Los doctores Zuren Matutes, Alexander Pupo Casas y Lucio Enriquez, en imágenes de archivo. Foto © CiberCuba

Médicos desconfían de versión del MININT sobre muerte de joven que cayó de sus propios pies en un control policial

Tres médicos cubanos residentes dentro y fuera de la Isla han analizado para CiberCuba la versión de la autopsia que dio el Ministerio del Interior de Cuba sobre la muerte del joven Luis Alberto Sánchez Valdrá, alias Lilipi, tras supuestamente caerse de sus propios pies durante un control policial selectivo realizado a principios de diciembre pasado en una céntrica calle de Pinar del Río. El joven permaneció varios días en terapia intensiva hasta que falleció el pasado 2 de enero.

Zuren Matutes, neurocirujano cubano, que trabajó en el Hospital Hermanos Ameijeiras y que ahora reside en México; Alexander Pupo Casas, el joven estudiante de Neurocirugía expulsado de la Universidad de Las Tunas por manifestar opiniones que no están en sintonía con el discurso oficial cubano y Lucio Enríquez, especialista en Médicina Legal y actualmente médico de Urgencias del Sistema de Salud de Castilla-La Mancha, en España, desconfían de la versión oficial del Gobierno. En opinión de los tres, hay algo que no encaja.

Para los tres doctores es posible que alguien se caiga de sus propios pies y muera, incluso en cuestión de minutos. Pero el doctor Matutes matiza que aunque teóricamente es posible, tienen que darse muchas circunstancias para que eso pase. Por ejemplo, que se caiga de sus propios pies y choque contra el contén de la acera, contra algo contundente.

"Tendría que ser una sola lesión por ese único golpe, para que pueda ser posible esto, pero ya cuando hay varias lesiones, no creo que sea posible que una sola caída origine varias lesiones en parte del cráneo y del cerebro", apuntó.

Por su parte, el doctor Alexander Pupo Casas recordó que en una autopsia hay causas primarias, secundarias, terciarias e incluso causas adyacentes. La que presentó el MININT decía que la causa principal fue un edema cerebral severo, debido a una fractura de bóveda y base del cráneo, hemorragia subracnoidea derecha, trauma cráneoencefálico severo y caída en el plano de sustentación.

"A mí, personalmente, esto me parece un poco utópico, ficticio. Es posible que una caída pueda producir la muerte. Lo difícil es que una caída pueda provocarte todas estas lesiones que ellos ponen en el certificado de defunción y, además de tener todas estas lesiones, pasarte 20 días ingresado en terapia intensiva y morir por complicaciones de una supuesta diabetes que padecía el muchacho. Creo que ahí es donde ellos no valoraron la posibilidad de que otros médicos pudieran leer este certificado de defunción y tener una duda razonable", apuntó Pupo Casas.

El doctor Matutes apoya este razonamiento. "Tendría que tener ciertas características para que una sola lesión origine un desenlace fatal. Y más que es cayéndose de su plano de sustentación. No es, por ejemplo, que se haya lanzado de una altura o que haya convulsionado. Según el informe del Ministerio del Interior, fue una simple caída, pero realmente cuesta tanto trabajo asociar una simple caída a tantas lesiones que se reportaron después en el diagnóstico de la necropsia que se le realizó".

"Indudablemente cuando nosotros vemos tantas lesiones, hay que pensar que fueron originadas por un objeto contundente en varias ocasiones para llevar a este joven a este estado tan crítico que a pesar de la cirugía, a pesar de tantos días o semanas que estuvo en terapia intensiva, no pudo salvar su vida. Realmente es muy difícil pensar que esa caída ha originado todo esto. Yo pienso que quizás esa nota que sacaron ellos los agarró un poco desprevenidos. Yo creo que nunca pensaron que este caso iba a salir a la luz pública y realmente ellos no tenían preparada una justificación coherente para explicar el deceso de este joven", añade el Dr. Matutes.

Coincide con los dos neurocirujanos, el forense Lucio Enriquez, que recalca que sí es posible morir de una caída, pero matiza que, por lo general, la muerte se produce por una única lesión. "Se ponen a dar estas explicaciones creyendo que todos los que van a leerlo no saben de Medicina, pero el que se interese por el caso y lea, se dará cuenta de que aquí hay algo que no encaja. Sí es posible que alguien caiga y se muera de una lesión, pero llevándolo al caso del que estamos hablando, evidentemente no es posible".

El doctor Pupo Casas aclaró, además, que las hemorragias subracnoideas son comunes, sobre todo, en accidentes de tránsito o golpes en la cabeza de intensidad.

"No es posible que una persona que se caiga de sus propios pies y reciba un solo golpe en la cabeza esté tan fatal. No digo que no pueda pasar porque en Medicina dos y dos no son cuatro, pero es muy poco probable que ocurra, encima de una fractura de la bóveda y la base craneana que ya de por sí tiene que ser un golpe bastante fuerte para recibir una fractura tan extensa, encima reciba también una hemorragia subracnoidea derecha, que pueda ser tan importante como para ocasionar un edema cerebral tan severo, que lo lleve a la muerte tras veinte días de tratamiento".

"Es la cuestión, creo que no cae bien en la historia que ellos cuentan porque no es que no pueda ocurrir; lo que no creo es que ocurra por una caída de sus propios pies. Si el paciente se hubiera caído y hubiera rodado por una escalera recibiendo dos, tres, cuatro, cinco golpes en la cabeza, o se hubiera caído de una bicicleta que anduviera a velocidad o en una moto y se hubiera dado un golpe directo en la cabeza, no te digo que estas cosas puedan pasar porque las he visto", dijo.

Por su parte, el Dr. Matutes desconfía también de que el paciente, siendo diabético no haya mostrado síntomas antes de desvanecerse, como por ejemplo, estar sudoroso y avisar de que se caía.

Tanto Alexander Pupo Casas com o Zuren Matutes aseguran que si les llegan al Cuerpo de Guardia y le dicen que el paciente se cayó de sus propios pies y otra persona les dice que le dieron una paliza, ambos se quedan con la versión de la paliza, pero no una cualquiera sino "una bien dada", apunta Matutes que aclara que la fractura que tenía es más común en casos de golpes con objetos contundentes.

Lucio Enriquez, asimismo afirma que cuando leyó la autopsia, se imaginó al paciente cayendo de una montaña, dando vueltas, golpeándose la cabeza hasta llegar a la base. 

Pupo Casas dice además que vio algo similar en un paciente que fue embestido por un buey en varias ocasiones y que pese a tener lesiones parecidas a las que recoge la autopsia oficial de Lilipi, pudo salvar la vida y tenía más de 60 años.

Él duda también de los testimonios presentados por el MININT, que hablan de sus amigos utilizando la palabra "compañero", poco habitual en las relaciones cercanas en Cuba.

Los tres médicos coinciden en que es muy poco probable que la versión que ha dado el MININT haya ocurrido tal cual la han contado. "Hay un 99,99% de probabilidades de que esto no ocurra. Quizás la fatalidad andaba de la mano de este muchacho, pero si tenemos en consideración la magnitud del impacto y las lesiones que se produjeron es muy poco probable que alguien se pueda creer una historia de este tipo", recalcó Pupo Casas.

"Hablando de probabilidades de que algo ocurra, la probabilidad sería mínima", concluyó Lucio Enriquez.

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 202-978-9778