Acto de repudio en la casa de la activista Anyell Valdés Foto © Cibercuba

Anyell Valdés impondrá denuncia contra autoridades cubanas por el acto de repudio que sufrió en La Habana

La activista Anyell Valdés, una de los acuartelados en San Isidro, impondrá una denuncia contra las autoridades cubanas por el acto de repudio que sufrió en su casa en La Habana, el pasado 22 de febrero, informó Radio Martí.  

La denuncia fue preparada por el Grupo Jurídico de Ayuda Ciudadana para ayudar el caso de Valdés, "sometida a un acto de repudio, organizado y dirigido por el Ministerio del Interior y el Gobierno Municipal de Arroyo Naranjo, en la capital cubana", se lee en el documento.

Una vez conformado el recurso a manos de los abogados, ahora le corresponde a la activista entregar la denuncia a la policía cubana, dijo el jurista Edilio Hernández Herrera al medio antes citado. 

Hernández Herrera, coordinador del Grupo Jurídico de Ayuda Ciudadana parte del Registro General de Juristas del Ministerio de Justicia de Cuba, agregó que las autoridades cometieron varias violaciones contra Valdés y su familia. 

El acto de repudio fue realizado por una multitud de personas que violaron el espacio privado de su domicilio al saltar su cerca perimetral, la ofendieron, vandalizaron su casa con pintura, rompieron un candado, y todo eso con tres niños pequeños adentro y una madre anciana. 

De acuerdo a la documentación recopilada por Herrera para el caso, entre los agresores tomaron parte oficiales del Ministerio de Interior, la intendente del gobierno municipal de Arroyo Naranjo, Kirenia Pomares, la directora provincial de los CDR, ciudadanos de la zona, y hasta algunos maestros de los hijos de la activista. 

Estos procedieron "sin orden judicial, ni fiscal y sin el consentimiento de Valdés Cruz, a realizar esa manifestación pública de índole política".

El abogado Hernández Herrera explicó que recopiló fotos y videos que muestran la participación de oficiales del MININT, la intendente del gobierno municipal de Arroyo Naranjo, Kirenia Pomares, la directora provincial de los CDR y un grupo de ciudadanos de la localidad.

Estos procedieron "sin orden judicial, ni fiscal y sin el consentimiento de Valdés Cruz, a realizar esa manifestación pública de índole política", dice el documento de la denuncia.

El acto vandálico ocasionó daños materiales a la activista, además de aterrorizar a sus ojos, quienes permanecieron bajo coacción gritando al interior de la casa, ubicada en la calle Morales #86, esquina Finlay, en el municipio habanero de Arroyo Naranjo.  

El acto de repudio fue fuertemente condenado en las redes por los actores de la sociedad civil cubana, quienes lo calificaron como un “crimen”. 

Recientemente, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió medidas cautelares en beneficio y protección de 20 miembros del Movimiento San Isidro, entre ellos Anyell Valdés Cruz.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba