La vacuna que ha cambiado de nombre Foto © University of Oxford website/AstraZeneca Project

AstraZeneca cambia el nombre de su vacuna a Vaxzevria

La compañía farmacéutica británico-sueca AstraZeneca ha decidido cambiarle el nombre a su vacuna contra el coronavirus, que ahora se llama Vaxzevria.

Con la nueva denominación, aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), el laboratorio farmacéutico que la produce busca hacer frente a la crisis de reputación que ha sufrido tras los casos de trombosis detectados en algunas personas que recibieron este antiviral. Ello provocó un parón de las inyecciones con el compuesto de las farmacéutica en Europa. Sin embargo, tras evaluar la situación, la EMA dictó que la vacuna era "segura, eficaz y sus beneficios superan los riesgos".

El cambio de nombre sería una estrategia empresarial para superar la desconfianza generada por los casos de trombosis con trombocitopenia que se han registrado en pacientes de varios países tras recibir la dosis.

Más de una docena de países de toda Europa han suspendido temporalmente la inoculación de los fármacos tras la detección de un patrón de casos de trombosis en personas vacunadas con la primera dosis de este tipo de vacuna contra el COVID-19. Este mismo lunes, Canadá se sumó a la lista de países que han recomendado suspender la campaña de vacunación de AstraZeneca para las personas menores de 55 años ante algunos casos de reacciones adversas en Europa.

La desconfianza por estos efectos secundarios es un problema más para una campaña de vacunación no exenta de problemas de distribución que han suscitado dudas sobre el papel de la Comisión Europea y la eficacia de su política contra la pandemia.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Greifswald, en Alemania, ha hallado la explicación por la que se han producido los trombos en al menos una treintena de personas inoculadas con la vacuna de AstraZeneca. La causa sería el Síndrome de Trombocitopenia Protrombótica Inmune Inducida por la Vacuna, abreviada como VIPIT, un raro conjunto de síntomas muy parecidos a la Trombocitopenia Inducida por Heparina o HIT, un efecto secundario producido por la heparina que se ha registrado en muy pocas ocasiones.

El VIPIT, cuya probabilidad de aparición es de uno entre un millón de casos, se induce por una activación de las plaquetas y no requiere factores familiares o personales que predispongan. Esta situación, que debe ser identificada lo antes posible, se puede tratar con inmunoglobulinas endovenosas y sus síntomas aparecen entre cuatro y cinco días después de la vacunación.

Otros países han decidido volver a administrar la vacuna e incluso en algún caso, como España, se han modificado al alza las edades de los pacientes a inocular, que podrán tener hasta 65 años.

Por su parte, la Universidad de Oxford, uno de los creadores de la vacuna de AstraZeneca, comunicó la semana pasada su intención de probar la versión inhalada del antígeno. El experimento inicial contará con la colaboración de 30 voluntarios sanitarios de entre 18 y 40 años.

Esta forma de administrar la vacuna de AstraZeneca será menos traumática para muchas personas y puede significar una mayor aceptación del tratamiento en esos grupos de población.

A finales de diciembre, Gran Bretaña se convirtió en el primer país del mundo en aprobar la vacuna contra el coronavirus desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, y hasta el momento ha conseguido vacunar a buena parte de su población y limitar los contagios.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba