Javier Larrondo, presidente de Prisoners Defenders, junto a Denis Solís. Foto © CiberCuba

Lanzan campaña internacional por la liberación de Denis Solís: "No cometió ningún delito"

La organización Prisoners Defenders, con sede en Madrid (España), ha lanzado una campaña internacional para conseguir apoyos que lleven a la liberación del rapero cubano Denis Solís, condenado a ocho meses de cárcel por supuestamente haber incurrido en un delito de desacato, cuando un policía cubano entró sin identificarse en su vivienda y comenzó a grabarlo con un teléfono móvil sin presentar una orden judicial.

Para promover la liberación de Solís, en prisión desde el pasado 9 de noviembre, la organización conformada por abogados y presidida por el madrileño de origen cubano Javier Larrondo, ha elaborado un informe muy completo del caso.

El documento, al que ha tenido acceso CiberCuba, ha sido enviado a entre 30 y 40 ONGs, gobiernos de España o Estados Unidos y organismos como la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. De momento ha conseguido el apoyo de eurodiputados de izquierda que se han comprometido a denunciar la arbitrariedad de la justicia cubana.

En entrevista concedida a este diario, Larrondo defiende la inocencia de Denis Solís, considerado por Prisoners Defenders como un convicto de conciencia.

"En primero lugar, Denis Solís no ha cometido ningún delito", dice Larrondo a CiberCuba, antes de aclarar que el delito de desacato que le achacan  a Solís las autoridades cubanas no sólo está en entredicho en la legislación internacional, sino que además, en la cubana dice que el agente que sufre el desacato tiene que estar en el ejercicio de sus funciones o como consecuencia de ellas. 

Denis Solís grabó al policía que entró sin permiso en su vivienda y aunque le preguntó a éste qué hacía en su casa, el agente guardó silencio, no se identificó y se negó a aportar ningún tipo de información, limitándose a grabar a Solís.

El informe elaborado sobre el caso de Denis Solís, en primer lugar defiende que no hubo delito. En segundo lugar, detalla cuál es el procedimiento legal en Cuba para que un policía entregue una notificación o haga una diligencia en el domicilio de un ciudadano. En tercer lugar, hace hincapié en el acoso e intromisión en la privacidad de Denis Solís, que está protegida por el artículo 48 de la Constitución cubana.

"El policía que usurpó la casa de Denis Solís y se puso a grabarle en su intimidad estaba usurpando sus funciones. Denis Solís es una persona perseguida por motivos de pensamiento y por lo tanto cumple con todos los requisitos para ser denominado como convicto de conciencia", añadió Larrondo.

Prisoners Defenders recalca además que Solís fue detenido el día 9 de noviembre y en menos de 24 horas fue juzgado en una vista oral en la que no tuvo abogado porque nadie de su familia estaba al corriente de su situación y él estuvo más de una semana incomunicado.

"En menos de 48 horas se le puso frente al juez, se le acusó y se le condenó en un proceso que se llama atestado directo, que es el juicio sumario en su versión más expeditiva. El 70% de los juicios sumarios en Cuba son por atestado directo. Estamos hablando de un procedimiento sumarísimo, en el que no tiene que haber ni fiscal, ni abogado. La vista oral se establece entre el policía instructor y el juez. Al fiscal se le avisa posteriormente y se le entrega el expediente después. No es el fiscal el que hace la acusación sino el propio instructor", insiste Larrondo.

En opinión de Prisoners Defenders, el atestado directo es "una violación clara del derecho procesal cubano con respecto a las normas internacionales aceptadas por todos", remarca. 

"En los juicios por atestado directo no se entrega acta de sentencia. Es decir, no tiene ningún papel el acusado para poder defenderse de lo que se le acusa", destaca el presidente de la organización que ha documentado a fondo ya 136 casos de detenciones arbitrarias en Cuba y ha conseguido que Naciones Unidas condene 11 de ellas.

Entran en esas condenas de la ONU, José Daniel Ferrer y Silverio Portal, que consiguieron quedar en libertad.

A esto hay que añadir, que tras el juicio sumarísimo que le hicieron, Denis Solís no tuvo opción de poder apelar porque tenía tres días para hacerlo; su familia no sabía nada y no tenía abogado. "¿Cómo iba a hacerlo?", se pregunta Larrondo.

"Todo ese conglomerado de barbaridades, que no tiene otro nombre, jurídicas, policiales, penales y judiciales, en torno a la figura de Denis Solís, hacen que sea un caso muy fácilmente defendible", en opinión del presidente de Prisoners Defenders.

El caso de Denis Solís, en opinión de Larrondo, obliga a los activistas en Cuba a estar más preparados jurídicamente para que organizaciones como la suya puedan reclamar ante organismos internacionales que se haga justicia. Para ello recomienda que tengan contactos previos con abogados de Bufetes Colectivos de la Isla que puedan asumir su defensa en caso necesario así como la conveniencia de hacer un poder a sus familiares para que estos puedan conseguir información sobre el caso.

Hay que recordar que los huelguistas del Movimiento San Isidro (MSI) incluyeron entre sus reclamos, además del cierre de las tiendas en MLC, la liberación de Denis Solís. 

El desalojo por la fuerza de la sede del MSI llevo a un grupo de artistas cubanos a protestar frente a la sede del Ministerio de Cultura.

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985