Brutalidad policial en Cuba: Un padre, su bebé y su suegra, apaleados en su casa

Ocurrió en la calle Rita 276 entre Blume Ramos y San Juan Bosco, en San Miguel del Padrón (La Habana). El hombre, de 44 años, su hijo de dos años y la madre de su mujer recibieron una paliza el pasado 13 de febrero por estar parados en la puerta de su domicilio a las 21:00 horas.

La suegra, el padre de familia y el bebé, golpeados por la Policía. Foto © CiberCuba

Orlando Hernández Jiménez, padre de familia, de 44 años; su bebé de dos años y su suegra, de 47 años, recibieron una brutal paliza el pasado sábado 13 de febrero en la calle Rita 276, entre Blume Ramos y San Juan Bosco, en San Miguel del Padrón (La Habana).

Todos viven juntos en una casa pequeña, con poca ventilación y sin portal, que da directamente a la acera. Cada noche se sientan a las puertas de su domicilio porque dentro, el ambiente es asfixiante.

El pasado sábado, la mujer de Orlando Hernández estaba parada en la puerta de la casa con su hijo de dos años cuando llegó el famoso "Tauriano", jefe de Sector en esa zona de Juanelo, y tras un cruce de palabras, empujó a Hernández, que inmediatamente le reprochó la falta de respeto.

Lejos de poner fin a la discusión, el jefe de Sector lo invitó a salir de su casa retándolo y amenazándolo con darle una galleta. Orlando salió y sólo consiguió que le cayeran encima otros cuatro policías.

Eran las 21:00 horas y acababa de empezar el toque de queda implantado por las autoridades cubanas para prevenir los contagios de coronavirus, que este miércoles sumó 3 muertes y 824 contagios en la Isla.

Los agentes de la PNR aparecieron en Juanelo de la nada y la emprendieron a golpes contra la familia de Orlando Hernández, cuenta un testigo de lo ocurrido a CiberCuba.

Fachada de la casa donde ocurrieron los hechos. Foto: CiberCuba

A Orlando Hernández le empotraron la cabeza contra la pared de su casa. A su suegra le dieron una bofetada con la que casi le revientan la cara y al niño, de apenas dos años, lo hirieron en un brazo. Salieron ilesas la esposa de Orlando y su hermana, enferma de cáncer. Esta última sólo atinó a gritar, pidiendo ayuda. Pero nadie acudió.

En cuestión de minutos llegó un camión cargado de policías. El testigo de lo ocurrido no sabe decir cuántos agentes se acercaron a reducir a una familia indefensa.

No es la primera vez que los policías castigan a Orlando Hernández. Hace poco, le pusieron una multa de 2.000 pesos también por estar parado en la puerta de su casa, pero en esta ocasión, sin mascarilla. El sábado fueron más lejos.

"Llegaron a la puerta repartiendo golpes", añade el testigo, que reprocha que les digan que a las nueve de la noche no se puede estar en  la calle y no intenten razonar con la familia que ese trocito de acera es como si fuera su portal o incluso, darles la oportunidad de que entraran a su casa, tras llamarles la atención.

Les cayó una paliza de gratis, pero no hubo más consecuencias. Los policías decidieron que no se los llevaban presos a la unidad. Tampoco los multaron gracias a la intervención del anterior jefe de Sector porque el nuevo (Tauriano) fue el que más golpes repartió.

"Es un esbirro. Es el capitán de la 11 unidad de San Miguel del Padrón. Él los molió a patadas", añade el testigo.

Como consecuencia, la suegra de Orlando Hernández sigue con la cara hinchada. "Le dieron un puñetazo en pleno rostro como si fuera un hombre. Lleva días sin levantarse de la cama de los dolores", recalca la misma fuente.

La familia sabía que no podía estar en la calle a las nueve de la noche, pero creyó que no había nada de malo en estar parados en la puerta de su casa, de la misma forma que muchos vecinos se sientan en sus portales.

No es la primera vez que la 11na estación de Policía de San Miguel del Padrón es protagonista de un escándalo. En 2015 trascendió en la prensa independiente una supuesta relación de agentes de esa unidad con la proliferación de asentamientos ilegales en La Cuevita y La Covadonga. De la noche a la mañana empezaron a establecerse allí personas nacidas en las provincias orientales, que supuestamente guardaban parentesco con los agentes implicados en la trama de corrupción. Esta situación habría llevado a la destitución del jefe de Sector en aquellos momentos.

CiberCuba contactó a la 11na unidad de la PNR de San Miguel del Padrón, pero no respondieron al teléfono. También se puso en contacto por email con el Ministerio del Interior de Cuba para recabar su versión de los hechos ocurridos el sábado 13 de febrero en San Miguel del Padrón, pero en el momento de publicar esta información no había recibido respuesta.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba