Solicitantes de asilo que esperan en México podrán ingresar a EE.UU. a partir del 19 de febrero

En México país hay 25 000 solicitantes de asilo con casos abiertos, y podrán pasar a Estados Unidos desde el 19 de febrero para esperar los resultados de sus juicios migratorios.

Frontera México-EE.UU. Foto © OIM Centroamérica y Norteamérica/ Twitter

Miles de solicitantes de asilo que esperan en México por sus próximas audiencias ante tribunales de inmigración de la frontera podrán ingresar a Estados Unidos a partir del próximo 19 de febrero, informó este viernes la administración de Joe Biden.

Un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional afirma que en el vecino país hay 25 000 solicitantes de asilo con casos abiertos, y podrán pasar a Estados Unidos a partir del próximo viernes, el 19 de febrero, para esperar el resultado de sus cortes de asilo.

"A partir del 19 de febrero, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) comenzará la fase uno de un programa para restaurar el procesamiento seguro y ordenado en nuestra frontera suroeste.  DHS comenzará a procesar a los individuos que fueron forzados a permanecer en México bajo los Protocolos de Protección al Migrante (PPM)", señaló la agencia federal.

Aproximadamente 25 mil individuos retornados bajo PPM mantienen sus casos abiertos, agrega el comunicado.

La medida impulsada por Biden es un importante paso para desmantelar un elemento central de la política de control de fronteras del expresidente Donald Trump, el PPM, conocido también como programa "Permanecer en México", que entró en vigor en enero de 2019 y que expuso a casi 70 000 personas a la violencia en las ciudades fronterizas mexicanas.

La noticia ha sido largamente esperada por miles de migrantes, entre ellos numeros grupos de cubanos, que llevan casi dos años en México esperando por la resolución de sus casos.

Se calcula que unos 10 000 cubanos han sido regresados a México desde 2019 como parte del programa, para aguardar por el turno de audiencia de sus solicitudes de asilo. Muchos de ellos han abandonado la zona de las zonas fronterizas de México o han entrado ilegalmente a terrirtorio estadounidense huyendo de la inseguridad, algunos utilizando bandas de traficantes humanos.

En noviembre muchos de ellos celebraron la victoria de Biden con la esperanza de que revirtiera la política migratoria de Donald Trump. 

El jueves casi 600 de ellos se manifestaron en la frontera de México con Estados Unidos y solicitaron ayuda al presidente Joe Biden para que se revise sus procesos de solicitud de asilo.

La protesta pacífica tuvo lugar en Reynosa, estado de Tamaulipas, donde expresaron que estaban completamente desalentados con la prolongada espera de sus trámites por la vía legal, mientras han visto a incontables  indocumentados ingresar de manera ilegal a suelo estadounidense.

El comunicado de DHS aclara que las personas que se encuentran en México "no deben tomar ninguna acción en estos momentos, y deben quedarse donde se encuentran en espera de nuevas instrucciones".

"Pronto anunciaremos un proceso de registro virtual al que se podrá acceder desde cualquier lugar.  Una vez que se hayan registrado, se les dará información adicional a los individuos que califiquen sobre el lugar y la fecha en que se deben presentar.  Las personas no se deben acercar a la frontera hasta que se les instruya que deben hacerlo", subraya la nota.

Pero las autoridades advierten que esta medida no significa una apertura para permitir el acceso de nuevos solicitantes de asilo.  

El nuevo proceso aplica a individuos que fueron retornados a México bajo el programa PPM, y cuentan con casos pendientes ante la Oficina Ejecutiva para la Revisión Migratoria (EOIR).

"Individuos fuera de Estados Unidos que no fueron retornados a México bajo PPM, o que no cuentan con casos de migración activos ante la corte, no pueden participar en este programa y deberán esperar nuevas instrucciones.  De forma similar, aquellos individuos en Estados Unidos con casos activos de PPM, recibirán instrucciones por separado en el futuro próximo", explica el documento.

El DHS enfatizó además que este anuncio no debe ser interpretado como una invitación para que las personas migren de forma irregular a los Estados Unidos. 

"Los individuos seleccionados sólo podrán entrar a través de determinados puertos de entrada y en horarios establecidos.  Brindaremos instrucciones en los próximos días sobre cómo los individuos con casos activos de PPM podrán inscribirse de forma remota para continuar su proceso.  Aseguraremos el cumplimiento de las leyes de inmigración y adoptaremos las medidas de seguridad fronteriza durante todo el proceso", aclaró la declaración.

En una llamada telefónica con reporteros el jueves por la noche, tres funcionarios del gobierno de Biden describieron cómo se efectuará este proceso, para el cual los migrantes deberán registrarse en organizaciones internacionales a través de Internet o por teléfono y esperar instrucciones.

Una organización internacional les realizará exámenes por coronavirus mientras se encuentran en México. Sin embargo, aún no se ha publicado el nombre de las organizaciones que participarán en el acuerdo.

Los funcionarios detallaron que se habilitarán tres puestos fronterizos -dos en Texas y uno en California- para el pase a Estados Unidos de los migrantes.

Dos de ellos procesarán 300 personas al día, y el tercero tramitará el paso de un número menor de casos, empezando por las más vulnerables.

Funcionarios gubernamentales también declinaron identificar los lugares que ejercerán esta función por temor a que una avalancha de migrantes se reúna en ellos.

En un comunicado, el secretario de Seguridad Nacional, el abogado cubanoamericano Alejandro Mayorkas, dijo que “el gobierno de Estados Unidos está comprometido a reconstruir un sistema migratorio seguro, ordenado y humano”.

“Esta última acción es otro paso en nuestro compromiso de reformar las políticas migratorias que no se alinean con los valores de nuestra nación”, señaló Mayorkas.

Es la primera decisión importante del DHS con relación a la inmigración desde que Mayorkas tomó posesión en el cargo, a comienzos de este mes.

No obstante, aclaró que la medida “no debe interpretarse como una oportunidad para que la gente emigre de forma irregular a Estados Unidos”.

“Las personas que no son elegibles en esta fase inicial deben esperar más instrucciones y no viajar a la frontera”, pidió Mayorkas.

Explicó que “debido a la pandemia actual, las restricciones en la frontera siguen vigentes y se harán cumplir”.

En el primer día de Biden en el Despacho Oval, el Departamento de Seguridad Nacional suspendió esta política para los recién llegados.

Dejaron de admitirse las inscripciones al PPM y desde entonces, algunos solicitantes de asilo detenidos en la frontera quedaron libres en territorio estadounidense con un citación para comparecer ante un juez.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba