Las Mañanas: Plantados de Cuba, con Lilo Vilaplana y Ernesto Díaz Rodríguez

A raíz del estreno de la película Plantados, CiberCuba ha conversado con el director del filme y ex presos políticos plantados como Basilio Guzmán, Antonio López Muñoz y Oswaldo Figueroa.

CiberCuba
El realizador Lilo Vilaplana, la periodista Tania Costa, el plantado Ernesto Díaz Rodríguez y el historiador César Pérez. Foto © CiberCuba

Este artículo es de hace 1 año

Las Mañanas de CiberCuba dedicó el programa de este miércoles 17 de marzo a la recién estrenada película Plantados, del realizador cubano Lilo Vilaplana, que cuenta la historia de ex presos políticos cubanos y de fusilamientos del castrismo.

Al espacio, que estuvo conducido por la periodista Tania Costa, estuvieron invitados cuatro ex presos políticos plantados: Ernesto Díaz Rodríguez, Antonio López Muñoz, Basilio Guzmán y Oswaldo Figueroa, junto al cineasta Lilo Vilaplana y el historiador cubano César Pérez.

En el espacio de tertulia, que se transmite de lunes a viernes, a las doce del mediodía por el perfil de Facebook de CiberCuba Noticias, se habló de la definición de plantados; de la crueldad que sufrieron en las cárceles cubanas; de cómo al castrismo no le bastó con encarcelarlos durante 20 años-28 años sino que también se encargó de destrozar sus matrimonios y sus familias.

Asimismo salió a relucir el chantaje como arma para doblegar a los plantados y se habló de la fuerza con que esos ex prisioneros han rehecho sus vidas.

"El plantado no es más que un hombre de principio", dijo Basilio Guzmán, que aprovechó para denunciar cómo el Gobierno enviaba jóvenes comunistas a enamorar a sus novias y mujeres.

Sobre el día a día en las celdas, Ernesto Díaz Rodríguez fue meridianamente claro al explicar que pasaron años desnudos y si se enfermaban o sufrían dolores de muelas, no les daban ni una aspirina.

De aquella época recuerdan cómo los presos perdían los dientes, el pelo y sufrieron degradación física sin renunciar a sus principios.

Díaz Rodríguez comentó que hubo miles de presos plantados en Cuba, pero los que han pasado a la historia y aparecen en la película forman parte de un núcleo duro de unos cien ex presos políticos.

Sobre sus vivencias en las cárceles cubanas, Antonio López Muñoz dijo que él, por su color de piel, sufrió una triple cárcel: "Cuando íbamos en la fila de los planes de trabajo forzado, nos daban por negros (...) Nunca dejaron de maltratarnos por negros. Nosotros decíamos que teníamos varias prisiones entonces: la de negro, la de pobre y la de enemigo del sistema", señaló.

Lilo Vilaplana asegura que aunque la película está basada en hecho reales, le fue imposible recoger todo el nivel de crueldad que sufrieron los plantados. 

El cineasta hizo referencia además al premio del público en el Festival de Cine de Miami y a la polémica en torno a la inclusión del filme en su cartelera.

También habló de las consecuencias comerciales de la filtración de la película antes de su estreno e invitó a las autoridades culturales de la Isla a proyectar el filme en La Habana y a organizar un debate entre los esbirros y los plantados.

Por su parte, el historiador César Pérez destacó que los plantados son personas especiales. Sólo eso explica, en su opinión, que hayan vivido lo vivido y hayan podido reconstruir sus vidas; mirar hacia el futuro con optimismo y hacia el pasado sin rencor.

Por su parte, Ernesto Díaz Rodríguez destacó que él defiende que haya justicia sin venganza y la necesidad de construir una Cuba mejor donde los jóvenes puedan tomar sus propias iniciativas y no se vean obligados a vivir en un país dividido en dos razas: los perseguidos y los perseguidores.

Si quieres ver el programa completo pincha aquí.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689


¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más