Malinalli García y tienda Palco Foto © Malinalli García/Facebook

Expulsan a cubana de la tienda Palco de La Habana por no ser extranjera ni diplomática

Una cubana fue expulsada del Centro Comercial Palco, de La Habana, luego de que el director del lugar le informara que solo estaba permitida la entrada de diplomáticos.

Malinalli García denunció en la red social Facebook el lamentable suceso por el que tuvo que atravesar, cuando acompañó a una amiga extranjera al establecimiento comercial y fue obligada a salir del lugar.

"En el día de hoy acompañé a una amiga a una tienda ubicada en la cercanía de mi casa y cuando fui a entrar me preguntaron si yo era cubana, al contestar que sí era cubana, me dijeron que en esa tienda solo podían entrar los diplomáticos. Contesté que solo acompañaba a mi amiga, pero que no iba a comprar nada. Los trabajadores trataron de explicarme muy apenados, pero fue entonces cuando apareció el director general del Centro Comercial Palco y me informó que el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno (Rodríguez Parrilla) había dado esa orientación", contó García.

La cubana relató, además, que el director del centro comercial afirmó que él también apoyaba que a los cubanos les prohibieran la entrada a esa tienda, pues "según su experiencia, dejaban mucho que desear".

"Se me apretó el pecho ante tal acto de discriminación por parte de este director que al igual que yo es cubano y se dignaba usando una guayabera blanca", señaló la joven.

"Sin importarle que otras personas escuchaban, dijo que los mismos diplomáticos que se encuentran brindando servicio en Cuba, solicitaron al MINREX que no permitieran que los cubanos entraran a esa tienda y que Bruno había aprobado esa solicitud. Luego con una prepotencia alarmante me dijo: ustedes tienen su tienda!", sostuvo García.

La joven respondió al director que "era un anticubano, que no merecía ser el director del complejo Palco, que si odiaba tanto a su pueblo mejor debía irse de Cuba, que como cubana me avergonzaba ver a un cubano expresándose de esa manera tan despectiva".

No obstante, según García, el director continuó "hablando sandeces y puras estupideces".

"Eran tantas las cosas que quería decirle a ese racista, arrogante e indolente", dijo la joven. "Traté de controlarme y me retiré al carro de mi amiga, quien al igual que yo aunque no es cubana estaba tan o más insultada que yo ante tanta discriminación por parte de este director. La actitud de ese señor fue tan desagradable y despreciable que si yo fuera su superior lo expulsaría inmediatamente, una persona como esta, con tan poco tacto, con cero delicadeza, no puede ser director ni de un timbiriche de la esquina".

García refirió que desde el carro podía observar cómo delante de sus ojos se formaba una cola de personas en la entrada de la tienda y, sin embargo, el director solo observaba sin hacer nada para agilizar el servicio.

"Eso solo indica la incapacidad e ineficiencia para brindar un buen servicio con la calidad que se requiere. Es en eso en lo que este director mediocre debe gastar todas sus energías, en buscar la manera de brindar un mejor servicio para sus clientes (diplomáticos) agilizando la cola... y no hiriendo a su pueblo, a su gente", apuntó.

La joven se preguntó: "¿Hasta cuándo los cubanos tienen que aguantar que los discriminen en su propia tierra y que algunos de los que ocupan cargos gubernamentales continúen tomando este tipo de decisiones?".

"Realmente quisiera creer que el director del Centro Comercial Palco ha difamado al Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba", agregó.

"Nunca he vivido en ningún país que he visitado, una humillación como la que he vivido hoy. Realmente es vergonzoso. Sé que a muchos cubanos les tocó vivir algo como esto en el pasado, cuando habían tiendas para diplomáticos y hoteles para extranjeros, pero creí que ya habíamos superado esa etapa", finalizó García.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba