Liliana Torres (izquierda), junto a sus dos hijos y una ahijada. Foto © CiberCuba

Madre con dos hijos y un nieto en camino se mete a vivir en una bodega y el Gobierno de Cuba amenaza con desalojarla

Una madre cubana se metió a vivir con sus dos hijos (un niño de 7 años y una adolescente de 16 años, embarazada) en una bodega abandonada en La Habana y el Gobierno del Partido Comunista de Cuba les ha dado 24 horas para irse o de lo contrario amenaza con desalojar a la familia del local.

Liliana Torres asume que la bodega no es suya, pero no quiere vivir en la calle con sus dos hijos y el nieto que viene en camino. Hasta que se metió en la bodega, ella vivía en la casa de sus madre con sus dos hermanos, pero en el apartamentico de un solo cuarto no caben todos.

Encima, el inmueble está declarado inhabitable desde 1992. En ese año a su familia le dieron orden de mudarse a un albergue, pero el Gobierno nunca les asignó una plaza.

No tuvo otra alternativa que meterse a vivir en una bodega que estaba vacía y ahora las autoridades de la Isla le han dado un toque de atención porque entienden que ella tiene que desalojar el local.

Cuando el Gobierno de Cuba declaró inhabitable la casa de la madre de Liliana Torres, ella tenía ocho años. Ahora ella tiene 34 y la necesidad obliga. "Sé que no lo puedo hacer, pero no tuve más opción (que meterse en la bodega). Creí que era la vía más fácil para resolver un hogar que es lo que verdaderamente necesito", explica a través de un audio enviado a CiberCuba por mediación de una amiga suya ya que ella no tiene teléfono.

Tras siete meses viviendo en la bodega, que estaba cerrada hasta que Torres y sus hijos se metieron a vivir ahí, los funcionarios del Gobierno de Cuba la citaron a una reunión y le dieron un ultimátum que ella no cumplió porque no puede cumplirlo: no tiene adónde ir con sus hijos.

"Yo le expliqué que cómo él me va a desalojar sin darme una alternativa, si yo soy un caso social de 1992, con orden de albergue y ellos a mí no me han resuelto", añade Torres.

Para su sorpresa, el funcionario del Gobierno le dijo "que eso se verá después", pero que ahora tienen que desalojar la bodega. "Irnos para mi casa (la de su mamá) no es una opción porque no cabemos y si lo hago, nunca voy a tener lo mío", dice en declaraciones a este periódico.

No es la primera vez que madres con problemas habitacionales deciden meterse a vivir en infraestructuras del Estado. Ocurrió en Baracoa, Guantánamo, donde varios vecinos se instalaron por la fuerza en las aulas de lo que iba a ser la Facultad de Agronomía de la montaña, cuyas obras llevaban veinte años inconclusas.

En septiembre pasado, el Gobierno local cedió y decidió reconvertir en viviendas para 15 familias el resto de aulas sin ocupar desde que el edificio quedó a medias por falta de materiales durante el Período Especial.

Ocurrió en Los Lirios, en el Consejo Popular de Limonar, municipio guantanamero de El Salvador. Allí una brigada de la Empresa Constructora Integral del Ministerio de la Construcción estaba trabajando a mediados de septiembre en la reconversión de la facultad en viviendas, con un presupuesto asignado de 400 mil pesos.

Al cierre de 2016, antes de que el huracán Irma azotara la isla en 2017 y de que un tornado arrasara zonas de La Habana en 2019, el propio Estado reconocía que el déficit de viviendas en el país rondaba los 880 000 inmuebles.

Una radiografía reciente de la vivienda en Cuba hecha por el propio ministro de la Construcción, René Mesa Villafaña, en mayo de este 2020 arrojó que en la Isla hay 122 072 casas con piso de tierra y 9 611 cuarterías. De estas últimas, solo se repararán este año 413. Las previsiones de construcción de inmuebles en todo el país no llegan en este ejercicio a 60 000.

Por si fuera poco, el pasado 26 de agosto, el Gobierno cubano reconoció que la tormenta tropical Laura afectó a más de 2 000 viviendas en la Isla, pero esta cifra amenaza con aumentar porque el propio Díaz-Canel admitió que "no es el número final".

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba