórica barata y xenófoba, y demonizar a quienes buscan hacer solicitudes legítimas de asilo en Estados Unidos, para encontrar una vida segura para ellos y sus hijos", señaló.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985